Tecnología e Investigación sobre innovación tecnológica

Galicia presenta el proyecto TITTAN para intercambiar conocimiento con regiones europeas

— Santiago de Compostela 5 Jul, 2016 - 6:53 pm

El Servicio Gallego de Salud (SERGAS) ha presentado el proyecto TITTAN, que establecerá una red de intercambio de conocimientos con siete regiones europeas para promover la innovación y la transferencia tecnológica en el campo de la Salud. 

2 SERGAS im-1El proyecto estará coordinado por la Agencia para el Conocimiento de la Salud (ACIS), y pretende que sus miembros compartan las mejores prácticas para fomentar la innovación desde el exterior a los sistemas de salud. “TITTAN también busca promover la transferencia de tecnología desde los sistemas de salud al paciente y la participación del público en la gestión del envejecimiento y la salud mediante el uso de hábitos, procesos y tecnologías innovadoras”, afirma el SERGAS.

El proyecto está financiado a través del Programa de InterregEurope y fue seleccionado en un concurso al que asistieron 2.158 organizaciones europeas a través de la presentación de 261 propuestas de proyectos.

A su presentación en la sede de la Consejería de Salud acudieron la directora de ACIS, Sonia Martínez Arca; la directora de Áreas de Programas de la Agencia Gallega de Innovación (GAIN), Pilar Morgade; la presidenta del clúster de Salud, María Gómez-Reino; la presidenta del clúster Tecnológico Empresarial de Ciencias de la Vida (BIOGA), Carme Pampin; y el presidente del Clúster Alimentario de Galicia (CLUSAGA), Roberto Alonso.

El plan, que tiene un presupuesto de cerca de 1,7 millones de euros de fondos europeos, se llevará a cabo en dos fases. La primera se centra en el intercambio de buenas prácticas entre los socios del consorcio y el diseño de un plan de acción para cada uno de ellos, con una duración de 30 meses. Esto incluirá la realización de los informes de evaluación de buenas prácticas, cinco talleres interregionales (en Galicia, Ámsterdam, Lombardía, Escocia y Sajonia) y visitas entre socios.

La segunda fase de aplicación tendrá una duración de 24 meses y tiene como objetivo proporcionar a las regiones participantes la oportunidad de reorientar el uso de los Fondos Estructurales hacia políticas más eficaces y orientadas hacia resultados en el ámbito del envejecimiento activo.