Tecnología e Investigación Mediante su Centro Nacional de Sanidad Ambiental

El Instituto de Salud Carlos III participa en una acción europea de biomonitorización humana

— Madrid 15 Dic, 2016 - 6:06 pm

El Instituto de Salud Carlos III, a través de su Centro Nacional de Sanidad Ambiental, va a liderar la participación española en una iniciativa europea de biomonitorización humana que comenzará a desarrollarse el 1 de enero de 2017 y que fue presentada en la ciudad belga de Bruselas por parte de la Comisión Europea.

3 Instituto de Salud Carlos IIISegún manifiesta esta institución dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, la Iniciativa Europea de Biomonitorización Humana (HBM4EU), bajo los auspicios de la Presidencia eslovaca del Consejo de la Unión Europea, “se desarrollará a lo largo de cinco años y cuenta con un presupuesto estimado superior a los 74 millones de euros”.

El objetivo de la referida acción comunitaria es “la coordinación y el avance en la biovigilancia humana en Europa”, continúa el Instituto de Salud Carlos III, que añade que está cofinanciada “a través de Horizonte 2020”. “Participan más de 100 instituciones europeas pertenecientes a 26 países y su fin último es contribuir a la mejora de la salud y el bienestar de la población generando conocimiento acerca de la exposición de los ciudadanos a los contaminantes químicos y sus posibles efectos sobre la salud”, explica.

En este contexto, el Instituto declara que también intervienen en HBM4EU, “el Instituto de Salud Global Barcelona, la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y la Universidad de Granada (UGR) como terceras partes vinculadas a él”. “España recibirá 2,3 millones de euros de cofinanciación europea, de los cuales se estima que el ISCIII reciba una contribución superior a 1,5 millones de euros, lo que representa un 3 por ciento del total de la financiación”, explica.

“La biomonitorización en humanos está definida como la estimación de la exposición a sustancias químicas presentes en el medio ambiente mediante la medida directa de dichas sustancias o de sus derivados en muestras biológicas como sangre, orina y pelo”, entre otros, prosigue el Instituto, que concluye con la afirmación de que “los estudios de Monitorización Biológica Humana proporcionan una herramienta muy útil en salud pública para conocer la exposición a contaminantes ambientales de la población general”.