Política y Sociedad Jornada del IDIS: “Sanidad privada en Cataluña: aportando valor”

La sanidad privada propone un pacto para sostener el sistema público de salud

El sector privado de la sanidad de nuestro país, agrupado en 22 asociaciones enmarcadas en IDIS, ha propuesto un pacto que agrupe a todos los agentes que trabajan en el sector para que el sistema público de salud se sostenga con los niveles de calidad actuales.

IMG_20151124_121004

Un momento de la jornada sobre sanidad privada.

Durante la jornada “Sanidad privada en Cataluña: aportando valor”, que se celebró en el Hospital Quirón,  puso de relieve que España sigue siendo el único país de Europa donde los médicos siguen siendo funcionarios y donde el asegurador da la provisión; es decir, donde no se genera competencia, un modelo que consideran mejorable.

El director general de IDIS, Manuel Vilches, señaló que poder contar con una estructura de carácter privado como la de Cataluña es fundamental para mejorar la accesibilidad de la población a la asistencia sanitaria, ampliando de esta forma la satisfacción de los pacientes.

De hecho, según se desprende de las conclusiones de la jornada, el papel del sector privado para el sistema sanitario catalán es esencial porque por sí mismo, o en colaboración con el sistema público, avanza en materia de organización, eficiencia, control de costes, etcétera. Por ello, en el marco de la jornada, consideraron necesario que las administraciones impulsen la búsqueda de sinergias entre el sector sanitario público y privado, con un marco normativo distinto que exponga escenarios estables.

De lo que se trata es de impulsar a un sector sanitario privado “imprescindible para la sostenibilidad y solvencia del sistema” y establecer un marco de referencia sólido en cuanto a planificación y relaciones a medio-largo plazo. De hecho, en los años 2012 y 2013, en las comunidades autónomas en las que disminuyó el gasto público, creció la presencia de la sanidad privada. Ejemplo de ello es Cataluña, donde el seguro privado pasó del 26% al 29% de penetración en los años referidos, cuando el presupuesto sanitario se redujo de 1.157 euros per cápita a 1.099. euros.

Vilches considera que ha llegado el momento de modificar el sistema, “debemos dejar de preocuparnos por la titularidad de quien provee los servicios y fijarnos en la calidad”, dijo, en alusión a las críticas sindicales y de la población en general por la privatización de algunos servicios sanitarios.

Cataluña

Por otra parte, el director general de ACES, Lluís Monset, señaló que en Cataluña “el gasto per cápita privado es un 29% superior a la media nacional (Cataluña cuenta con un gasto privado de 675 € mientras que a nivel nacional son 524 €)”. Los datos reflejan también que la actividad asistencial realizada en hospitales de la sanidad privada supone el 14% del total. De hecho, esta Comunidad Autónoma realiza el 23,4% de los actos quirúrgicos, el 21,2% de los ingresos y lleva a cabo el 21,3% de las altas.

“El sector asegurador ha logrado mantener tasas de crecimiento positivas a nivel nacional y ha incrementado el volumen de primas en un 3,2%, alcanzando los 6.658 millones en 2013”, afirmó el director general de IDIS. En el caso de Cataluña los datos también son positivos. En este sentido, esta comunidad autónoma ha incrementado en un 2% el volumen de primas  en el periodo 2011-2014, representando el 22,3% del mercado nacional en el volumen de primas.

Por otra parte, es reseñable que la sanidad privada catalana realiza una fuerte inversión en equipos de tecnología, “como demuestra el hecho de contar con el 76% de los mamógrafos, el 60% de los equipamientos para resonancias magnéticas y el 57% de los PET”, explicó el director general de ACES.

Durante la jornada también se han puesto sobre la mesa los últimos datos del Barómetro de la Sanidad Privada en Cataluña, que confirman que un 86% de los asegurados otorga puntuaciones por encima de notable a los servicios ofrecidos por la sanidad privada. El estudio señala que los asegurados califican con un 7,4 los atributos de atención y accesibilidad. Asimismo, la calidad de servicio recibe una puntuación de 7,5 y los servicios generales una valoración de 7,2. A este respecto, Lluís Monset, aseguró que “la atención asistencial recibida durante el ingreso hospitalario recibe una valoración de 8,2 seguida de un 7,7 cuando se habla de la consulta de atención primaria y especialistas, y de un 7,3 en el caso de las urgencias”.

 

1 Comentario

  1. Mientras en España existan 17 regímenes diferentes , tan diferentes , será difícil , por ello,lo primero sera homogeneizar el sistema, devolver transferencias , etc…..