Tecnología e Investigación Se creó en 1832, en la localidad egipcia de Abú Zabel

Una investigación del Hospital de Ciudad Real data la primera Escuela de Enfermería del mundo

— Ciudad Real 29 May, 2015 - 5:37 pm

Los investigadores Ahmed Dusuky y Ángel Pozuelo, neurocirujano y bibliotecario, respectivamente, del Hospital General Universitario de Ciudad Real, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han logrado datar la creación de la primera Escuela Superior de Enfermería y matronas creada en el mundo, en el año 1832, en Abú Zabel, El Cairo, Egipto.

El hallazgo fue presentado en el IX Congreso Internacional de Historia de la Enfermería celebrado recientemente en Santander, con motivo de la conmemoración del primer centenario del reconocimiento oficial por el Gobierno español de la titulación de Enfermería, y el programa educativo correspondiente a la profesión. Al congreso, en el que destacaron especialmente los estudios españoles, asistieron más de 300 investigadores procedentes de Estados Unidos, Portugal, Canadá y otros países, destacando los estudios españoles.

El objetivo del estudio del Hospital de Ciudad Real fue poner en valor el papel de la Enfermería a lo largo de la Historia, y las aportaciones que estos profesionales vienen realizando desde los inicios en la mejora de los cuidados y el desarrollo de la sanidad.

Población femenina e infantil

La investigación de Dusuky y Pozuelo analizó la reforma sanitaria egipcia llevada a cabo a partir de 1825, por un grupo de médicos occidentales bajo el patrocinio del virrey de Egipto. En este contexto, los investigadores del Hospital de Ciudad Real dataron la creación en el año 1832, de la primera escuela de Enfermería y matronas del mundo, o escuela de hakimas denominada Madrasat al Kabilat.

Según el estudio, la escuela fue creada por la necesidad de ofrecer una atención sanitaria más amplia a la población femenina e infantil de Egipto. No obstante, inicialmente estuvo vinculada al ejército y fue haciéndose extensiva posteriormente al resto de la población civil, ofreciendo asistencia sanitaria en vacunaciones, cirugía menor y curas, entre otras.

Desde el punto de vista educativo, contaba con un programa tanto teórico como práctico de seis años de duración, patrocinado por el gobierno, con un importante impacto social y desarrollo demográfico del país, debido a las nuevas técnicas sanitarias que las tendencias científicas, médicas y de cuidados demandaban para el pueblo egipcio.