El mirador lo que debe esperarse de la era postcovid

Y ahora ¿qué? Tres básicas, primeras y urgentes decisiones en la Era PostCovid

Juan Gervás

En el deseo de que las cosas cambien tras lo ocurrido durante la pandemia de la Covid-19, el autor subraya las tres primeras medidas a llevar a cabo urgentemente: el cierre de las “residencias”, el cambio del contrato social que afecte al sistema electoral; y, por último, la potenciación de la atención primaria y de la salud pública.

Lo primero: cerrar las “residencias”

Hay cuatro cosas por las que seremos juzgados por generaciones venideras, como hoy juzgamos a las pasadas por su tolerancia con la esclavitud: 1/ las cárceles, 2/ las granjas, 3/ los asilos y 4/ el cambio climático
https://www.vox.com/future-perfect/2020/5/1/21239396/covid-19-meatpacking-prison-jail-moral

Con datos de primeros de mayo, en España han muerto 17.000 ancianos en asilos (“residencias”), de un total de 25.000 muertos. Es decir, el 68% de los muertos en España son ancianos que estaban en asilos.
https://www.rtve.es/noticias/20200501/radiografia-del-coronavirus-residencias-ancianos-espana/2011609.shtml

Con datos de primeros de mayo, en España han muerto 17.000 ancianos en asilos (“residencias”), de un total de 25.000 muertos

Para verlo de otra manera, grosso modo, en los asilos ha muerto uno de cada 50 ancianos, y en la comunidad, uno de cada 1.300. El nuevo coronavirus, #SARSCoV2, ha sido la puntilla, pero el “castigo” era estar en el asilo.

Los asilos tendrían que desaparecer pues, como he citado, han acumulado diecisiete mil muertos por #COVID19, ¿no es suficiente?

Es no tener vergüenza pretender “reformarlos”.

Es como, si después de la II Guerra Mundial, nos preguntáramos si los campos de concentración nazi habría que reformarlos y si deberían ser privados o públicos.

De unos 400.000 ancianos actualmente en asilos habría que pasar a quizá 40.000 y el resto sacarlos urgentemente, a sus casas, a sus familias, a pisos tutelados en la comunidad, a familias adoptivas, etc movilizando los recursos públicos que sean necesarios. Es decir, que a cada anciano siga un pago mensual que cubra los gastos que genere, para que no sea una carga económica.

Es urgente hacer algo como la refoma psiquiátrica que cerró los hospitales tales, que requiere tiempo pero hay que aceptar que es inadmisible que sigan existiendo “morideros”

No es la práctica, es el concepto; el concepto permitiría que cualquier otro germen repitiera lo mismo. El concepto “asilo” (residencia) tiene que desaparecer y reservarlo para casos extremos inusuales.

Lo segundo: un nuevo contrato social

Las residencias florecieron en medio del campo de la corrupción social y política, de decisiones “relajadas” que convirtieron en negocio lo que debería ser solidaridad. Para cambiar ese campo se precisan cambios profundos en la Ley de Partidos Políticos y en la Ley Electoral para que sean los militantes honrados (la mayoría) los que cuenten en las elecciones.

El actual sistema político español, especialmente por las “listas electorales” con las que se elige en bloque (a la lista en conjunto, no a personas concretas), da un inmenso poder a los “aparatos de los partidos”. Estas estructuras seleccionan a la hez de la sociedad pues saben que es más fácil controlar a los ambiciosos, corrompibles, débiles mentales y taimados. No es extraño que España termine en corrupción al nivel de Botswuana (con perdón por la superioridad europea).

Por todo ello, no hay lealtad biunívoca. Es decir, el pueblo es leal en una sociedad que progresa y mejora lentamente con el esfuerzo común, pero los políticos son leales primero a las estructuras de los partidos, después a los poderosos (los dueños del capital) y sólo al final muestran lealtad a los habitantes, la mínima lealtad para asegurar su reelección.

