Hospitales Una intervención combinada "pionera y única" en el mundo

El H. de Valdecilla realiza su tercera operación con cirugía robótica y radioterapia intraoperatoria

— Santander (Cantabria) 22 May, 2020 - 4:25 pm

El cántabro Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) de Santander ha realizado la tercera intervención quirúrgica con la técnica, “pionera y única” en el mundo, que combina la cirugía robótica mínimamente invasiva del robot Da Vinci con la radioterapia intraoperatoria (RIO), aplicada con el acelerador lineal portátil de electrones.

Sobre este tipo de abordaje quirúrgico integral, llevado a cabo el pasado 14 de mayo en un paciente con tumoración rectal localmente avanza, dicho centro sanitario explica que “reduce al máximo la tasa de recaída de la enfermedad y el tiempo de recuperación, incrementado así la calidad de vida del paciente oncológico”.

Se trata de una técnica combinada que consigue tratamientos directos, inmediatos, muy localizados y efectivos, porque actúa directamente sobre el tumor. Son, además, mucho menos invasivos, ya que permiten separar los órganos sanos, lo que evita la toxicidad y morbilidad de otros tratamientos, reduciendo los efectos secundarios.

“El tratamiento es sencillo. En él se une la cirugía de precisión, que posibilita el robot quirúrgico Da Vinci, y el tratamiento radioterápico intraoperatorio, que aplica dosis muy altas y eficaces de radioterapia solo en la zona tumoral, que destruyen el tumor y mantienen intactas las zonas sanas de alrededor. Es un gran avance para tratar tumores que hasta ahora eran inaccesibles o de limitada accesibilidad, con grandes problemas asociados al tratamiento de irradiación externa”, destacan los especialistas del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Trabajo coordinado

Respecto al “éxito” de esta intervención, este centro sanitario de la capital cántabra pone de manifiesto el hecho de que “se debe al trabajo coordinado de los equipos de Oncología Radioterápica, Cirugía General, Anestesia y Enfermería de Valdecilla”.

Hasta el momento, esta técnica se aplicó en tumores más agresivos, como el de recto, pero se prevé su uso en otro tipo de tumoraciones. “Los buenos resultados obtenidos con esta técnica mejoran el abanico de perspectivas asistenciales y ponen el acento en la importancia de tratar el tumor y dar mayor calidad de vida al paciente”, subraya este hospital.