El mirador defensa científico médica del aborto en el domicilio

El aborto en casa con medicamentos: seguro y por el Seguro

Juan Gervas

Habiendo medicamentos que lo facilitan, el autor no entiende porqué el aborto, por encima de determinados condicionamientos de los especialistas, no deba realizarse en casa, como viene siendo normal en determinados países de nuestro entorno.

Caso clínico

Alba tiene 18 años y vive en Ourense. Hace un par de años fue una vez a ver a su médica de cabecera, por anginas, y comprobó con asombro que la médica sabía mucho de ella a través de su madre. Ahora se ha quedado embarazada y no sabe cómo hacer para abortar sin que se enteren en casa.

La situación planteada no es inventada, sino cierta. El embarazo no deseado es más común de lo esperado y es legal el elegir el aborto voluntario, pero el proceso es complicado y está obsoleto.

Situación legal en España

Según la Ley, son requisitos necesarios para la interrupción voluntaria del embarazo:

· Primero.- Que se practique por un médico especialista o bajo su dirección.
· Segundo.- Que se lleve a cabo en centro sanitario público o privado acreditado.
· Tercero.- Que se realice con el consentimiento expreso y por escrito de la mujer embarazada o, en su caso, del representante legal, de conformidad con lo establecido en la Ley 41/2002, Básica Reguladora de la Autonomía del Paciente y de Derechos y Obligaciones en materia de información y documentación clínica. Podrá prescindirse del consentimiento expreso en el supuesto previsto en el artículo 9.2.b) de la referida Ley. https://www.boe.es/buscar/pdf/2010/BOE-A-2010-3514-consolidado.pdf

Síndrome del barquero

En Medicina hay síndrome del barquero cuando, pese al avance científico y tecnológico, un profesional retiene unos derechos y actividades que van contra el mejor interés del paciente

Cuando se construye un puente sobre un río, el barquero se queda sin trabajo y por ello el barquero se suele oponer al desarrollo científico y tecnológico. En Medicina hay síndrome del barquero cuando, pese al avance científico y tecnológico, un profesional retiene unos derechos y actividades que van contra el mejor interés del paciente. Por ejemplo, el control del INR (el popular “sintrom”) por el hematólogo, pues lógicamente debería ser por el propio paciente y en todo caso en atención primaria http://equipocesca.org/cual-es-el-limite-en-la-prestacion-de-servicios-cercanos-al-paciente/
http://borinot-mseguid.blogspot.com.es/2009/05/el-sindrome-del-barquero-y-la.html

En el aborto voluntario, sobran “médicos especialistas”. El ejemplo en Francia

El aborto voluntario tiene una legislación específica que provoca un síndrome del barquero, pues la innovación farmacológica permitiría que la interrupción voluntaria del embarazo pasase del hospital a casa. Es decir, sobran los “médicos especialistas”, los ginecólogos, que apenas serían necesarios en el un 5% del total de abortos voluntarios.

Lo seguro y prudente es el aborto con medicamentos en el 95% de las mujeres, en la intimidad de su casa, con asesoramiento por personal de atención primaria (médico, matrona/enfermera o farmacéutico), sin clínicas ni hospitales y sin ginecólogos ni legislación obsoleta.

Como escriben en la revista farmacoterapéutica Prescrire sobre el aborto ambulatorio con medicamentos en Francia, autorizado en las siete primeras semanas de amenorrea a médicos generales y matronas: “es un método eficaz y que expone a pocas complicaciones graves a condición de una buena comprensión de las ventajas y riesgos del método, y de una elección basada en el conocimiento de causa por parte de las mujeres” http://www.prescrire.org/Fr/3/31/52996/0/NewsDetails.aspx

En las primeras siete semanas de amenorrea por embarazo, la toma de un antiprogestágeno (mifepristona) seguida de un análogo sintético de la prostaglandina E1 (misoprostol) es “eficaz en el 96% de los casos sin necesidad de tratamientos complementarios (se reduce a un 85% si es posterior a las ocho semanas de amenorrea)”. (Síntesis de 13 estudios que engloban un total de más de 7.600 mujeres).

El aborto en casa en España: síndrome del barquero

La legislación en España sobre el aborto voluntario está obsoleta al exigir “médicos especialistas”, pues los medicamentos permiten el aborto en casa con condiciones de seguridad

La legislación en España sobre el aborto voluntario está obsoleta al exigir “médicos especialistas” pues los medicamentos (mifepristona y misoprostol) permiten el aborto en casa con condiciones de seguridad de la mano de profesionales de atención primaria. Tienen sus efectos adversos y sus contraindicaciones, como es natural (alergia, embarazo ectópico, insuficiencia suprarrenal, embarazo con DIU, etc).

