Política y Sociedad Afirma que es una "opinión personal" del portavoz 'popular' de Sanidad en la Asamblea

El PSM dice que el retroceso en privatización anunciado por el PP no está en su programa electoral

El anuncio verbal de un retroceso en materia de privatización sanitaria elevado por el portavoz de Sanidad del PP en la Asamblea de Madrid, Eduardo Raboso, ha sido calificado por su homólogo en el Partido Socialista de Madrid (PSM), José Manuel Freire, como una “opinión personal”, ya que este último sostuvo este aspecto no se encuentra recogido en el programa electoral de los ‘populares’.

anis_fape“El PP no ha estado presente aquí”, manifestó el socialista en referencia al debate político organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), en el Auditorio de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE). A su juicio, el representante del PP “no ha leído el programa electoral” de esta formación, del cual expuso, además, que de las 14 propuestas que presentó en las anteriores Elecciones “sólo cumplió dos”.

Este encuentro, en el que también participaron el presidente de ANIS, Alipio Gutiérrez; el secretario de Salud de IU en la Comunidad de Madrid, José Andrés Llamas; el portavoz de Sanidad de UPyD en la Asamblea de Madrid, Enrique Normand; la representante de Podemos, Mónica García; y el miembro de Ciudadanos, Daniel Álvarez, fue aprovechado por los partidos concurrentes a las Elecciones regionales del próximo 24 de mayo para mostrar sus propuestas.

Raboso, que comenzó exponiendo los “logros” obtenidos en esta Legislatura al señalar que “la Sanidad Madrileña es la mejor” y que esta comunidad autónoma “es la que mayor presupuesto dedica” a ésta, “con un 45 por ciento”, aseguró que “la concertación tiene los días contados”. Además, declaró que se debe “acatar el mandato” ejercido por los ciudadanos de rechazar la privatización sanitaria, por lo que “sólo cabe reforzar la presencia pública”.

Los ‘populares’ dejan este recurso para “situaciones excepcionales”

Con la “salvaguarda para situaciones excepcionales”, el ‘popular’ aboga por “disminuir la presencia privada”. De cualquier forma, sostuvo que “los requerimientos son exhaustivos” a la hora de tratar pacientes procedentes de la Sanidad pública. Por último, destacó la estrategia de cronicidad iniciada “hace unos meses”, el hecho de adelantarse a la convergencia nacional en cuanto al calendario vacunal y la presencia de médicos en los principales puestos de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Frente a todo ello se situó Freire, que declaró que las posturas entre el resto de partidos al PP son cercanas y opuestas a las de la formación gobernante en la actualidad. Así, expuso que el programa global del PSM se centra en “economía, educación, Sanidad y servicios sociales, cultura y artes, y buen Gobierno”, manifestando en referencia al primer punto que, en comparación con el resto de regiones, “Madrid es un paraíso fiscal”, lo que “favorece a otros sectores más pudientes”.

Ahondando en el aspecto sanitario, el socialista explicó que crearán un plan de salud “con objetivos” y restaurarán la Dirección General de Salud Pública. Además, “se incluirán a los excluidos”, y se aportarán ayudas “para superar las barreras del copago”, añadió al tiempo que aseguró que se facilitarán más recursos, se potenciará el valor de la profesionalidad y el centro de salud será “el centro del sistema”.

Otros aspectos que mostró Freire fueron las apuestas por consultas en Atención Primaria “de 10 minutos”, la potenciación de la salud mental y la atención al cáncer, el cumplimiento de la Ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, la gestión de carácter profesional, la participación de los profesionales, la trasparencia en listas de espera diagnósticas, la financiación y gestión pública “sin matices” frente a la privatización sanitaria, la estabilidad de los contratos ante “el maltrato del PP a los profesionales” y el seguimiento de criterios técnicos en relación con las vacunas.

fape_anisGarcía, por su parte, sostuvo que el objetivo es el “rescate social” ante una sociedad “de desigualdades”, por lo que considera que es requerible un plan generalizado basado “en el largo plazo” y en las inversiones “para ahorrar en el futuro”. Así, apuesta por la reordenación de los recursos disponibles frente a la privatización y las derivaciones, contar con los profesionales con un empleo “de calidad”, profesionalizar la gestión y llevar a cabo “una política farmacéutica de interés común”. En cuanto a las listas de espera, se mostró partidaria de “abrir quirófanos” y de la operatividad durante la tarde, mientras que lamentó que se haya “abandonado” a la Atención Primaria.

UPyD aboga por mejores condiciones laborales

“Defendemos una gestión pública innovadora”, declaró Normand, que indicó también que UPyD aboga por “mejorar la eficiencia de los recursos públicos con presupuestos creíbles, e invirtiendo más en bata blanca y menos en ladrillo”. “Transparencia, evaluación y rendición de cuentas” fueron otros de los conceptos que sacó a la palestra, al tiempo que expuso su interés en “un aumento del número de camas de media y larga estancia”, y en “pagar los trienios y reducir la eventualidad de los profesionales”.

Por parte de IU, Llamas anunció un plan general “para mejorar la salud de la población”, así como la reforma del Estatuto de Autonomía “para blindar la Sanidad pública”. Fijar objetivos de lista de espera máxima según patologías, revertir todas las privatizaciones y los contratos mediante auditorías, dejar atrás “el modelo hospitalocentrista” y establecer condiciones óptimas para que los profesionales puedan desarrollarse fueron otras de sus propuestas.

Álvarez manifestó su interés en orientar el modelo hacia la innovación y “defender los servicios públicos esenciales”, para lo que afirmó que se solicitará “la colaboración entre comunidades autónomas”. Centrar la atención en la cronicidad también fue un aspecto destacado por el representante de Ciudadanos, que considera que la salud pública “está descuidada”. Por último, declaró que se mejorarán los salarios de los profesionales en virtud de “resultados en salud”, que se convocarán Ofertas de Empleo Público (OPE) “con regularidad” y que “hay que sacar a la Sanidad de la pugna política”. Por esto último, aseguró estar abierto a “pactos concretos” con el resto de formaciones políticas.