Los médicos han aceptado una respuesta biomédica a un problema complejo de salud pública

Son los poderosos los que colocan en las agendas políticas los recortes del sistema sanitario público y la visión comercial del cuidado de ancianos y dependientes. Por ello no se desarrolla la Ley de la Dependencia y las familias quedan desamparadas por falta de solidaridad social.

El control social por los políticos y la miniaturización de la democracia legitima que el Gobierno de España, los expertos gubernamentales y sus generales hayan dado una respuesta desleal como bien demuestra, por ejemplo, la persisten falta de equipos de protección para los sanitarios o la falta de transparencia respecto a los informes de los expertos y las actas de las reuniones decisivas. Además, los médicos han aceptado una respuesta biomédica a un problema complejo de salud pública. Algunos distinguidos epidemiólogos, salubristas, economistas de la salud y médicos “críticos” han alcanzado niveles verdaderamente patéticos con su silencio y tolerancia
http://www.juanirigoyen.es/2020/04/el-covid-19-y-la-explosion-punitiva.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+TransitosIntrusos+%28Transitos+intrusos%29

Todo ello ha conllevado muertos, como demuestra la altísima letalidad en los asilos, pero además ha erosionado gravemente derechos humanos básicos, desde libertad de movimientos a humanidad en la muerte, en España mucho más que en otros países, como Francia y Portugal, por ejemplo.

Ningún control de ningún virus debería ser capaz de erosionar lo que es básico en la vida, pues no se pueden aplanar los derechos humanos fundamentales ya que el fin nunca justifica los medios
https://www.thelancet.com/journals/lanpub/article/PIIS2468-2667(20)30092-X/fulltext
https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)30983-1/fulltext?fbclid=IwAR3cziTW0jdhkJ-emRRQU_DzoeRpBru0cKIL3LuTPdpIfW9AzTavYKveuow

Precisamos un nuevo contrato social que establezca la mutua lealtad de políticos con habitantes, siendo urgente el cumplimiento de la Ley de Dependencia, la financiación adecuada del sistema sanitario público de cobertura universal (con verdadera “universalidad”, sin trucos) y la regeneración de la política a todos los niveles con la renovación a fondo de la Ley de Partidos Políticos y de la Ley Electoral.

Lo tercero: más atención primaria y más salud pública

La muerte de ancianos en los asilos tiene causas múltiples, desde los problemas de su atención, por falta de personal, al abuso de medicamentos que favorecen el desarrollo de neumonías (para que los ancianos estén “tranquilos”), pero al final se trata de una infección nosocomial. Es decir, es una infección contraída por personas ingresadas en un recinto de atención a la salud.

La respuesta española a la pandemia ha sido “hospitalocéntrica”, de forma que el esfuerzo se ha centrado en los hospitales, especialmente en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). El símbolo extremo de dicha respuesta ha sido el hospital de campaña preparado en las instalaciones de IFEMA, Madrid, para 5.000 pacientes, con gravísimos problemas en la clínica. Además, para dotarlo de personal se trasladó allí al de los centros de atención primaria https://covid19siap.wordpress.com/el-trabajo-en-un-hospital-de-campana-ifema-madrid-espana-2/

Cabe sospechar que una parte de la mortalidad se deba a los excesos en la respuesta médica y al empleo de terapéuticas innecesarias y dañinas… Ha habido una especie de “licencia para experimentar”

La respuesta de España ha sido muy similar a la de Italia, también en el hospitalocentrismo, y en el hospital como fuente de contagio (la COVID19 como infección nosocomial) https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/2764369

En el hospital el contagio es fácil pues concentra casos graves y los pacientes más graves tienen mayor carga viral, y contagian más. Además, los profesionales sanitarios, de médicos a limpiadoras, han carecido y siguen careciendo en muchos casos de material adecuado y suficiente, y se han contagiado frecuentemente, contagiando a sus pacientes y sufriendo la propia enfermedad.

