Política y Sociedad Reclamación a Sanidad de OMC, Consejo General de Enfermería, SATSE y CESM

Unidad de médicos y enfermeras para la convocatoria urgente del Foro Profesional

Durante el último desayuno informativo celebrado conjuntamente por las organizaciones colegiales y sindicales que forman el Foro Profesional Sanitario, los representantes de los médicos y las enfermeras han reclamado al Ministerio de Sanidad que convoque una reunión de dicho ente negociador y consultivo a la mayor brevedad posible, con la finalidad de atajar los graves problemas de ordenación y retributivos que afectan a estos profesionales desde hace ya demasiado tiempo.

El Foro Profesional Sanitario, constituido en 2015 y proyección del Pacto por la Sostenibilidad y Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) de 2013, está compuesto por la Organización Médica Colegial (OMC), el Consejo General de Enfermería, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y el Sindicato de Enfermería (SATSE), además de la cartera sanitaria del Gobierno. Esta última es la encargada de su convocatoria, circunstancia que solo se produjo en una ocasión, hasta la fecha.

Serafín Romero

No sin los profesionales

El presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero, recordó que el Foro Profesional Sanitario es un órgano de participación y consultivo que busca mejorar la calidad asistencial y los espacios en los que realizan su labor los médicos y enfermeras como profesionales del SNS.

En ese aspecto, Serafín Romero aseguró que dicho Foro es un órgano consultivo de ordenación profesional de la Administración sanitaria del Ejecutivo y de las comunidades autónomas, a través del Consejo Interterritorial del SNS, al que le mueve la misión, por parte de las instituciones componentes, de elevar propuestas con sentido crítico exigente y siempre desde la lealtad.

Escasez de contactos

Romero echa de menos que el Foro Profesional Sanitario no fuera convocado antes de este desayuno informativo y también la presencia en el mismo del Ministerio de Sanidad, al venir de etapas caracterizadas por una falta de voluntad política que hizo posible, solamente, una reunión celebrada en toda la historia de este órgano consultivo, frente a las dos anuales que serían preceptivas.

Achacó este ponente lo anterior a la habitual falta de liderazgo existente en el madrileño Paseo del Prado, que es la sede de esta cartera gubernamental, a pesar del muy buen resultado que tuvo la única convocatoria del Foro Profesional Sanitario hasta la fecha, ya que, durante ese encuentro, y con varias reuniones bilaterales entre los colectivos profesionales firmantes, se desbloqueó la larga polémica del decreto de Prescripción Enfermera, extremos que evidenció con alusiones a la luz y taquígrafos de la primera reunión y a la hemeroteca derivada de los otras reuniones más oficiosas.

Ausencias muy expresivas

Desde esa escenificación en la que este desayuno expresó la falta del 50 por ciento del Foro Profesional, visible en la ausencia de las autoridades sanitarias, Romero volvió a poner sobre la mesa cuestiones tan acuciantes como la falta de un Pacto por la Sanidad, la conformación de un buen marco formativo y evaluador de sus profesionales y la dotación suficiente para un sistema sanitario ampliamente prestigiado en el exterior, aunque en riesgo de deterioro interno.

Recalcó el presidente de la OMC que es competencia del Ministerio de Sanidad convocar el Foro Profesional Sanitario, pero que no hay, ni podrá haber, soluciones duraderas y de consenso que dejen al margen a los profesionales sanitarios, habida cuenta, añadió, de que tanto los representantes profesionales como los sindicatos también son emanación de la voluntad popular con marchamo constitucional.

Por lo anterior, Romero transmitió su convicción de que la política sanitaria no debe ser guiada exclusivamente desde las ideologías, especialmente si desprenden cierto aroma a naftalina, momento en que destacó el buen hacer de los medios de comunicación.

Para el presidente de la OMC, la inactividad ya no es una opción y urgen medidas que aporten músculo a la Sanidad, más allá del exiguo 7 por ciento del PIB previsto para el sector en 2020 y aun bastante lejos de ser logrado, con lo que adelantó que las conclusiones de este desayuno informativo y otras reuniones que se celebren, tendrán forma de documentos.

Florentino Pérez-Raya

Atenerse a la Ley

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez-Raya, razonó que el Foro Profesional Sanitario no es cosa de ayer mismo y que su larga trayectoria reposa en la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, para la ordenación de las profesiones sanitarias, a pesar de lo cual, lamenta que los sucesivos equipos ministeriales hayan dado la callada por respuesta a las peticiones de los colectivos sanitarios.

Abundó Florentino Pérez-Raya en que el Foro Profesional Sanitario es un órgano colegiado para las dos profesiones que lo forman, aunque aclaró que también está abierto a adhesiones puntuales de otros colectivos reglados al servicio de la salud, tal como se recoge en el reglamento cuya redacción siguió a la constitución del ente.

En ese sentido, Pérez-Raya aportó más detalles de este órgano de apoyo a la Comisión de Recursos Humanos del Ministerio de Sanidad y de las comunidades autónomas agrupadas en el Consejo Interterritorial del SNS, dotado, además, de un grupo específico para los médicos y y otro para los enfermeros, según apostilló.

Al margen de sumarse al estupor por una ausencia ministerial incomprensible, desde su punto de vista, este ponente guarda la esperanza de que el nuevo ministro, Salvador Illa, no desaproveche las oportunidades que brinda el Foro Profesional Sanitario, en virtud de las buenas impresiones causadas en los primeros contactos, razón por la que rompió una lanza en favor del nuevo responsable sanitario del país.

Para concluir, Pérez-Raya aseveró que nadie sobra en el SNS y que todos pueden aportan su granito de arena a la mejora de la Sanidad, de cara a conseguir plantillas adecuadas de profesionales que reduzcan las listas de espera y la saturación de los servicios de urgencias.

