Derecho Sanitario Desestima un recurso impuesto por Luz Saúde

El Tribunal Europeo no permite el registro de una marca portuguesa similar a Clínica La Luz

— Madrid 13 Jun, 2019 - 4:49 pm

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (CURIA) ha desestimado el caso por el que la empresa Luz Saúde impuso un recuso contra la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) y la Clínica La Luz de Madrid -ahora conocido como Hospital La Luz-, a través de la cual reclamaba la anulación de la resolución impugnada por esta oficina por la que se negaba el registro de su marca de la Unión Europea -Hospital Da Luz-, dado que consideraba que no había confusión entre los elementos figurativos, denominativos, visuales y fonéticos de ambas marcas.

El 12 de noviembre de 2015, la demandante, Luz Saúde, presentó una solicitud de registro de la marca de la Unión Europea a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO). En febrero de 2016, la Clínica La Luz presentó oposición a este registro de marca, que fue aceptada por la Sala de Recurso de la EUIPO y ofreció sus argumentos.

Entre otras cuestiones, comparó ambos signos y encontró que el uso de diferentes tonos de azul era simplemente una variante de los colores o combinaciones de colores que se usan con frecuencia en el mercado. En segundo lugar, consideró que el elemento figurativo que consiste en la representación de líneas curvas no era particularmente llamativo y que, dada la estilización de este elemento, era poco probable que los consumidores recibieran cartas allí. Además, señaló que el uso de un fondo cuadrado era bastante común y generalmente tenía la intención de resaltar otros elementos.

En cuanto a los elementos figurativos de la marca solicitada, la Sala de Recurso encontró, primero, que el tipo de letra utilizado, a pesar de sus diferentes tonos de gris, no permitía que el elemento verbal «hospital da luz» se eclipsara. Y, por otro lado, que la representación de una cruz carecía de carácter distintivo para los servicios de atención de salud en cuestión. En consecuencia, la Sala de Recurso consideró que, incluso si se tuvieran en cuenta los aspectos figurativos de los signos en litigio, se considerarían esencialmente como elementos decorativos y no como elementos que indican el origen comercial de los servicios.

Distintos signos y elementos

En lo que respecta a los elementos denominativos de los signos en cuestión, la Sala de Recurso determinó, en primer lugar, que el elemento «hospital» de la marca solicitada y el elemento «clínica» de la marca anterior describían los servicios de salud y, en segundo lugar, que los elementos verbales ‘da’ y ‘la’ tuvieron un impacto limitado.  En tercer lugar, señaló que el elemento común ‘luz’, que significa ‘luz’ en español, debe considerarse como el elemento más distintivo de los dos signos.

En lo que respecta a la comparación visual, la Sala de Recurso consideró que los signos en cuestión tenían en común la palabra «luz» y la letra «a» que tenía delante y que diferían por su otra palabra y elementos figurativos, que por un lado, eran esencialmente decorativos, débiles o descriptivos, y, por otro lado, no podían neutralizar la similitud visual creada por las letras comunes. En consecuencia, la Sala de Recurso concluyó que las marcas en cuestión eran visualmente similares a un grado promedio.

En cuanto a la comparación fonética, la Sala de Recurso consideró que los signos en conflicto coincidían, por un lado, con el sonido de las letras comunes ‘a’, ‘l’, ‘u’ y ‘z’, que se colocaron en el mismo orden, y, por otro lado, diferían por el sonido de las palabras restantes.

En cuanto a la comparación conceptual, la Sala de Recurso consideró, en primer lugar, que era poco probable que la representación de líneas curvas de la marca anterior evocara algún concepto y, en segundo lugar, que la representación de una cruz de la marca solicitada era descriptiva. En tercer lugar, consideró que el consumidor español percibiría el concepto de «luz» en los signos en cuestión, ya que comparten en común su elemento más distintivo, a saber, «luz». Cuarto, llegó a la conclusión de que, dado que los términos «clínica» y «hospital» se refieren al mismo concepto, los signos eran conceptualmente idénticos. Esta sentencia fue impugnada por la empresa portuguesa.

Resto de motivaciones

Tras la evaluación de la sentencia de la Sala de Recurso, impugnada por Luz Saude, la Sala Octava de este Tribunal Europeo decidió desestimar el recurso «dado que todas las quejas presentadas son infundadas». Además, ya que el artículo 134 del Reglamento de Procedimiento del Tribunal General sostiene que la parte que pierda el proceso será condenada a pagar las costas, en el caso de que la parte ganadora así lo hubiera escrito, se obligó a Luz Saúde a pagarlas.

Deja un comentario