El mirador frente a la sobre-simplificación al analizar las vacunas

Uso inteligente, prudente y racional de las vacunas

Los pronunciamientos de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo sobre las enfermedades infecciosas frente a las que se puede vacunar llevan al autor a insistir en la necesidad de un debate claro y científico sobre las vacunas, sin descalificaciones ni insultos, pues las vacunas son medicamentos que comportan efectos positivos y negativos. Como tampoco cabe la sobre-simplificación de considerar que todas las vacunas son iguales. 

Sin desacreditar

Es frecuente que al tratar de las vacunas y de su uso racional se introduzcan despropósitos del estilo de: “El sol gira alrededor de la Tierra. Los humanos convivieron con los dinosaurios. Las vacunas no funcionan”.

Se pretende soslayar el necesario debate sobre el mejor uso de las vacunas atribuyendo ignorancia científica mayúscula a quienes lo intentan.

Conviene el debate sin desacreditar.

Sin insultar

También es frecuente el uso del término “anti-vacuna” para soslayar todo debate científico acerca del mejor uso de las vacunas: “El reto es mayúsculo. Los antivacunas esgrimen argumentos como sus efectos secundarios en casos aislados como alergias, que también pueden producirse por una simple picadura de avispa”.

Se pretende atribuir a la duda vacunal y a las propuestas de uso racional de las vacunas una ideología de “anti” (anti-ciencia, anti-progreso, anti-etc), como si con ese calificativo insultante se evitaran los hechos y la ciencia.

Conviene el debate sin insultar.

Sin sobre-simplificar

A los beneficios de las vacunas se les atribuye directamente “causalidad” y a los daños se les atribuye sistemáticamente “casualidad”

Las vacunas se presentan como un todo, siempre con beneficios y nunca con daños. En este sentido parecen medicamentos milagrosos; los únicos medicamentos que no tienen ni pueden tener efectos adversos.

El lema es #vaccineswork,  tan absurdo como el de #antibioticswork, pues todo medicamento tiene sus indicaciones y su uso inteligente, prudente y racional. No basta conque un medicamento sea eficaz (“work”), pues se precisa su utilización en forma apropiada y conveniente.

A los beneficios de las vacunas se les atribuye directamente “causalidad” (se deben a las vacunas que son la “causa” de dichos beneficios) y a los daños se les atribuye sistemáticamente “casualidad” (no se deben a las vacunas que simplemente se asocian por “casualidad” a dichos efectos adversos).

Las vacunas funcionan. No es una cuestión de opinión. Es un hecho. Como decir que la Tierra gira alrededor del sol y no a la inversa”, ha afirmado tajante el comisario europeo de Salud, el lituano Vytenis Andriukaitis.

Además, la sobre-simplificación lleva a poner en el mismo grupo a todas las vacunas, como si todas fueran iguales, como si tuvieran la misma efectividad en todas las situaciones.

Conviene el debate sin sobre-simplificar.

La Comisión Europea, el Parlamento Europeo y las vacunas

La Comisión Europea es el órgano de gobierno de la Unión Europea. El Parlamento Europeo es el único órgano legislativo elegido directamente por los ciudadanos europeos. Ambos organismos han trabajado sobre el problema de brotes de enfermedades infecciosas contra las que se puede vacunar, y ambas han emitido sus respectivas propuestas de acción sobre las vacunas:

https://ec.europa.eu/health/sites/health/files/vaccination/docs/com2018_2452_en.pdf

http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//NONSGML+MOTION+B8-2018-0188+0+DOC+PDF+V0//ES

Los tres puntos de acción parecen  razonables:

1. abordar las dudas vacunales y mejorar la cobertura vacunal

 2. mantener políticas vacunales sustentables, y

 3. establecer planes de coordinación entre los países de la Unión Europea.

También hay propuestas fundamentales, como por ejemplo

1. énfasis en hacer llegar las vacunas a grupos marginados,

2. pedir transparencia de las deliberaciones sobre vacunas de la Agencia Europea del Medicamento (y evitar los conflictos de interés)

3. ver complementarias las vacunas y los antibióticos, y

4. expresar preocupación por los elevados precios de las vacunas.

En sus propuestas de acción se citan explícitamente las vacunas contra el sarampión, difteria/tétanos/tosferina, virus del papiloma y virus de la gripe. También en ambas propuestas se insiste sobremanera en el papel de los profesionales sanitarios, como promotores de vacunación y como agentes a vacunar.