Gabriel del Pozo

Ser escuchados y no sólo oídos

El secretario general de CESM, el doctor Gabriel del Pozo, alegó que la Sanidad tiene sobrados problemas para justificar una reunión de profesiones como la celebrada durante este desayuno, porque es deseo de los médicos y las enfermeras ser escuchados, además de oídos.

Todo ello al hacerse crónica una sordera institucional, manifestada hasta ahora por los distintos Ejecutivos, que no quisieron o supieron dar respuesta a problemas lastrados, como  la reforma de la formación sanitaria, la aportación de recursos adecuados y suficientes y el acceso al SNS, por parte de las enfermeras y los médicos, en un sistema tan infradotado en lo económico como llegan a admitir algunos consejeros del ramo, según declaró Gabriel del Pozo.

Hacer las maletas

Mostró Del Pozo su pesar porque en España no se cuide a todos los profesionales sanitarios y que muchos tengan que hacer las maletas para encontrar mejores oportunidades en el resto de Europa. Según expresó, es como si se les pidiese que se queden “muertos de risa” para aceptar con alegría su precariedad.

En ese sentido, el citado ponente estima que los pálidos intentos desde la Administración para ampliar las plantillas, mediante la publicación de Ofertas Públicas de Empleo (OPE), y a rebufo de los mandatos de la Unión Europea (UE), no garantizan que se alcance el incremento del 8 por ciento prometido desde las instancias oficiales.

Mejorar la Sanidad de todos

Para este responsable de CESM, mejorar la Sanidad de todos pasa por hablar con los profesionales que conocen la realidad de la asistencia. En ese sentido, advirtió de que los grupos profesionales representados no descartan movilizaciones, si se siguen ignorando sus planteamientos y razones.

Todo ello dado que, estima Del Pozo, hasta ahora, “se ha mareado mucho la perdiz” en los encuentros celebrados con el Ministerio de Sanidad, por lo que cabría implicar a la sociedad en su conjunto, al ser la primera interesada en que el sistema sanitario no avance en su deterioro.

Peligro de movilizaciones

No obstante, y al observar que el Gobierno actual está apoyado por buena parte del arco parlamentario, considera Del Pozo que este puede ser buen momento para poner sobre la mesa las reformas necesarias para los profesionales sanitarios.

No fue por casualidad, trajo a la memoria este sindicalista, que las dos manifestaciones que tuvieron que protagonizar los médicos, terminaban frente al Congreso de los Diputados, sede de la soberanía popular y refugio de todas las sensibilidades políticas.

Manuel Cascos

Mejorar los entornos profesionales

El presidente de SATSE, Manuel Cascos, pidió al Ejecutivo progresar en la dirección que apuntan profesiones hermanas, como son la de los médicos y las enfermeras.

Sin quitar importancia a la inestabilidad política que marcó el curso del país, con cuatro ministros de Sanidad en tres años, considera Manuel Cascos, sin embargo, que llegó el momento de hacer cumplir el artículo 47 de la citada Ley de Ordenación Profesional, de manera que se pueda cumplir el mandato legal de contribuir a la mejora de la calidad del SNS y los entornos profesionales.

Asume Cascos que, desde el 15 octubre de 2013, momento en que se logró el acuerdo con el Gobierno de entonces para relanzar el Foro Profesional Sanitario, los compromisos llevan siete años dormidos en el cajón de la Administración.

Peticiones concretas

Cascos acotó las peticiones de la profesión enfermera a que sus miembros sean reclasificados como Grupo 1, con clara definición de sus competencias, la implantación general de la enfermera escolar y que el ratio de enfermeras por población atendida se ajuste a la media del resto de Europa, siempre más alta que la española.

Todo ello además de crear de una forma definitiva el registro de profesionales sanitarios que permita a los representantes de cada colectivo saber dónde va el SNS y cómo cubrir sus necesidades de personal, así como otras medidas caídas en el olvido administrativo, señaló este sindicalista, como las políticas laborales de conciliación de la vida familiar y profesional y la prevención de riesgos asociados al propio desempeño, entre otros aspectos.

Retribución y PIB

Este representante sindical enfermero también ve aparcadas desde 2010 medidas como las 35 horas de trabajo a la semana, mientras que en el capítulo retributivo, aseguró que el 5 por ciento detraído por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no volvió a los bolsillos de las enfermeras, hasta alcanzar al presente una pérdida de poder adquisitivo de estas profesionales que fijó en entre el 30 y el 35 por ciento.

Este dirigente de SATSE detecta, además, una clara asfixia financiera en las comunidades autónomas, derivadas del escaso 6 por ciento del PIB que el país reserva a Sanidad, en contraste con el 10 por ciento que suele ser la norma en el resto de Europa.

Por todo lo anterior, Cascos reiteró la petición de un Pacto por la Sanidad, que permita dejar a un lado las cuestiones ideológicas en beneficio del paciente.

No dejarlo para mañana

Cascos instó al Ministerio de Sanidad a convocar con presteza el Foro Profesional Sanitario, desde la confianza que da saber que sus miembros tienen tendida la mano para el diálogo y la negociación, porque los profesionales sanitarios no deben soportar la inercia en la función pública que mantiene altas las cifras de precariedad y una evidente falta de planificación.

Este mensaje lo completó este ponente con el argumento de que el Foro Profesional Sanitario es cauce de participación para aquellos que más cuidan a la sociedad, haya un Gobierno u otro, y siempre desde una defensa vehemente de la calidad asistencial para los ciudadanos y para los profesionales.

Deja un comentario