Política y Sociedad Entrevista al presidente de la Fundación IDIS, Luis Mayero

Luis Mayero (IDIS): Un pacto por la Sanidad sustentado en reformas legislativas “es imprescindible”

Con motivo del reciente nombramiento de su hasta ahora secretario general, el doctor Luis Mayero, como nuevo presidente de la Fundación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), entidad nacional que agrupa a instituciones y organizaciones en defensa y promoción de la Sanidad Privada, Acta Sanitaria ha conversado con él. “Un pacto por la Sanidad sustentado en las reformas legislativas que sean precisas es imprescindible en España”, manifiesta el ya máximo representante de esta institución, en la que sustituyó a Adolfo Fernández-Valmayor, de quien opina que todos los objetivos que se había propuesto, “los ha conseguido”.

Luis Mayero

Luis Mayero

Acta Sanitaria (AS).- Acaba de acceder a la Presidencia de la Fundación IDIS. ¿Era esta una aspiración suya o tuvieron que convencerlo para liderar la institución?

Luis Mayero (LM).- Presidir una institución como la Fundación IDIS es un honor para cualquier profesional del sector y muy especialmente para cualquier miembro del Patronato. He de decir al respecto que quien preside la Fundación, por estatutos, es una organización y ella delega esta función en quien considera que debe ejercer como Patrono, representando a la misma, de tal forma que cada dos años hacemos el relevo de la Junta Directiva alternando una entidad provisora con una aseguradora, ahora le tocaba el turno a una aseguradora, en este caso ASISA que es donde vengo prestando mis servicios desde hace ya bastantes años. Por otro lado, el hecho de pertenecer a los órganos de gobierno de la Fundación implica dedicación y tiempo, que hay que compartir con el día a día de tu tarea habitual, por ello, el puesto de presidente, como el del resto (secretario general, director general, vicepresidentes y vocales) requieren de un compromiso personal e institucional muy relevante. En cualquier caso, tras año y medio como secretario general y alguno más como vicepresidente, puesto que estuve desde los inicios, allá por el año 2010, no puedo ocultar que supone para mí una satisfacción personal y profesional muy relevante y especial, puesto que defender aquello en lo que crees con ilusión, pasión y convencimiento, desde una plataforma como IDIS, no deja de ser un motivo de orgullo y satisfacción.

AS.- ¿Cuáles son sus objetivos para su mandato?

LM.- Yo los resumiría en cinco ejes fundamentales: primero el de proyectar e impulsar la imagen y representatividad del sector del emprendimiento privado en Sanidad por su aportación de valor entre profesionales, ciudadanos, organismos profesionales, sociedades científicas y Administraciones. El segundo supone el tratar de mantener un nivel aceptable de colaboración público-privada por ambas partes, a la vez que explorar y aportar nuevas fórmulas en este ámbito. La calidad es, sin duda, un reto en el que vamos a seguir poniendo todo nuestro empeño, en todas sus vertientes, tomando como modelo la acreditación QH (Quality Healthcare de la Fundación IDIS). Es por ello que conforma nuestro tercer eje estratégico. El cuarto es el de impulsar la presencia de España en el marco internacional en materia sanitaria, impulsando la marca España a través de nuestra realidad sustentada en resultados de salud (RESA) y calidad percibida (Barómetro). El quinto, finalmente, es el de fomentar la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en su más amplio sentido, comenzando por las oportunidades que brinda la interoperabilidad (Plataforma Mi e-Salud).

“La calidad es, sin duda, un reto en el que vamos a seguir poniendo todo nuestro empeño”

Todo ello sin olvidar una adenda que es clave, el análisis estructural de nuestro sistema relacionado con el cambio sociodemográfico, me estoy refiriendo al panorama sociosanitario y la importancia de los cuidados intermedios. Estos ejes de actuación requieren de un paradigma del que siempre hacemos gala: continuar haciendo aquello que hacemos muy bien, aportando datos de forma objetiva, honesta y transparente para el análisis y la toma de decisiones, reuniendo en una misma plataforma a instituciones y organismos a los que les une la defensa de la Sanidad a ultranza sin apriorismos, dogmas, ni demagogias, poniendo el foco de atención en el debate fructífero, es decir, en todo aquello que nos une a todos, que es mucho.

