Política y Sociedad informe "Deficiencias e Inequidad en los servicios de salud sexual y reproductiva en España"

El 90% de las interrupciones voluntarias del embarazo se deriva a la sanidad privada

salud-sexual-mdm

“La legislación establece que la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) debe estar incluida en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud”, no obstante, “solo el 10,1 % de las IVE se hicieron en la red sanitaria pública en 2014, lo que significa que el 89,9 % se realizan en el sector privado mediante concertación de servicios”, como lo expone el informe “Deficiencias e Inequidad en los servicios de salud sexual y reproductiva en España”, elaborado por Médicos del Mundo con el apoyo de 12 organizaciones de ámbito nacional e internacional.

El documento igualmente señala a este respecto que “en cuatro comunidades (Aragón, Castilla León, Castilla La Mancha y Murcia) no se realizó ningún aborto dentro de su sistema público y fueron todos derivados a centros privados acreditados y concertados –incluidas clínicas ubicadas fuera de la ciudad e incluso de la comunidad autónoma de residencia-“. Asimismo, “en todas las demás, el número de las interrupciones voluntarias de embarazo registradas en los centros públicos, salvo en el caso de Baleares, es ostensiblemente inferior a las registradas en los centros privados”.

Falta de formación de los médicos de la sanidad pública

El presidente del Comité Ético de la Federación Española de Sociedades Sexológicas, Guillermo González Antón, quien fue el encargado de abordar este tema durante la presentación del informe aseguró que el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo “es tremendamente complicado” y destacó que “debería formarse a los profesionales de la sanidad pública” al respecto, ya que esta fundamental labor no se ha realizado.

Dentro de este marco, en el encuentro también se reflexionó sobre la objeción de conciencia en los médicos y si realmente, en cuanto se refiere a las IVE, es un tema de objeción o de evitar la realización de la interrupción por, entre otras opciones, no ser etiquetado como aquel que la realiza, por “no verse señalado como abortista” .

2016-3-de-noviembre-presentacion-del-informe-ssr-002Sobre este aspecto, el documento presentado afirma que esta es otra de las “causas de desigualdad en el acceso a este servicio sanitario”, debido a la “falta de regulación de la objeción de conciencia, que a veces permite subrepticiamente, burlando el espíritu y la letra de la ley, que la totalidad del personal de un centro sanitario objete”. Por su parte, la miembro de Fórum de Política Feminista, Lucía Mazarrasa, lamentó la ausencia de “protocolos desde la perspectiva de género que estén homogeneizados” dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS).

El RDL 16/2012 de “austeridad o austericidio”

La aprobación del Real Decreto-Ley 16/2012 “ha supuesto un retroceso para los derechos y la salud sexual y reproductiva de las mujeres más pobres, entre las que se encuentran las inmigrantes en situación administrativa irregular, no pudiendo acceder a interrupciones voluntarias de embarazos ni a medidas de planificación familiar dentro del sistema público”, como explica el informe.

Como señaló la vocal de Género de Médicos del Mundo, Beatriz Sagrado, la citada normativa, de “austeridad o austericidio” ha tenido graves efectos “con especial énfasis en mujeres en difíciles circunstancias”, entre ellas las víctimas de trata. Sagrado recordó los casos de mujeres embarazadas que no son atendidas o se les niega un tratamiento e hizo énfasis en que “no ha habido voluntad política” para acabar con estas situaciones de desigualdad.

Estrategias sin aplicar y sin presupuestos

“El panorama es oscuro y ensombrecedor”, lamentó la miembro de la Plataforma CEDAW Sombra, Bárbara Tardón, quien denunció que “no hay datos oficiales sobre las víctimas”, que sólo nueve comunidades autónomas tienen centros de atención para estas, que normalmente son de las ONG, y que “no disponemos de un servicio telefónico especializado para víctimas de violencia de género”, como “tampoco disponemos de ningún centro de atención en crisis”.

Asimismo, para Tardón, “no puede ser que exista una Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva y su aplicación sea casi nula y que no cuente con un presupuesto específico asignado”. El texto presentado señala, además, que las medidas estipuladas en la citada estrategia “no abordan de forma clara y específica la violencia sexual, diluyéndola en medidas
asociadas a la violencia de género en el ámbito de la pareja o ex pareja”.

Patologización y medicalización de la mujer

González Antón denunció, respondiendo a una pregunta de Acta Sanitaria, que “cuando se fija la atención en la mujer es para patologizarla”. Y es que, entre otros aspectos, apunta el informe que “con los recortes se ha producido una reducción de servicios de salud mental y una medicalización excesiva de la salud mental y del malestar de las mujeres, con un abuso de tranquilizantes, relajantes y pastillas para dormir: el 21% de las mujeres frente al 11,6% de los hombres”.

Relacionado con este aspecto, el documento concluye que “persiste una instrumentación excesiva del parto con altas tasas de cesáreas y episiotomías, especialmente en centros privados. Existen limitaciones de acceso a los métodos anticonceptivos y en los últimos años se ha producido una descapitalización del presupuesto económico en materias relacionadas con la prevención del VIH”.

El presidente del Comité Ético de la Federación Española de Sociedades Sexológicas concluyó el encuentro lamentando la “falta de estudios diferenciales” y de intención en superar las desigualdades, así como exigiendo “implantar la educación sexual”, como punto fundamental para poder avanzar en todos estos temas.

mdm-infografia-datos-y-cifras-1-002

* El informe fue elaborado por Médicos del Mundo con el apoyo de: Alianza por la Solidaridad, Asociación de Investigación y Especialización sobre Temas Iberoamericanos (AIETI), Associació de Planificació Familiar de Catalunya i Balears (APFCIB), Creación Positiva, Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Forum de Política Feminista, Fundación para la Convivencia Aspacia, Haurralde Fundazioa, Plataforma CEDAW Sombra, Red de Mujeres de América Latina y del Caribe en España (Red Latinas), Women’s Link Worldwide.

3 Comentarios

  1. caleroch says:

    Que los políticos digan “pulpo como animal de compañía”, vale,pero que en el ámbito sanitario se acepte eso de ” la interrupción voluntaria del embarazo” (¡como sise pudiera reiniciar..! es algo que no puede ser aceptado por los médicos y por todo el estamento sanitario “consciente”.

  2. Pues sí says:

    Sí, deberían dejar de eufemismos y llamarlo ‘interrupción voluntaria de la vida de otra persona’, para más INRI, su propio hijo. A ver si de una vez se entera la gente de que el embrión tiene un ADN distinto al de sus padres, es otro organismo, otro ser humano. Parece que no es muy ‘progre’ defender el derecho a la vida de los más indefensos de todos.

  3. Se dice en el artículo que “debería formarse a los profesionales de la sanidad pública” al respecto, ya que esta fundamental labor no se ha realizado. Yo creo que los profesionales de la sanidad han recibido la formación precisa en la Universidad y saben cuál es su misión. Un médico es un profesional que practica la medicina y que intenta mantener y recuperar la salud humana mediante el estudio, el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad y lo mismo podía decirse del resto de los profesionales sanitarios, que buscan curar una enfermedad no matar a las personas mas indefensas.

Deja un comentario