Hospitales salvo la urgente no demorable ni derivable

Valencia suspende la actividad quirúrgica programada debido a la subida de casos Covid-19

— Valencia 11 Ene, 2021 - 1:56 pm

La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha suspendido toda actividad quirúrgica programada, salvo para aquellas condiciones urgentes no demorables ni derivables, una de las medidas organizativas adoptadas por la Dirección General de Asistencia Sanitaria en respuesta al aumento de la incidencia de casos Covid-19.

Según la directora general de Asistencia Sanitaria del Gobierno de esta comunidad autónoma, Mariam García Layunta, “en la Comunidad Valenciana, al igual que en el resto de España y de Europa, estamos notando últimamente un incremento importante de la incidencia acumulada”. En esta línea, destaca que “está subiendo el número de casos, y eso está suponiendo, lógicamente, un aumento de la presión asistencial en nuestros hospitales, tanto para ingresos hospitalarios en sala como en las unidades de críticos”.

Mariam García Layunta informa de que “los Departamentos de Salud, al igual que hicieron en la primera ola, están aplicando sus planes de contingencia, que consisten, básicamente, en ampliar espacios, doblar camas que permitan que exista una mayor capacidad asistencial en sala y en críticos”.

“Esto supone que tenemos en este momento una capacidad todavía suficiente como para dar respuesta a las demandas que estamos teniendo y, además, contamos con otras instalaciones que no teníamos en la primera ola, como son los hospitales de campaña que están preparados o el Hospital Ernest Lluch”, sostiene García Layunta.

Medidas organizativas

La directora general de Asistencia Sanitaria del Ejecutivo regional recuerda que, además, “en noviembre, la consejera de Sanidad, Ana Barceló, dictó una resolución donde se ponía a nuestra disposición los recursos de la Sanidad Privada en esta colaboración público-privada”.

Entre las medidas organizativas que deben adoptar los hospitales dentro de sus planes de contingencia, García Layunta cita la utilización de nuevos espacios “que estaban dedicados antes a otros usos” y “la suspensión de aquellas actividades que no son urgentes, por ejemplo, cirugía programada, y que pueden esperar porque, en este momento, nuestra prioridad es la atención de los enfermos Covid y no Covid que requieren hospitalización, pero las intervenciones que puedan ser aplazadas las aplazaremos y, evidentemente, cuando esto acabe, intentaremos recuperar cuanto antes”.