El aborto con medicamentos en casa a cambio da autonomía e independencia a la mujer, elimina riesgos (anestesia, perforación uterina, infecciones y demás) y es menos traumático por tener lugar en el propio hogar y con las actividades diarias sin cambios. Por supuesto, no se precisa ni ecografía ni análisis alguno, salvo excepciones.
http://www.lemonde.fr/societe/article/2017/10/19/le-cytotec-medicament-detourne-de-son-usage-va-etre-retire-du-marche_5203068_3224.html  http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(17)32908-2.pdf
http://www.nogracias.eu/2017/03/09/editorial-nogracias-el-aborto-en-casa/
http://equipocesca.org/aborto-voluntario-legal-financiado-publicamente-y-en-casa/

 

El aborto en casa en la imaginación popular

El aborto voluntario es hoy una opción personal que precisa de poco ginecólogo, de poca intervención quirúrgica y de poca clínica

El aborto voluntario evoca en la población la imagen de quirófanos, sangre y complicaciones. Esta imagen del aborto quirúrgico quizá sea cierta para un dos/cinco por ciento del total de los abortos. Pero en los demás casos es absurda. El aborto voluntario es hoy una opción personal que precisa de poco ginecólogo, de poca intervención quirúrgica y de poca clínica. Basta con el contacto con el médico de cabecera/matrona-enfermera/farmacéutico http://www.actasanitaria.com/el-mirador-de-juan-gervas-aborto-a-domicilio/

El aborto en casa evoca en la población la imagen de métodos peligrosos practicados por profesionales sin cualificar, con riesgo de muerte, lo que era cierto antes de la legislación que aprobó el aborto voluntario, y antes del desarrollo científico y tecnológico que permite el aborto seguro en casa con medicamentos.

El aborto en casa en la literatura científica

El aborto médico, con medicamentos, es seguro. La paciente no tiene porqué estar ingresada. Aborto sin riesgo. El uso hogareño de misoprostol es una opción segura para las mujeres http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/77079/1/9789243548432_spa.pdf?ua=1

Revisiones Cochrane: no se precisa médico como único profesional sanitario para aborto en casa con medicamentos, y es seguro: http://www.cochrane.org/CD011242/FERTILREG_can-health-care-providers-who-are-not-doctors-perform-abortions-well-doctors  http://www.cochrane.org/CD002855/FERTILREG_medical-methods-for-early-termination-of-pregnancy-can-be-safe-and-effective

Aborto en casa, en atención primaria con medicamentos. Mantener el monopolio de ginecólogos y clínicas especializadas va contra la ciencia y el desarrollo tecnológico http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0004/69763/en59.pdf

Aborto seguro en casa con medicamentos, si se siguen las normas médicas. Revisión sistemática
http://www.scielosp.org/pdf/bwho/v89n5/v89n5a12.pdf

Aborto en casa. Mifepristona a la farmacia comunitaria. Cuando el estricto control no tiene fundamento científico http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsb1612526?query=featured_home

Aborto médico (con medicamentos). Incluso por telemedicina http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1471-0528.2008.01787.x/full

Aborto en casa con medicamentos. Empoderamiento de la mujer. Privacidad e integridad personal. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.3109/13625180903128609 http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1471-6712.2012.01068.x/full

Aborto con medicamentos. Dada su seguridad se plantea si venderlos sin receta en la farmacia http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/1471-0528.14646/full

Retiran Cytotec en Francia por sus efectos adversos en uso intravaginal (dosis excesivas, fuera de Ficha Técnica) http://www.lemonde.fr/societe/article/2017/10/19/le-cytotec-medicament-detourne-de-son-usage-va-etre-retire-du-marche_5203068_3224.html
http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lancet/PIIS0140-6736(17)32908-2.pdf

En síntesis

El aborto seguro en casa con medicamentos da poder a la mujer, tanto como los métodos de control del embarazo. Hay que eliminar el síndrome del barquero que exige legalmente la participación de ginecólogo.