Carecemos de estudios acerca del uso correcto de las UCI en la pandemia, pero sabemos que se sobreutilizan en general en los pacientes ancianos con problemas varios https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5566309/

De hecho, cabe sospechar que una parte de la mortalidad se deba a los excesos en la respuesta médica y al empleo de terapéuticas innecesarias y dañinas. El ejemplo es el uso casi sistemático de hidroxicloroquina, a sabiendas de que carece de utilidad y tiene graves efectos adversos, incluso mortales. La COVID19 carece de tratamiento, más allá del puramente de soporte y en su respuesta se ha ofrecido mala medicina, con graves daños
https://issues.org/pandemic-science-out-of-control/
https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/2765360
https://www.epistemonikos.cl/2020/03/27/systematic-review-preliminary-report-antimalarials-for-the-treatment-of-covid-19/

La medicina en la pandemia ha sido en mucho una medicina imprudente, lo contrario de una Medicina Basada en Pruebas (en la evidencia), y en cierta forma ha habido una especie de “licencia para experimentar” con cualquier tratamiento cuyas consecuencias desconoceremos por la disminución del número de autopsias (¡cuando eran más necesarias!). La situación es tal que en muchos estados de Estados Unidos se ha legislado para conceder “impunidad legal” a los profesionales sanitarios, para que no tengan que responder por las muertes causadas por “terapéuticas extremas”, una especie de “licencia para matar” https://www.law360.com/articles/1264964/6-states-with-covid-19-medical-immunity-and-2-without

La respuesta a la pandemia debería haberse concentrado en reforzar la estructura de salud pública y de atención primaria, pero ambas han salido malparadas durante la crisis y corren el riesgo de pasar a la irrelevancia en la Era PostCovid. En los comités de expertos han predominado los ajenos a la salud pública, y tanto en Madrid como en Barcelona los centros de atención primaria se vieron debilitados hasta extremos increíbles, probablemente contribuyendo así a la alta mortalidad en ambas Comunidades Autónomas.

Necesitamos más salud pública y más atención primaria.

Síntesis

Hay demasiados muertos clamando justicia como para que la Era PostCovid sea más de lo mismo de la Era PreCovid.

Los asilos deben desaparecer, se precisa un nuevo contrato social de lealtad de los políticos al pueblo y necesitamos más salud pública y más atención primaria.

NOTA

Respecto a la atención primaria, algunos puntos concretos:

• que se potencie el evitar el cumplimiento de la Ley de Cuidados Inversos con medidas concretas centradas en dar servicios con equidad (vertical: más a quien más necesita, y horizontal, lo mismo a quienes precisan lo mismo), lo que significa que lleven efectivamente los servicios apropiados a quienes más los necesitan y para ello se precisa distribución geográfica y acceso horario, además de cultural, con una opción real y práctica por los pobres y otras poblaciones marginadas, que más precisan atención primaria,

• que se cuente con la población y sus redes para tomar las medidas y para la reorganización y mantenimiento de lo que se precise, entendiendo por población los habitantes de una zona geográfica, con independencia de su situación administrativa, y entendiendo por “contar” con dar poder compartido efectivo,

• que se haga una reforma pro-coordinación que transforme a la atención especializada focal en “asesora” de la atención primaria, salvo urgencias extremas, de forma que los pacientes sólo puedan ser derivados y tratados tras la oportuna autorización de su médico de cabecera,

• que los directivos y gerentes se elijan por público contrato, con independencia del poder político cambiante, y que se cese a todos los que han participado en la Era Covid

• que la longitudinalidad sea el valor clave (tener profesionales de cabecera que permanezcan en el mismo puesto para que conozcan a pacientes, familias y comunidades), y que se incentive fuertemente tal longitudinalidad, en lo profesional y monetario,

• que se vaya a microcentros incrustados en las comunidades, muy resolutivos y polivalentes, muy adaptados a las condiciones locales, con mucha autonomía, con redistribución de funciones de forma que la aceptación competente de las mismas conlleve reconocimiento, autoridad y remuneración,

• transformar los equipos de “plantillas” en equipos reales, con objetivos compartidos, y para ello selección de componentes de los mismos entre quienes tengan especialidad (es decir, en un caso sangrante concreto, exigir la especialidad en primaria a las enfermeras a contratar) y libertad para cumplimiento de los objetivos generales,