AS.- ¿Qué opina del trabajo realizado por Adolfo Fernández-Valmayor al frente de la Fundación IDIS?

LM.- Qué voy a opinar si he sido su secretario general durante dos años, hemos compartido inquietudes, estrategias, resultados y por qué no, preocupaciones, que de todo tiene que haber. Adolfo ha hecho un trabajo impecable en todos los sentidos y ahí están los resultados conseguidos con el esfuerzo de todos, en dos palabras, un éxito. Conformamos un equipo íntegro, capaz y muy vitalista, como corresponde a una organización muy joven y dinámica. Todos los objetivos que se había propuesto Adolfo los ha conseguido y hoy en día la Fundación IDIS es más fuerte y sólida si cabe, y supone un referente en el panorama sanitario y sociosanitario de nuestro país. Es por ello que quiero agradecerle personalmente su confianza y excelente disposición por continuar como secretario general y colaborar en el proyecto de esta Presidencia. A lo que aspiro es a hacerlo tan bien como él en todos los ángulos que plantea nuestro plan estratégico a dos y cinco años. Quien no sabe hacia dónde va, nunca llega a ninguna parte; nosotros sí que sabemos lo que queremos y hacia dónde nos dirigimos, nuestro horizonte lo marcan nuestros pacientes, nuestros ciudadanos y nuestros profesionales. Ellos son lo primero y nuestra razón de ser, nuestro compromiso es con todos ellos.

AS.- ¿Será usted continuista en la gestión? ¿Habrá alguna novedad durante los dos próximos años?

LM.- La continuidad nunca es un obstáculo, supone un ‘upside‘ muy importante cuando el histórico está plagado de éxitos como en el caso de la Fundación IDIS. En cualquier caso, y además de seguir haciendo lo que hacemos muy bien, lo que planteo para estos dos años se sustenta en reforzar e impulsar la presencia del sector del emprendimiento privado en Sanidad entre quienes son sus auténticos protagonistas: ciudadanos, pacientes y profesionales, con quienes pretendemos desarrollar un acercamiento muy especial durante este periodo, una vez que conforman el núcleo de nuestro sistema sanitario.

“Lo que planteo para estos dos años se sustenta en reforzar e impulsar la presencia del sector del emprendimiento privado en Sanidad entre quienes son sus auténticos protagonistas: ciudadanos, pacientes y profesionales”

Para ello, vamos a fomentar proyectos como el Plan PISE, de incentivación a la Sanidad eficiente; el impulso a la interoperabilidad organizativa, que supone una mayor accesibilidad de la población a los servicios sanitarios; continuaremos desarrollando la acreditación Quality Healthcare en el más amplio espectro del emprendimiento privado en Sanidad; trabajaremos el ámbito sociosanitario, puesto que los cuidados intermedios conforman parte de la solución al reto del cambio sociodemográfico; procuraremos por la ampliación de los diferentes modelos de colaboración, como pueden ser los conciertos, mutualismo administrativo y las concesiones; y trataremos de buscar nuevas fórmulas que redunden en un beneficio evidente para el conjunto del sistema. En definitiva, nuestra preocupación por la reputación del sector en sus diversas ‘palancas‘, según articula el ‘Reputation Institute‘, va a ser una prioridad de primer nivel y, en ese aspecto, nuestra política de comunicación y desarrollo corporativo va a seguir siendo clave, a la vez que continuaremos cohesionando la parte organizativa interna, que es el crisol sobre el que se cimenta todo nuestro éxito.

idis_mayeroAS.- Hablan ustedes de que quieren que haya despolitización cuando se hable de la Sanidad Privada. ¿Es aún ésta menospreciada? ¿Hay argumentos para ello?

