Tecnología e Investigación

VENOMICS emplea el transcriptoma de novo para analizar organismos que no habían podido ser caracterizados

— Madrid 10 Jun, 2014 - 7:13 pm

El transcriptoma de novo permite obtener la identidad y la expresión de transcritos de interés (como las toxinas) sin necesidad de tener un conocimiento previo sobre el organismo estudiado; las consecuencias de este avance son múltiples; entre ellas, el consorcio europeo VENOMICS, en el que participa la empresa española Sistemas Genómicos, está empleando este recurso para poder analizar organismos presentes en la Naturaleza que hasta ahora no habían podido ser caracterizados, según han informado de esta empresa.

23 logo S. genómicosComo explica Juan Carlos Triviño, jefe del Departamento de Bioinformática de Sistemas Genómicos, “conseguimos identificar y caracterizar toxinas de las que hasta ahora no teníamos información previa, lo que abre enormes posibilidades en el descubrimiento de nuevos fármacos”. En concreto, el proyecto VENOMICS trata de generar nuevos fármacos a partir de venenos de animales, pero además pretende hacerlo de forma más eficiente, rápida y barata que hasta el momento. Este proyecto europeo, fruto de la colaboración de varias instituciones y empresas punteras del viejo continente, propone una innovadora estrategia de trabajo que representa un nuevo modelo para el descubrimiento de nuevos fármacos a partir de veneno de animales. Actualmente, “se estima que hay más de 170.000 animales venenosos y alrededor de 40 millones de proteínas de venenos, algunas de las cuáles podrían ser cruciales para el desarrollo de nuevos fármacos”, subraya la Dra. Rebeca Miñambres, coordinadora de Proyectos de Sistemas Genómicos.

La Transcriptómica es el estudio del conjunto de ARN que existe en una célula, tejido u órgano, mientras que la proteómica se ocupa del estudio a gran escala de las proteínas (en particular, de su estructura y función). Ambas son disciplinas recientes que están aportando un avance sustancial a nivel biomédico. Con el transcriptoma de novo se da un paso más en la investigación de la Naturaleza y el aprovechamiento de los recursos naturales. Y es que, según destaca Juan Carlos Triviño, “ahora estamos obteniendo la identidad y la expresión de toxinas sin disponer de genoma de referencia o del mismo transcriptoma, lo que permite la posibilidad de estudiar organismos presentes en la Naturaleza que antes no habían sido anotados ni caracterizados”. A juicio de este experto, “estas metodologías abren la puerta al estudio de la Naturaleza sin un conocimiento previo y a muy alta resolución, permitiendo la identificación y cuantificación de los transcritos en un amplio espectro, incluso aquellos de baja expresión”.