• cambiar el foco de lo profesional (por ejemplo “problema atendido”) al sufrimiento de pacientes y comunidades (por ejemplo, “razón de consulta”) pues hay que responder a los problemas y necesidades de pacientes y comunidades, no a lo que les gusta a los profesionales (generalmente lo biológico farmacológico), ni a las “enfermedades” sino a la “vulnerabilidad”,

• no aceptar ninguna propuesta de cambio que se imponga sin justificación aprobada por la población y los profesionales,

• impedir el acceso indiscriminado a las historias clínicas electrónicas y, en todo caso, que todo acceso sea comunicado instantáneamente al paciente y a su médico de cabecera, y

• transparencia que permita la comparación y el aprendizaje a partir de las mejores iniciativas, de forma que se potencie e incentive la imaginación en el trabajo diario.

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

13 Comentarios

  1. Tania says:

    Poco a poco, nos vamos a ir enterando de que si analizamos caso por caso hay muchas negligencias, empezando por el propio protocolo de aislamiento en casa durante 14 días sin ser valorado de forma PRESENCIAL por un médico. Creo que el colapso sanitario lo ha creado el cierre de los centros de salud, así de claro. No es normal que hayamos aceptado esto, cuando se nos dice que la enfermedad peligrosa que podemos desarrollar es una neumonía. ¿Cómo se detecta una neumonía por teléfono? ¿Se puede auscultar por teléfono? En fin… Pongo un enlace en mi blog a este artículo. Sobre el tema de las residencias totalmente de acuerdo, deben de desaparecer, pero, el problema es que la gran mayoría de la gente o no quiere o cree que no puede cuidar de sus padres en casa. Además, cada vez se tienen menos hijos, con lo cual un niño de ahora podría tener hasta 4 o 5 ancianos a su cargo (tíos sin hijos, padres, nuevas parejas de los padres…). ¿Cómo se cuida a unos padres divorciados en la vejez? Es mi caso… Estamos ante las primeras muestras de un colapso de civilización en el que nos las prometíamos muy felices y la realidad material nos está dando una bofetada de realidad. Un abrazo.

  2. Hurrita says:

    Yo ahora mismo solo veo el hecho de justicia mas básico, que los gobernantes que han permitido que el virus entrara en las residencias y causara la catástrofe mientras el estado policial perseguía a los ciudadanos por calles y campos, paguen de la manera más dura posible por sus infames elecciones. Que estos gobernantes lo paguen caro, está es la única manera que tendremos de avisar que no se pueden repetir nunca más los mismos errores.

    Por que el hecho es que en las residencias donde se han puesto medidas y recursos adecuados, el virus no ha entrado.

    Ambas elecciones están relacionadas: centrarse en ir contra los derechos de los ciudadanos, y mientras, no dar atención a los ciudadanos que necesitaban esa atención; utilizando los enormes recursos del estado para la acción punitiva, en vez de para la acción social.

  3. Alberto says:

    Buen manifiesto y muy valiente. “Estamos aquí para vivir en voz alta” que decía Émile Zola.

    Hasta el rabo todo es toro. Ojala que no sea pronto aún para hablar de la era PostCovid. El famoso recuento de test de la OCDE dice que en España hemos rebasado los 1,4 millones de test realizados y se han detectado 247.122 positivos. Eso representaría un 17,7% de población infectada. Los primeros resultados provisionales del test de seroprevalencia se darán -dicen- esta semana que empieza pero la información que nos filtran los Colegios de Médicos es de que hay una inmunidad colectiva desconcertantemente baja, tanto en Galicia, dónde era de esperar, como en Cataluña donde se habla del 10%, lo cual de confirmarse daría una mortalidad del 7%, y años de mucho sufrimiento para mantenerla. La OMS declaró el 4 de marzo que haría test por su cuenta en varias ciudades del mundo para averiguar el grado de inmunidad (Proyecto Solidaridad II…?) Ha pasado casi un mes y no hay noticia. Lo que sí han hecho es negar la validez de otros estudios de inmunidad como el de J.Ioannidis (Stanford) en Santa Clara porque “estos test son poco fiables” y con una regularidad medida publican cosas como que “no está probado que exista inmunidad con este virus”. Con todo esto, yo soy muy pesimista de lo que pueda pasar en noviembre o diciembre pero sobre todo en nuestro país, dónde además creo que existe una verdadera psicosis colectiva como en ninguna parte y hay mucha gente muy afectada por el constante mensaje malintencionado de los medios de comunicación.