La Comisión Europea y el Parlamento Europeo, lo que olvidan sobre vacunas

En los pronunciamientos de la Comisión y del Parlamento Europeo se echa de menos una mejor y más cuidadosa redacción que promoviera el uso inteligente, prudente y racional de las vacunas

Cuando se leen ambos textos se echa de menos una mejor y más cuidadosa redacción que promoviera el uso inteligente, prudente y racional de las vacunas. Por ejemplo:

1. Evitar agrupar a todas las vacunas en un bloque monolítico, como si todas tuvieran que ser utilizadas en todos los grupos y países. Por ejemplo, en España el Ministerio de Sanidad no incluye la vacuna del rotavirus en el calendario vacunal, y es una decisión razonable, prudente y lógica.

2. Olvidar que ninguna vacuna es eficaz por sí misma (una vacuna en un estante no sirve para nada, hay que vacunar para lograr su potencial), y que por ello los calendarios y programas de vacunación son críticos, y que falta investigación al respecto. Por ejemplo, en España el actual calendario de vacunación de la varicela va contra la salud pública y el conjunto de los ciudadanos.

3. No instar al establecimiento general de un Sistema Europeo de Compensación por Daños de Vacunas (existe en Alemania, y en otros doce países europeos). Por ejemplo, la vacuna del sarampión produce una encefalitis por millón y, pese a que compensa (la infección natural produce una encefalitis por mil) no cabe condenar a las familias afectadas a un calvario judicial para ser compensadas por su sacrificio por el bien de la comunidad.

4. No respetar el conocimiento científico, bien resumido por las Revisiones Cochrane, que demuestra que la vacuna de la gripe no tiene impacto en la mortalidad por gripe, y que tampoco impide la transmisión entre pacientes y profesionales. La vacuna de la gripe es justo una de las que hay que mejorar urgentemente (y mientras tanto no utilizar, pues sus daños no compensan sus beneficios).

5.Olvidar el principio de precaución respecto a la vacuna contra el virus del papiloma, pues su eficacia es dudosa, y más en mujeres que ya tienen experiencia sexual.

6. No promover la mejora de las vacunas existentes para lograr que todas tengan la eficacia de la fiebre amarilla (una dosis dura para toda la vida). De hecho, las vacunas son “bombas de tiempo” cuya inmunidad se va desvaneciendo y requieren dosis de recuerdo para mantener la efectividad. ¿Cuántas dosis y hasta cuándo? ¿Por qué no promover la mejora en el sentido de la vacuna de la fiebre amarilla?

7. La implantación de controles en los ensayos clínicos que eviten los problemas actuales de la vacuna del dengue (Dengvaxia) y de la tuberculosis (MVA-85A), que en ambos casos han provocado graves daños, y hay datos que sugieren que podrían haberse evitado.

8. El estímulo a los estudios de post-venta, con declaración de efectos adversos (se suele declarar el 1% de los efectos adversos) y valoración de la efectividad de las vacunas. Por ejemplo, en España, respecto a la vacuna contra la gripe A, en 2009/10, la declaración espontánea de efectos adversos fue 322 veces menos de la reales respecto a casos leves y 32 veces menos para los casos graves.

9. La aceptación de la vacunación de la mujer embarazada para resolver los problemas de los fallos vacunales, en lugar de exigir la mejora de las vacunas. Por ejemplo, el caso de la tosferina (coqueluche, pertusis), en que se ha elegido la vacunación de la embarazada como solución parece que permanente para proteger al recién nacido. La mujer no es un “vientre” y los fallos de las vacunas no deberían llevar a convertirla en tal.

10. La tolerancia con las presentaciones comerciales de las vacunas, en que se agrupan varias llevando al dilema de “o todas o ninguna”. Por ejemplo, la vacuna contra la tosferina se presenta unida a la del tétanos y la difteria y en el caso comentado, mujer embarazada, obliga a la re-vacunación innecesaria y en exceso contra tétanos y difteria.

11. Se obvia el problema de los fallos vacunales como sarampión en poblaciones con más del 97% de cobertura (por ejemplo en Oporto, Portugal, y en Navarra, España). También los múltiples brotes de parotiditis en Europa por una vacuna que es poco eficaz, de baja inmunogenidad. Así mismo, los brotes de tosferina por el fallo de la eficacia de la vacuna, con baja inmugenidad, y por los cambios que ha forzado en la bacteria la propia vacuna, que lleva a mayor agresividad de la bacteria.

12. Olvido de la falta de sueros como el de la difteria, una vergüenza en la Unión Europea y

13. Escaso énfasis en los determinantes sociales y los fallos del sistema sanitario respecto a la mejora del acceso de las vacunas a poblaciones marginadas y pobres, con el brote de sarampión en Sevilla (España) con 1.760 casos como símbolo y vergüenza europea.