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

7 Comentarios

  1. Blanca Cañedo Arguelles says:

    Me gustaría saber si usted ha sido alguna vez barquero. Es decir, si habla desde la perspectiva de la experiencia; si alguna vez en su trayectoria profesional ha realizado y facilitado la prestación sanitaria de aborto provocado, si conoce sus contraindicaciones, efectos secundarios, si ha realizado el acompañamiento a la mujer, antes y después del aborto, ese q la mujer demanda porque en esta tesitura y en contra de su criterio, no quiere sentirse sola y sí estar en manos profesionales. Quisiera saber en definitiva, ¿cuántos abortos ha realizado usted, farmacológicos e instrumentales?
    Atentamente, una barquera con más de 30 años de experiencia ayudando a las mujeres a cruzar el río, con y sin puentes.

  2. caleroch says:

    lamentable apología del aborto, de la destrucción de vidas humanas….Que Dios se lo demande.

  3. Mounir D. says:

    Buenas noches,
    Soy un joven médico de familia.

    No creo que sea cuestión de números.
    Si adaptamos la estructura (incluyendo legislación) a lo que es mejor para el paciente, es esperable que la realidad se ajuste a ello.
    De la misma forma que, si sabemos que la tasa de complicaciones es mayor en lugares donde el aborto voluntario es ilegal, reducimos aquella legalizando éste último.
    http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0166287

    Pero no basta con el marco legal, sino que deberíamos evitar barreras innecesarias y hacer estos métodos, seguros, accesibles a las pacientes que los necesiten:
    http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0010782417303724

    Aún así, me pregunto ¿cuántos médicos de familia estarían dispuestos a asumir esa responsabilidad? ¿Realmente queremos hacer lo mejor para nuestras pacientes, si ello nos supone un mayor compromiso personal y profesional?

    Habría que preguntarle a la propia paciente lo que desea, como paso previo, es evidente. Incluyendo el lugar donde desea abortar, siempre y cuando la situación permita tener diferentes alternativas, como ocurre en el mayor de los casos. Y no dar por hecho que estará mejor en manos de profesionales. Porque quizás para la paciente el “profesional” en esos cuidados sea su pareja, alguien de confianza… o ella misma.
    http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1471-6712.2012.01068.x/abstract;jsessionid=82B837E1540B755DEA437A2C78AF680F.f04t04

    No expropiemos sus cuidados primarios, y más aún en cuestiones tan íntimas y de gran componente emocional como es una interrupción voluntaria de embarazo.
    Siempre y cuando tenga información rigurosa, se le haya explicado qué puede ocurrir.
    “Insufficient information about bleeding was frequently mentioned”.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27634665

    Deberíamos indagar más sobre sus experiencias: “Most women (88%) responded that they felt completely or very safe when completing the abortion at home.” (misma referencia anterior).

    Otros aspectos como la continuidad en el cuidado profesional resultan fundamentales:
    http://www.stfm.org/FamilyMedicine/Vol48Issue1/Summit30

    Más que una guerra de terrenos habría que abrir camino a quien solicita nuestra ayuda, a la paciente en este caso, y priorizar sus necesidades y deseos.

    Gracias Juan,
    Un saludo.

  4. Javier H. says:

    Buenos días,

    Siempre que veo estas noticias, pienso quien está detrás, quien paga la publicidad que produce este articulo de opinión.

    No seamos inocentes, los productores del “kit” de para que aborte usted en mismo en casa, han encontrado buen prescriptor en Juan Gérvas, es así de triste.

    Al final cuales son los objetivos de su articulo,

    .- Convencer al publico, de que el aborto es bueno cuando en realidad es una “solución” definitiva para un problema temporal. Si es bueno por que no comprarlo.

    .- Convencer a las mujeres de que se hagan ellas mismas el aborto. Que mas da que no haya puente y que el río vaya crecido. Me parece increíble que un medico aconseje esta practica. Según su articulo esto es el futuro así que quien quiera ser moderno…. a comprar. Por cierto muere mas gente cruzando el río a nado que en barca.

    .- Convencer a una niña embarazada y asustada de que por un módico precio, o través del seguro, puede abortar sin que ni siquiera se enteren sus padres, tal vez sin que se entere nadie. Y por tanto sin que nadie pueda ayudarla a pasar por ese difícil momento de decisiones. Si esta sola y asustada es mas fácil que compre. ¡ Que no se enteren sus padres¡¡ no vayan a querer ayudarla y nos fastidie la venta.

    Al final aumentar las ventas….y hacer negocio con personas , espero que este comentario le haga recapacitar, ya que fue usted medico.

    Por cierto si alguna mujer tiene dudas sobre si abortar o no, lo que es natural, debe saber que existen otras posibilidades al aborto. Gente que quiere y puede ayudar, asociaciones, ONG e instituciones que apoyan otros caminos distintos al aborto.

  5. ACAI says:

    “Buenos días, gracias por contribuir a este debate.