LM.- La despolitización de la Sanidad es un tema de absoluto consenso por parte de los técnicos y profesionales más avanzados que nosotros llevamos a gala a través de nuestros mensajes de posicionamiento. No cabe ninguna duda de que la Sanidad, al igual que la educación, las pensiones y los diferentes subsidios, constituyen la esencia de nuestro Estado del Bienestar. Como ejemplo, me gustaría traer el de las pensiones, pues todos sabemos que nuestro sistema está en grave riesgo motivado por aspectos similares a la crisis que vivimos del sistema de Sanidad de titularidad pública, es decir, el aumento de la esperanza de vida, el cambio sociodemográfico, la cronicidad, etc… Esta situación hace que, en el caso de las pensiones, todos nuestros políticos y partidos representados defienden la necesidad de que cada cual se haga un plan de pensiones privado adecuado y adaptado a sus necesidades con alguna de las entidades aseguradoras y financieras de nuestro país, todo ello trufado de beneficios fiscales. Pues bien, esta situación es impensable en Sanidad porque enseguida se tildaría al sector privado de oportunista y maniqueo, adjetivos que nos se aplican en este caso al sistema financiero. No deja de llamarme la atención que aquello que está superado en los países de nuestro entorno, nosotros lo hagamos ‘caballo de batalla‘. Un pacto por la Sanidad sustentado en las reformas legislativas que sean precisas es imprescindible en España, sólo a través del diálogo y el establecimiento de sinergias y complementariedades es como conseguiremos sacar adelante nuestra realidad sanitaria de futuro y podremos dejar un legado sostenible a nuestros hijos en esta materia tan sensible.

AS.- ¿Cree que la ley de conciertos sanitarios de la Comunidad Valenciana será declarada inconstitucional?

LM.- Tras la solicitud de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, de interposición de un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley 7/2017 de la Comunidad Valenciana, Fundación IDIS, entidad que representa de forma mayoritaria al sector sanitario privado en España, manifestó su apoyo a esta iniciativa teniendo en cuenta que la Sanidad Privada tiene un papel fundamental en el sostenimiento del sistema sanitario, de la economía, del tejido empresarial y del empleo; además, es determinante en el avance tecnológico, en la mejora de la calidad y en la formación de profesionales. De hecho, supone el 3,5 por ciento del PIB y emplea a 252.000 profesionales, de los cuales un 65 por ciento trabaja en el ámbito extra-hospitalario y un 35 por ciento, en el ámbito hospitalario. Solo con la optimización de todos los recursos disponibles, públicos y privados, y con aplicación de los máximos niveles de calidad, seguridad y resultados de salud, se alcanzarán mejoras en la prestación de servicios asistenciales para la población, reduciendo las listas de espera de los centros públicos y dotando de la máxima accesibilidad posible al propio sistema.

“La Sanidad Privada, hoy por hoy, es imprescindible para el mantenimiento del sistema sanitario”

La cooperación de la Sanidad Privada, hoy por hoy, es imprescindible para el mantenimiento del sistema sanitario. Con base en este contexto, desde la Fundación IDIS entendemos que para que la Sanidad se desarrolle en nuestro país y mejore en competitividad es fundamental establecer escenarios estables, concretos y previsibles. Toda imprevisión genera falta de confianza y credibilidad y, por lo tanto, de reputación. Estas iniciativas en la Comunidad Valenciana y otras parecidas en otras autonomías (Aragón, Cataluña, Andalucía, Galicia, Cantabria, etc…) no generan sino incertidumbre, que a la postre determina un empobrecimiento generalizado para todos. Si la ley de conciertos continúa su trámite creo que, por las razones expresadas en el documento de ASPE, puede tener todos los aditamentos para que pudiera ser declarada inconstitucional, lo que supondría un serio varapalo para quienes promueven la generación de barreras y fronteras entre los dos sistemas de provisión y aseguramiento.