14. Se ignoran las cuestiones en torno al “consentimiento informado”, tanto de adultos (desde los 16 años en esta cuestión) como de padres y de los propios niños y pre/adolescentes (obligatorio desde los 12 años). Es clave informar sobre beneficios y daños, destacando las limitaciones de cada vacuna en particular, así como los daños más frecuentes y los más graves. Buen ejemplo es la información dada en la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid, España) sobre la vacuna de la gripe.

Síntesis

Las vacunas son medicamentos y como tales tienen beneficios y daños lo que obliga a su uso inteligente, prudente y racional. Por ello es absurdo desacreditar, insultar y sobre-simplificar en el debate que promueve la mejor utilización de las vacunas. Se trata de emplear el conocimiento científico para mejorar la salud de individuos y poblaciones en lo que respecta a las enfermedades infecciosas.

 

Bibliografía

Anderson L. Increased incidence of cervical cancer in Sweden: Possible link with HPV. J Med Ethics 2018 http://ijme.in/wp-content/uploads/2018/04/20180430_increased_incidence.pdf

Carvajal A et al. Adverse events associated with pandemic influenza vaccines: comparison of the results of a followup study with those coming from spontaneous reporting. Vaccines. 2011;29:519-22.

Editorial. NoGracias. Vacunas: no todas son iguales. http://www.nogracias.eu/2015/06/05/editorial-nogracias-vacunas-no-todas-son-iguales/

Gavilán E, Padilla J. La vacuna del papiloma humano. AMF 2013;9(4):1130 | ISSN (Papel):1699-9029 | ISSN (Internet):1885-2521 http://amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=1130

Gérvas J. Vacunas y enfermedades infecciosas desde el punto de vista de la salud pública. http://www.nogracias.eu/2016/10/12/vacunas-y-enfermedades-infecciosas-desde-el-punto-de-vista-de-la-salud-publica-por-juan-gervas/

Gérvas J. ¿Tuberculosis? Mejor que vacunar es eliminar la pobreza. https://www.actasanitaria.com/tuberculosis-mejor-que-vacunar-es-eliminar-la-pobreza/

Jefferson T et al. Why have three long-running Cochrane Reviews on influenza vaccines been stabilised? http://community.cochrane.org/news/why-have-three-long-running-cochrane-reviews-influenza-vaccines-been-stabilised

Halabi SF, Omer SB. A Global Vaccine Injury Compensation System.
JAMA. 2017 Feb 7;317(5):471-472. doi: 10.1001/jama.2016.19492.

Hildesheim A et al. Effect of Human Papillomavirus 16/18 L1 Viruslike Particle Vaccine Among Young Women With Preexisting InfectionA Randomized Trial. JAMA. 2007;298(7):743-753. doi:10.1001/jama.298.7.743

Lookera C, Kelly H. No-fault compensation following adverse events attributed to vaccination: a review of international programmes. http://www.who.int/bulletin/10-081901.pdf

Montaño C et al. Brotes epidémicos de sarampión en Andalucía durante el período 2010-2015. Rev. Esp. Salud Publica vol.89 no.4 Madrid jul./ago. 2015 http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-57272015000400009

Pachó I et al. Situación epidemiológica de las gastroenteritis producidas por rotavirus. Recomendaciones de la vacunación frente a rotavirus. Ministerio de Sanidad España, 2006 https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/ROTAVIRUS.pdf

SESPAS. Vacuna de la varicela: salud pública y dispensación. http://www.reap.es/docs/Vacuna-de-la-varicela-salud-publica-y-dispensacion.pdf

Universidad de Alcalá de Henares. Campaña de vacunación frente a la gripe 2017 https://www.uah.es/es/tablon-anuncios/index.html?cevento=13536

WHO. Revised SAGE recommendation on use of dengue vaccine. April 2018 http://www.who.int/immunization/diseases/dengue/revised_SAGE_recommendations_dengue_vaccines_apr2018/en/?utm_source=Global+Health+NOW+Main+List&utm_campaign=5d5a43e98e-EMAIL_CAMPAIGN_2018_04_19&utm_medium=email&utm_term=0_8d0d062dbd-5d5a43e98e-2799185

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

1 Comentario

  1. Estudio completo, con el sentido comun y seriedad que caracteriza al Dr.Gervás says:

    Estudio completo y serio, como caracteriza al Dr. Gervás

Deja un comentario