  4. Tania says:

    Preparémonos para el “colapso” que van a crear en la “segunda ola” del otoño, cuando de normal todos nos acatarramos y tenemos episodios de tos y/o fiebre. Cuidado, porque como vuelvan a cerrar centros de salud y recomendar aislamiento para toda la gente con tos y fiebre porque sí en lugar de actuar como siempre hemos hecho (estás bien, no vas al médico; estás mal, vas al centro de salud en persona) vuelven a repetir protocolos, crearán de nuevo un colapso. El virus es real pero el colapso lo han creado los políticos. En Suecia no han llegado a su máximo de capacidad y su “IFEMA” está vacío sin pacientes. ¿Es que el virus allí es menos letal? A lo mejor hasta descubrimos que el virus estaba aquí desde enero pero no empieza a matar hasta que los políticos tomaron “medidas”. ¿Si no hubieran tomado medidas no habría habido tal desastre? Nunca lo sabremos. Yo en enero tuve fiebre dos días y mi hijo también, en el cole hubo un brote fuerte de gripazo con alguna clase a mitad de ocupación. ¿Era ya el COVID-19? En cualquier caso, creo que cualquier anciano que ha fallecido habría preferido mil veces que sus familiares hubiesen ido a sacarlo de la residencia y se hubiesen hecho cargo de él. En caso de necesitar hospitalización, ellos habrían luchado por él. Un trabajador o funcionario no puede cuidarte como alguien que te quiere. ¿Por qué no fueron en masa a sacar a sus familiares? Sr. Gervás, no todo es pedir a la administración dinero, está el factor personal de ser autónomo frente a las decisiones del estado y la desobediencia civil. Repito, ¿por qué la gente no fue a por sus familiares y los sacó? ¿Fue por la ley de dependencia? ¿En serio?

  5. Juan says:

    ¿Podría ser el nuevo coronavirus SARSCoV2 un virus “oportunista” asociado a la última vacunación antigripal…?

    Eso parece desprenderse de esta pregunta lanzada en la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria por un farmacéutico aragonés, que presenta sus datos y propone investigar más casos…

    “¿Podría la vacunación antigripal de esta campaña estar asociada a un mayor riesgo de fallecimiento por COVID-19 en mayores de 65 años?

    Estimados compañeros:

    En el Hospital de Barbastro (Huesca, Aragón) han fallecido 9 pacientes diagnosticados de COVID-19 entre los meses de marzo y abril de 2020. Uno de ellos, con EPOC, procedía de un hospital de Lérida y no se ha podido acceder a su historial, por lo que no se incluye en el estudio.

    Los 8 pacientes fallecidos analizados eran todos mayores de 65 años y presentaban distintas patologías previas. De ellos, 7 habían sido vacunados contra la gripe, todos con el mismo lote de vacuna, registrado en Atención Primaria. Suponen el 87,5% de los fallecidos. Del otro no consta registro de vacunación, y representa el 12,5% de los fallecidos.

    La cobertura de vacunación antigripal de la campaña 2019-2020 en el Sector de Barbastro en mayores de 65 años ha sido del 63,1%, según el Boletín Epidemiológico Semanal de Aragón 05/2020.

    Si la vacunación antigripal no interfiere en la mortalidad por COVID-19 en mayores de 65 años, el porcentaje esperado de pacientes fallecidos por COVID-19 y que habían sido previamente vacunados contra la gripe debería acercarse a ese 63,1%, lo que correspondería a 5 pacientes. Pero aquí no se cumple, porque salen 7. Del mismo modo, de los 8 fallecidos 3 deberían no estar vacunados, pero sólo sale 1.