    Desde la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo, ACAI, no tomamos ningún partido frente a los dos métodos seguros de IVE, instrumental y farmacológico. Sin embargo, consideramos necesario salvaguardar la convivencia de ambos métodos para garantizar no solo la calidad de la prestación, sino la libertad de elección de la mujer, tras haber sido informada de manera veraz, para escoger el método más acorde con sus circunstancias personales, íntimas y sanitarias.

    Como así lo avala la literatura científica, consideramos necesario que los/as profesionales que intervienen directamente en la práctica sanitaria de aborto (tanto en la sanidad pública, como en la privada o concertada) estén formados en todos los métodos, ya que de no hacerlo se perderá la práctica de un método altamente eficaz, el instrumental. La actual ley prevé la formación de los/as profesionales en las técnicas de aborto provocado, así como, la introducción como materia curricular en los estudios de Medicina y Enfermería de la práctica sanitaria de IVE. Bastaría por tanto con cumplir la Ley de SSR e IVE. Sin embargo, ¿quieren los/as profesionales de la Sanidad Pública ser formados/as en las técnicas de IVE? ¿nace de esa reticencia a intervenir en la IVE el intento de generalizar la técnica farmacológica?

    https://www.infolibre.es/noticias/opinion/2017/02/12/aborto_sanidad_publica_60837_1023.html

    Los/as profesionales de los centros médicos especializados para la IVE han apoyado y apoyarán los esfuerzos de la Administración por asegurar a la mujer la calidad y la equidad en la prestación de Aborto Provocado en el ámbito público. Sin embargo, consideramos que tales esfuerzos requerirán de tiempo y sobre todo de una voluntad profesional que, hoy por hoy, creemos que no se ha manifestado. Más allá de la regulación de la denominada objeción de conciencia que en mayor o menor medida puede mermar la resistencia de los/as profesionales a la realización de abortos provocados, consideramos que existe una clara reticencia por parte de los/as médicos/as en general y por parte de los/as médicos/as especializados/as en ginecología, a realizar interrupciones de la gestación. Las razones son varias, pero casi todas ellas se relacionan con la falta de prestigio profesional . Como consecuencia de esto y si desde las distintas administraciones se “obligara” a ciertos profesionales a realizar abortos, podríamos encontrarnos con que la prestación acabe siendo realizada por médicos/as que no quieren realizarla y que de hacerlo lo harán aplicando conocimientos obstétricos que poco tienen que ver con las técnicas específicas de aborto provocado. O bien generalizarán el método farmacológico para implicarse lo menos posible en la intervención.

    Según estudios de ACAI:

    Cuando las mujeres son correctamente informadas y se les permite optar entre las dos técnicas de acuerdo a sus circunstancias, el 80 % elige el método instrumental frente al 20% que opta por el farmacológico. Según publicaciones internacionales de las que se hace eco la OMS “las mujeres prefieren las técnicas instrumentales a las farmacológicas, por el dolor y el tiempo que dura este procedimiento”

    En una valoración del 1 al 10, las usuarias del farmacológico manifiestan tener una satisfacción de 7.4 puntos. Las usuarias del método instrumental dan una valoración superior de 9 puntos.

    En cuanto a la tolerancia del método, en el instrumental es mayor, ya que los efectos secundarios, generalmente leves y transitorios, se presentan tan sólo en un 10% de los casos, siendo muy leves la mayoría de las veces. En el caso del farmacológico tanto en el estudio de ACAI como en los datos que aporta el propio laboratorio Nordic Pharma, estos síntomas: náuseas, vómitos, diarrea, fiebre, dolor de cabeza…aparecen en más del 50% de los casos.

    Entre el 95% y el 98% de los casos el método farmacológico tiene éxito, sin embargo entre un 2% y un 8% de los casos el método farmacológico fracasa.

    http://www.acaive.com/estudio-comparativo-del-metodo-farmacologico-e-instrumental-en-la-ive/publicaciones/

    Vídeo: “Métodos seguros para interrumpir el embarazo: ¿instrumental o farmacológico?”

    https://www.youtube.com/watch?v=3JyiBb7Y9cg

    ACAI

  6. Blanca Cañedo Arguelles says:

    Efectivamente como usted muy bien señala, no es una cuestión de números, sino de experiencia, la que da realizar o no un número de IVEs y conocer el proceso.
    La que da llevar realizando la prestación sanitaria de aborto provocado más de 30 años. Algo que ustedes como profesionales de la Medicina deberían poner en valor, ¿o acaso no es la experiencia la que acredita la capacidad de un/a profesional?

