Política y Sociedad el fondo mundial para combatir estas enfermedades publica su informe de resultados

La lucha contra la tuberculosis y el sida retrocede, por primera vez en 19 años, a causa de la Covid-19

— madrid 8 Sep, 2021 - 10:59 am

El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria ha publicado su informe de resultados de 2020, en el que registra, por primera vez en su historia, que comenzó en 2002, un retroceso en la lucha contra estas pandemias como consecuencia del efecto que de la Covid-19 en todo el mundo.

Este documento muestra “un descenso significativo en los servicios de prevención y pruebas del VIH para las poblaciones clave y vulnerables (niñas y mujeres adolescentes, hombre que tienen sexo con otros hombres, población trans, personas encarceladas y usuarios de drogas)”. En comparación con 2019, las personas a las que llegaron los programas y servicios de prevención del VIH “disminuyeron un 11 por ciento, cayendo hasta el 12 por ciento para los más jóvenes”, según estos datos.

El número de madres bajo tratamiento para prevenir la transmisión del VIH a sus bebés “disminuyó un 4,5 por ciento”, y, “en general, las pruebas de diagnóstico del VIH descendieron un 22 por ciento, lo que supone un retraso en el inicio del tratamiento del VIH en la mayoría de los países”, indica este informe.

En cuanto a la tuberculosis, en 2020, en los países donde invierte el Fondo Mundial, el número de personas tratadas contra la resistente “a los medicamentos se redujo en un 19 por ciento y las tratadas contra la tuberculosis extremadamente resistente registraron una caída aún mayor: 37 por ciento”, agrega este texto. Asimismo, “el número de personas con VIH y con tuberculosis bajo tratamiento se ha reducido en un 16 por ciento”, tal y como recoge este informe del Fondo Mundial.

Impacto en la malaria

Por otro lado, las intervenciones para combatir la malaria “parecen haberse visto menos afectadas por la Covid-19 que las otras dos enfermedades. Gracias a las medidas de adaptación de los trabajadores sanitarios de las comunidades, las actividades de prevención respecto a la malaria pudieron estabilizarse, incluso aumentar, en comparación con 2019: en 2020 se distribuyeron 188 millones de mosquiteros para proteger a las familias de la malaria, un aumento del 17 por ciento con respecto al año anterior”, apunta este documento.