    Este porcentaje mayor encontrado de fallecidos por COVID-19 vacunados previamente contra la gripe (87,5%, 7 fallecidos), frente al esperado por la población vacunada (63,1%, 5 fallecidos esperados), podría indicar que la vacunación antigripal de la campaña actual podría estar asociada como factor de riesgo en el fallecimiento por COVID-19.

    Dado que el número de casos de este estudio es evidentemente muy bajo, os propongo realizar el mismo en otros hospitales más grandes para poder evaluar si esta tendencia se mantiene con muestras más amplias.

    Muchas gracias y un saludo,

  6. Alberto says:

    Tania: “La Junta de Andalucía cifra en 27.658 los andaluces fallecidos en los últimos tres años esperando ayudas de dependencia” “Casi 260.000 personas dependientes están en lista de espera sin percibir una prestación” En el Tercer Mundo, dónde he pasado muchos años de mi vida relacionado con programas sociales, la economía de subsistencia permite que la mujer, el marido o los numerosos nietos, que son ya mayores cuando los abuelos envejecen, se hagan cargo de sus necesidades, además no existe ni de lejos la marcada gerontofobia que hay en España. En Austria, Alemania, Francia…el estado ayuda DE VERDAD a esos matrimonios obligados a trabajar a cuidar a sus padres. En Dinamarca, Suecia, Noruega el estado les ayuda, pero además se pueden permitir y está socialmente muy bien visto que uno de la pareja abandone su trabajo para cuidar a los hijos cuando son pequeños, y a los padres cuando son muy mayores.

    Claro que la ausencia en el cumplimiento de la Ley de Dependencia tiene que ver con que los ancianos acaben en las Residencias. Es cierto que hay muchos otros condicionantes y que las personas se engañan cuando dicen que sus padres están mejor en una Residencia que en sus casas, pero como dice Juan, verdaderamente hay también una precariedad de fondo marcada porque hijas e hijos tienen que ir a trabajar los dos cada vez más horas para mantener una casa, y hay cuatro padres con cada vez menos hijos y nietos que necesitan atención por la edad. Es un modelo insostenible el que nos han impuesto.

    Yo estoy de acuerdo en todo ese punto con Juan, y por el desarrollo inmediato de las Unidades de Hospitalización Domiciliaria que no sé porqué se frenaron en nuestro país. Otra cosa es que haya un gigantesco despilfarro en otras cuestiones sociales que son justas, pero quizá no tan necesarias. Seguro que él conoce por ser un clásico de la medicina social “Un Doctor en la Campiña” que colgó el compañero de estas páginas Juan Simó Miñana. Hay una buena referencia entre 45:09 y 48:55.

    https://www.youtube.com/watch?v=XIn3HlKdRAM

    En lo que estoy completamente de acuerdo contigo, y puse referencias de muchos países por arriba y por debajo, es en que solicitar más presupuestos para las 17 Sanidades sin racionalizar y fiscalizar a distancia el gasto y el trabajo para mejorar los sueldos e incorporar más personal todo el año…no me parece justo. Entramos como digo en una Era de Monetarización de los Estados. Los sueldos los pagará directamente el Banco Central, la obligación de los que no cobren directamente de esa teta del estado será vivir en la pobreza para que la inflación este controlada, la moneda no pierda valor, y se mantenga el poder adquisitivo de aquella burrocracia. Nadie lo sabe y todos “lo intuyen”. Así que los empleados sanitarios no van a aplaudir este verano a los españoles desempleados cuando hagan cola en un comedor social, ni harán sonar una cacerola, ni guardaran silencio por ellos.

