Política y Sociedad seme presenta un informe socioeconómico y de penetración del sector

Más de un tercio de los españoles recurre a la Medicina Estética a partir de los 26 años

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) ha presentado un nuevo estudio socioeconómico y de penetración del sector, con el objetivo de «obtener una fotografía real de los pacientes y de los profesionales», el cual recoge, entre sus datos, que «el número de tratamientos médico-estéticos ha aumentado un 5,4 por ciento desde 2016, alcanzando el 35,9 por ciento de la población», según indicó la presidenta de esta organización, la doctora Petra Vega.

Alberto Morano, Petra Vega y Concha Obregón

Durante la presentación de este estudio intervinieron, además de Petra Vega, el vicepresidente segundo de esta sociedad científica, el doctor Alberto Morano, y la doctora Concha Obregón, que es una de sus vocales, quienes recordaron que, este 2020, SEME organizará su 35º Congreso Nacional, «que se celebrará en Málaga, del 20 al 22 de febrero».

La máxima representante de esta institución aprovechó el encuentro para recordar el objetivo de que la Medicina Estética «sea parte de las especialidades oficiales en España. Sabemos que por la vía de Médicos Internos Residentes (MIR) es muy difícil», ya que «es una práctica, hoy por hoy, exclusivamente privada», pero «hay otras vías, como la vía Escuela profesional, la cual ya hemos abordado con el Ministerio de Sanidad y estamos pendiente de tener una reunión los próximos días, ya que van a sacar un nuevo Decreto sobre especialidades médicas y queremos que se nos considere ahí».

De igual manera, Vega recordó que «la Medicina Estética no es Cirugía Estética, son dos ramas que se complementan y la Medicina es ayudar a mejorar la imagen desde un ámbito médico», además de que denunció «el mercado negro» que afecta al sector, «del cual se obtienen sustancias como toxina botulínica o botox, utilizados por personas no autorizadas, por lo que hay intrusismo».

Baby botox

Con respecto al informe en cuestión, Alberto Morano abordó la entrada de «un target mucho más joven, cuya edad desciende a los 26 años, influenciado por las redes sociales». Asimismo, destacó el «tímido crecimiento, pero constante, del target masculino». Este estudio también muestra «una tendencia hacia la Medicina Estética más natural y discreta. Ya no se busca llamar la atención», señaló este especialista, que también puso de manifiesto la «tendencia creciente del ‘baby botox’, que consiste en retoques más discretos y suaves. Se trata de infiltrar dosis más bajas, es una manera de prevención, por lo que son retoques más tempranos».

Desde esta sociedad médica afirman que, «en España, el mercado de la Medicina Estética ha crecido en los últimos años en torno a un 10-15 por ciento» y que «un 56,7 por ciento de los pacientes escogen tratamientos faciales exclusivamente, lo que supone un incremento de cinco puntos en los últimos tres años. Mientras que un 20 por ciento de la población asegura que realizan tratamientos faciales y corporales indistintamente».

Por otro lado, «los rellenos dérmicos y la toxina botulínica son los tratamientos más demandados por la población», según SEME. Concha Obregón indicó que, de los usuarios de este tipo de Medicina, «un 77 por ciento son mujeres y un 23 por ciento, hombres». Además, «un 61,8 por ciento de los pacientes acuden al centro por recomendaciones de amigos y familiares, mientras que los jóvenes utilizan principalmente Internet para informarse», expresó Morano.

Igualmente, Vega hizo alusión a la cantidad de mujeres inmigrantes de América Latina y Marruecos que acuden a los centros. «Les encanta la Medicina Estética. Es más alta la proporción de inmigrantes que de españoles, lo único que les limita es el precio. Es un target de la sociedad que, a medida que se establece y que subsiste, su segunda preocupación es la mejora del aspecto»

Cada vez más centros

En cuanto a la cantidad de centros, «en los últimos tres años, el número de centros autorizados por el Ministerio de Sanidad para ejercer la Medicina Estética en España ha aumentado un 30 por ciento, alcanzando las 5.244 clínicas médicas», continuó el vicepresidente segundo de esta organización.

Por su parte, Vega explicó que la primera comunidad autónoma en número de centros «es Madrid, seguida de Andalucía y de la Comunidad Valenciana. Antes, la tercera era Cataluña, pero es la única comunidad donde han bajado el número de centros». Con respecto a la facturación anual del sector, «hoy en día, alcanza los casi 3.000 millones de euros», por lo que «ha aumentado un 43 por ciento con respecto a 2016», añadió.

También crece el número de profesionales que se dedican a esta especialidad, según el citado estudio, ya que, a pesar de que «en 2016 había una media de unos seis empleados por centro médico, en este 2019 se ha aumentado a 7,4 de media y se espera aumentar en dos empleados por centro hasta llegar a los 9,6 por centro», argumentó Morano. Así, «se estima que hay entre 4.500 y 5.000 profesionales de Medicina Estética en España» y el informe muestra que el sector «genera 100.000 puestos de trabajo directos e indirectos», sostuvo.

Belleza de la salud

La presidenta de SEME afirmó que la Medicina Estética «se está conceptualizando socialmente como la belleza de la salud». Sin embargo, expresó que «ninguna técnica puede evitar el envejecimiento. Lo que pretendemos es un envejecimiento saludable». Ante la problemática de la adicción a este tipo de procedimientos, Morano instó a los profesionales a «saber hasta donde pueden llegar» y «saber decir que no».

Deja un comentario