Industria farmacéutica Según recuerda el CGCOF ante la operación salida de verano

Uno de cada cuatro medicamentos puede interferir en la capacidad de conducción

— Madrid 31 Jul, 2019 - 10:58 am

Ante las estimaciones de la Dirección General de Tráfico (DGT) que reflejan que las carreteras españolas serán testigo en las próximas semanas de 47 millones de desplazamientos en coche, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha recordado las posibles interacciones que algunos medicamentos tienen sobre la capacidad de conducción, ya que uno de cada cuatro fármacos puede interferir en ella.

En España, según diversos estudios, el 17 por ciento de los conductores afirma seguir un tratamiento farmacológico, hecho que se ve agravado porque tres de cada cuatro reconoce no tener información sobre el efecto de su medicación. A esto se suma, además, que muchos de los conductores utilizan medicamentos que no precisan receta y desconocen los riesgos que pueden suponer estos fármacos a la hora de conducir.

En la actualidad, alrededor de 5.700 presentaciones de medicamentos, un 25 por ciento de los existentes, incluyen un pictograma consistente en un triángulo equilátero rojo con un coche negro en el interior sobre fondo blanco. Este pictograma alerta sobre la posible interacción del medicamento con la conducción y remite al paciente a ampliar la información con la leyenda ‘Conducción: ver prospecto‘.

Sobre estos medicamentos, el CGCOF indica que pueden influir en la conducción de muy diversas maneras, bien produciendo un efecto terapéutico contraindicado en caso de conducir, o bien como consecuencia de un determinado efecto adverso.

Fármacos con mayor efecto

Entre los mecanismos a través del cual un medicamento puede afectar al conductor, dicha institución colegial destaca la somnolencia o efecto sedante. Además, añade la reducción de los reflejos y aumento del tiempo de reacción, la alteración de la percepción de las distancias, las alteraciones oftalmológicas o de la audición, los estados de confusión y aturdimiento y las alteraciones musculares.

Asimismo, entre los medicamentos con mayor efecto en la conducción, el CGCOF señala a aquellos que actúan sobre sistema nervioso central, como antidepresivos, ansiolíticos, hipnóticos y antipsicóticos; antihistamínicos utilizados para el tratamiento de la alergia, como loratadina, cetirizina o mizolastina; relajantes musculares; y algunos colirios.

Deja un comentario