  7. Tania says:

    No todo es pedir al estado. ¿Por qué nadie sacó a sus familiares de la residencia? Es una pregunta muy incómoda y políticamente incorrecta. Porque si estamos ante un peligro mortal, uno se guía por su intuición y después verá como le cuidará. Primero, se le saca y después se busca una forma de cuidarle. Se habla con la empresa, se le explica la situación dentro de la excepcionalidad del estado de alarma; se organiza una protesta; los familiares pueden asociarse para protestar y solicitar recursos. Recuerdo que dinero hay. Pedro Sánchez ha “donado” de nuestro dinero 125 millones y Melinga Gates, su amiga, se lo ha agradecido: https://www.efe.com/efe/espana/sociedad/melinda-gates-agradece-al-gobierno-los-125-millones-a-la-conferencia-de-donantes/10004-4238008
    Saludos.

  8. Alberto says:

    Hoy el comandante de trinchera Simón ha reconocido hoy que en España hay gente que se muere en exceso de otras cosas que no son el covid habida cuenta del desfase acumulado por el MoMo, que da un exceso de mortalidad de más de 30.000 en las últimas semanas mientras se achacan al covid 26.000 fallecidos a esta hora.

    La falta de asistencia sanitaria, el enclaustramiento y el sedentarismo ni se menciona, habida cuenta de que un nutrido grupo de jóvenes expertos e instituciones médico-politicas con mucho futuro ya ha descartado cualquier relación entre la salud y el enclaustramiento o las restricciones de sanidad. Por consiguiente el comandante ha dicho:

    “Sabemos que tenemos 26.070 muertos por coronavirus, pero en España sabemos que se muere mucha gente por otras causas y esos menos de 5.000 fallecidos se pueden explicar por muchas razones, y se desconoce cuántas de esas muertes serán directamente achacables al coronavirus” Es decir, como sabemos: “Todos los fallecidos sin test de coronavirus que lo descarte, son muertos por sospecha de coronavirus con carácter retroactivo” al menos en España, Italia y Bélgica. Continúa:

    “tampoco podemos descartar a que sea debido a infartos (epidemia de infartos por coronavirus) o A UN ACCIDENTE DE TRÁFICO ENORME” Lo ha dicho así, no es coña…es AUTOsuficiencia.

    “…también es posible que en algunos lugares la pandemia ha hecho que los ciudadanos acudieran más tarde a los servicios sanitarios, algo que ha podido tener un impacto en la evolución y la mortalidad de algunas asociada a algunas enfermedades” En cualquier caso la culpa siempre será de la pandemia. No del pánico colectivo, las restricciones y la reorganización del sistema sanitario para escenificar el colapso absoluto.
    ——————————

    Veamos gráficamente porqué el MoMo (un sistema DIARIO de alertas de exceso de mortalidad que cuesta cientos de millones) tiene un excedente:

    El 1 de abril, el recuento decía que el 27 de marzo era el techo absoluto de mortalidad ¿Cómo lo sabían si solo habían pasado 4 días? Porque SÍ. Porque así estaba previsto. No le busquen otra explicación. A partir de ese día desploman la línea en el gráfico y ese día se envía la famosa circular para que los fallecidos sin test sean declarados muertos por coronavirus por sospecha (también tengo noticias de que se está haciendo así al menos en algunos hospitales que no pertenecen a los tres países mencionados, directamente de su personal sanitario y de forma confidencial) Atentos a la cifra para el 27 de marzo: 1.700 muertos en total en un solo día. Lo pueden ver todo en el primer gráfico:
    https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Documents/informesMoMo2020/MoMo_Situacion%20a%201%20de%20abril_CNE.pdf

    12 de abril. Ahora la cifra no encaja con los fallecidos que publica la prensa. Los funcionarios del Hospital Carlos III LOS APILAN DISTRIBUIDOS encima del anterior gráfico. Ahora la cifra en la cúspide del 27 de marzo es de 2400 muertos (700 muertos más, estos los nuevos datos y si no le gustan tengo otros señor ministro) Es entonces cuando EP y la prensa oficialista publica los artículos sobre “los espantosos excesos de mortalidad de esa semana” y observen como la gráfica manipulada cae hasta negativa el 8 de abril:

    https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Documents/informesMoMo2020/MoMo_Situacion%20a%2012%20de%20abril_CNE.pdf

