Hospitales Según el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura

La videovigilancia del Hospital Llerena-Zafra no vulnera el derecho de protección de datos

— Mérida (Badajoz) 22 Jul, 2020 - 5:02 pm

La Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por trabajadores de mantenimiento del pacense Hospital Llerena-Zafra contra el Servicio Extremeño de Salud (SES) y una empresa de seguridad y afirma que el sistema de videovigilancia instalado en este centro no vulnera ningún derecho fundamental, como el de la protección de datos.

La Sala confirma la sentencia del Juzgado número 2 de Mérida (Badajoz), que declaraba que “la instalación de videocámaras en el Hospital de Llerena-Zafra no supone la vulneración del derecho fundamental de protección de datos”.

Este conflicto surgió a raíz del enfrentamiento entre dos miembros del servicio de mantenimiento que generó una denuncia penal de amenazas en la que se requiere como prueba al SES que aporte la grabación del incidente llevada a cabo por el servicio de videovigilancia concertado con una empresa de seguridad.

El Juzgado de Instrucción aceptó la grabación que había conservado el SES como prueba, lo cual, entiende el interesado denunciado, y hoy apelante, supone una vulneración de su derecho a la protección de datos. Por ello, solicita una indemnización de 6.000 euros al no haber sido protegida su imagen. A partir de ahí, se plantea la legalidad del sistema de videovigilancia pidiendo el cese de la misma en las condiciones actuales, cuestión objeto de estudio de la Sala.

Conservación de imágenes

En primer lugar, la Sala concluye que el responsable del tratamiento del sistema de videovigilancia “actuó correctamente conservando las imágenes y en ello en aras del deber de colaboración con la Administración de Justicia”. La conservación de las imágenes, indica, responde a “una medida necesaria para garantizar la tutela judicial efectiva del denunciante, que debe prevalecer sobre el derecho a la protección de datos del ahora apelante”.

Además, incide la Sala en que “la solicitud respetó en todo momento el cumplimiento del deber de minimización de datos, esto es, sin que en ningún momento el SES haya realizado la visualización del contenido del CD entregado al juzgado, ni lo ha difundido ni entregado a terceros”. Por todo ello, se rechaza el recurso de apelación respecto a las pretensiones de recibir una indemnización por vulneración de su imagen.