AS.- ¿Cómo de cerca o lejos se encuentra el Plan PISE de la Fundación IDIS? ¿Qué opinión le ha merecido a la Administración?

LM.- Hasta el año 1998, el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF) permitía al contribuyente (individuos o familias) deducirse hasta el 15 por ciento de los servicios médicos y seguros privados de asistencia sanitaria que éste libremente adquiriese. Esta deducción del 15 por ciento era aplicable tanto a gasto directo del contribuyente (pago de consultas médicas, estancias hospitalarias, compra de medicamentos, etc.), como a gasto indirecto, es decir, contratación de pólizas de seguros de salud y asistencia sanitaria. En 1998 se aprobó la modificación del IRPF (Ley 40/1998, de 9 de diciembre, del IRPF y otras Normas Tributarias), eliminando las deducciones por servicios médicos y contratación de seguros privados de asistencia sanitaria. Este cambio legislativo, supuso un impacto en la contratación de pólizas, produciéndose una migración de individuales a colectivas. Como referencia internacional, podemos decir que la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea ofrecen algún tipo de incentivo fiscal en el gasto sanitario directo a las familias (Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Rumania, etc.) o en colectivos (Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Letonia, y Suecia), beneficiando a las empresas, situación actual que se da en España. Además, sería interesante analizar la situación de otros países europeos, como Austria, Bulgaria, Grecia, Italia, Portugal y Eslovenia, donde existen beneficios fiscales tanto en seguros individuales, como en colectivos. Se da la característica de que la deducción, en los países en los que se aplica, suelen tener como límite una cantidad económica y no un porcentaje en la renta, o cuando se toma como base un porcentaje de la renta, es habitualmente cercana al 30 por ciento.

AS.- ¿Qué ocurre en España?

LM.- En España, el Parlamento de Baleares ratificó la desgravación del 15 por ciento del gasto en seguros de salud. El Pleno del Parlamento de Baleares aprobó el Decreto Ley de Medidas Tributarias para la reducción del déficit de la comunidad, que incluye la deducción en de la cuota íntegra autonómica del IRPF del 15 por ciento de los gastos del contribuyente en concepto de primas de seguros individuales de salud. Otras comunidades autónomas ya han mostrado su receptividad, como Aragón y Cantabria, otros territorios visualizan la medida dentro de un escenario que sea más estable en lo económico. La instauración del Plan de Incentivación a la Sanidad Eficiente (PISE), propuesto por la Fundación IDIS, tendría efectos a varios niveles: familias (fomento del ahorro, facilitando a la vez el acceso al sistema a través de los servicios de salud de titularidad privada), sector asegurador (incremento en el número de asegurados -con rentas inferiores a 30.000 euros- entre un 5 por ciento y un 15 por ciento, aumentando la recaudación por tributaciones), sector de la provisión sanitaria (generación de nuevos puestos de trabajo cualificados -cerca de un 8 por ciento del total de profesiones actuales del sector privado- con el consiguiente incremento de la recaudación por tributaciones) y Estado (un alivio considerable a las arcas públicas teniendo en cuenta el ahorro en el gasto sanitario debido fundamentalmente al diferencial entre la cápita en la provisión publica y en la privada, descontando de dicho ahorro el saldo fiscal neto).

“La Administración está muy receptiva a todo lo que suponga un beneficio patente para toda la población”

Dentro de este entorno de dificultad, creo que las circunstancias y la evolución de los acontecimientos obligarán a tomar medidas de este tipo, que redundarán en un fomento del aseguramiento privado y, por lo tanto, servirán para descargar de presión asistencial y financiera al profesional sanitario en su conjunto. La Administración está muy receptiva a todo lo que suponga un beneficio patente para toda la población y, de hecho, así nos lo van manifestando desde todos los ángulos del espectro político español.