    15 de abril. ¿No querías más? Pues toma dos tazas. Ahora elevamos la cifra de fallecidos el 27 de marzo a 2.500 muertos. Y el 8 de abril (que era negativo en el anterior informe para rellenar el pasado) ha recogido suficientes certificados con positivos en el nuevo criterio, para señalar 1.500 muertos:

    https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Documents/informesMoMo2020/MoMo_Situacion%20a%2015%20de%20abril_CNE.pdf

    27 de abril. Ahora hemos encontrado suficientes sospechosos sin test en los fallecidos los pasados meses como para sumar más a la piramide. El 8 de abril pasamos de 1.500 a 1.750 muertos, y el 15 de abril, que no había exceso, vamos a sumar 1.500 muertos.

    https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Documents/informesMoMo2020/MoMo_Situacion%20a%2027%20de%20abril_CNE.pdf

    Es decir, Raquel Yotti está CONSTRUYENDO una curva aritmética (no geométrica) con los datos que le solicitan. No es al revés que es como se supone que debía ser. Ella cambia las cifras cada día a demanda sumando fallecidos de otros meses que bajo nuevos criterios son fallecidos por covid, a los que no puede dar o no ha dado baja del Registro Civil o el INE. No hay ningún criterio científico ni lógico en el recuento. ES UNA IMPOSTURA. Y mientras sea asó ¿QUÉ SENTIDO TIENE HABLAR DE OTRA COSA? ¿QUÉ CONCLUSIONES MÉDICAS…POLÍTICAS…SOCIALES… SE PUEDEN SACAR DE UNA IMPOSTURA? UNA IMPOSTURA SOLO PUEDE SER DEMANDADA COMO IMPOSTURA, NADA MÁS!!! Lo demás es perder el tiempo y seguirles el plan. Gracias otra vez “contra el encierro”

  9. Hurrita says:

    Siento decir esto, pero la ciencia y la medicina están dando una imagen sorprendente, donde la llamada objetividad en el fondo no es nada más que otro tipo de subjetividad, de cuadrar datos a conveniencia, de intereses, estados de ánimo. Hay tantas versiones de la realidad como expertos. La ciencia a día de hoy ni siquiera sabe o es capaz de determinar cual es la causa real de la muerte de un paciente, o cómo trazar las vías ciertas de contagio de la enfermedad , porque cuando cunde el pánico, todos los muertos son por covid, o el virus está literalmente en todas partes según el pensamiento más paranoico. La ciencia es otro instrumento más para inventar la falsa realidad, me temo, una variante de la paranoia.

    Y nos están manejando como a ganado en base a un montón de elucubraciones, con pretensiones de verdad. Hoy una cosa, mañana la contraria. Casi todo mentira. Más vale el sentido común. Si los primeros días deciamos que era un disparate no dejar a la gente salir al campo, o pasear por las calles, donde no existía ningún peligro, ahora se ve que triunfa ese sentido común, y la ciencia ha fracasado estrepitósamente con todas las mierdas que nos han contado, que eran mentira.

  10. Juan Gérvas says:

    -gracias por los comentarios
    -poco que añadir pues no se puede afinar más con los datos que tenemos
    -respecto a la vacuna de la gripe, la vacuna de la gripe interfiere (como es lógico) con la respuesta a otros virus respiratorios, incluyendo los coronavirus
    -por ejemplo
    Personnel evaluated who received the #influenza #vaccine were at 36 percent increased risk for coronavirus.
    Estudio en personal militar EEUU. La #vacuna contra la #gripe incrementa la infección por coronavirus.
    https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31607599
    -pero no tenemos datos sobre asociación entre muete por Covid19 y estado vacunal
    -en fin
    -un saludo juan gérvas @JuanGrvas

  11. Jose says:

    Gracias por el articulo, mañana tengo una exposición sobre inyeccion de plastico si es de mi interés, y me ayudo a prepararla, gracias por todo