    En cuanto a lo que indica sobre la accesibilidad, le diré que hoy en España, la interrupción voluntaria del embarazo a través de las técnicas farmacológica e instrumental, es posible gracias a la labor de los centros especializados en aborto, lo que ha supuesto que la tasa de morbimortalidad en nuestro país sea prácticamente nula, algo que no se si bajo la perspectiva aquí presentada, podrán sus defensores mantener y garantizar.

    En cuanto a la decisión de la mujer, coincidimos en que debe ser respetada y en eso apoyamos nuestro acompañamiento, siempre y cuando en ese afán de empoderarla, no la privemos de las garantías sanitarias y seguridad médica. Una argumentación que encubre demasiadas veces el deseo de no intervenir o intervenir cómo médicos lo menos posible en el aborto provocado. Si la mujer lo hace por sí misma, ya no tengo q participar en esta práctica sanitaria estigmatizada que me resta proyección profesional.

  7. Juan Gérvas says:

    Gracias por los comentarios Blanca, caleroch, Mounir D, Javier H, ACAI y Blanca Cañedo Argüelles
    -he escrito y defendido que todo embarazo debería ser querido, y que cuando hay EMBARAZOS NO QUERIDOS deberíamos verlo como un fracaso de la salud pública, la atención clínica, la educación y la sociedad
    http://www.actasanitaria.com/declaracion-urbi-et-orbi-provida-sobre-el-aborto/
    -pero las restricciones normativas al aborto voluntario conllevan una posición de superioridad moral por parte de los políticos que las implantan (“el embarazo no deseado es prueba de mala vida” y “nosotros sabemos lo que es bueno para las mujeres con embarazados no deseados”) que se traspasa a los clínicos, de forma que al problema de abortar se suma el drama de la “violencia institucional” (del personal sanitario) que se ejerce contra las mujeres mediante una legislación con complicaciones innecesarias que son barreras burocráticas que estigmatizan a las “pecadoras”
    -en la historia del aborto voluntario y su legalización en España conviene conocer la iniciativa del responsable sanitario anarquista, el médico cenetista Félix Martí Ibañez, clave en la Generalitat, en su legislación de diciembre de 1936
    http://www.actasanitaria.com/historia-del-aborto-en-espana-el-decreto-de-la-generalitat-de-cataluna-1936/
    -respecto a la práctica, a la experiencia práctica con abortos voluntarios, sólo decir que en el debate de la ley de supuestos, aprobada en 1985, apoyé con mi testimonio escrito el haber participado en abortos voluntarios
    -respecto a Dios, no me atrevería nunca a ponerlo ni en contra ni a favor del aborto voluntario pues es cuestión de fe, y la fe es cuestión de creencias
    -respecto a la atención primaria, sí, Mounir, esa es la pregunta clave, ¿estarían los médicos de familia dispuestos a aceptar la propuesta de Josep Casajuna de dejar de hacer para hacer lo superfluo para hacer lo importante, contando con otros profesionales de primaria?
    https://egavilan.wordpress.com/2010/11/10/dejar-de-hacer-lo-superfluo-para-poder-hacer-lo-necesario/
    -la situación de aborto en casa a mí me recuerda la de la píldora anticonceptiva en los años 70, cuando también se producían rechazos médicos por razones legales y morales
    -pero no es el aborto en casa, es todo lo ginecológico como demuestra la simbólica ausencia casi sistemática de espéculos en las consultas de medicina de familia (y en los cabás de los médicos de familia), y que de nuevo se refleja en “legislación” que, por ejemplo, lleva los implantes anticonceptivos hormonales también en exclusiva a los ginecólogos, un absurdo sin fundamento científico, otro sindrome del barquero
    -habrá que aclararlo porque a lo mejor estamos legitimando las cosas horribles que denigran la atención primaria, en contra de profesionales y pacientes, que denuncia Juan Simó en su bitácora
    http://saludineroap.blogspot.com.es/2017/11/permiso-para-respirar-y-perdon-por.html
    -respecto a ventas y demás, Javier H, no tengo ningún conflicto de interés al respecto; vivo de mi pensión que siendo escasa me permite vivir dignamente
    -la postura de la ACAI me parece razonable, en cuanto ayudase a mantener su papel de atención especializada focal, una segunda línea para casos y situaciones con complicaciones; pero estar en primera línea es ir contra los mejores intereses de las pacientes y la sociedad
    -en fin
    -un saludo juan gérvas @JuanGrvas

Deja un comentario