Tecnología e Investigación En 2050, la fractura proximal de húmero será la patología más frecuente

Traumatólogos del H de Valme, en el Congreso Europeo de Ortopedia y Traumatología EFORT 2018

— Sevilla 5 Ago, 2018 - 6:14 pm

Tres traumatólogos del Hospital Universitario de Valme han participado en el Congreso de la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ortopedia y Traumatología (EFORT), celebrado recientemente en Barcelona. En la 19 edición de este evento científico, de máxima importancia europea en esta especialidad médica, el hospital sevillano presentó dos estudios sobre novedades en el abordaje y tratamiento de fracturas de miembro superior.

La EFORT 2018 profundizó en los últimos avances e investigaciones para mejorar el diagnóstico y tratamiento de las lesiones en el ámbito clínico de la traumatología y la ortopedia. Un foro científico en el que participan los mejores cirujanos europeos que se centró este año en los avances en cirugía mínimamente invasiva del aparato locomotor junto a la aplicación de las nuevas tecnologías.

Desde la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario de Valme, que dirige José Lara Bullón, se presentaron dos trabajos de investigación. Bajo la coordinación del traumatólogo Maximiliano Sánchez Martos y la participación de los médicos especialistas en formación Adelaida Vivas y Javier Guerrero, se expusieron ambos estudios que inciden en el abordaje mínimamente invasivo de fracturas de húmero y en el manejo de fracturas de extremo proximal de húmero (hombro). Y es que la fractura proximal de húmero será en el año 2050 la patología más frecuente por fragilidad ósea

Aspectos de los estudio

En el primer estudio, estos traumatólogos defienden las ventajas de técnicas quirúrgicas por abordaje percutáneo en fracturas diafisarias de húmero (tercio medio) a través de enclavado endomedular fresado. Inciden en la importancia de la sistematización del fresado con el objeto de incorporación este proceder en la práctica clínica, dados sus beneficios. Entre ellos, evidenciados en un centenar de pacientes estudiados, destacan el carácter menos invasivo de su abordaje, que evita bloqueos nerviosos, la recuperación es más rápida y la hospitalización menor junto a una mejor calidad de vida del paciente.

Por su parte, en el contenido de fracturas de extremo proximal de húmero, los profesionales han presentado un estudio sobre el manejo terapéutico de dichas fracturas y su relación con la fragilidad ósea. Para ello, expusieron una evaluación de su manejo realizada a lo largo de cinco años y con el estudio de 200 pacientes.

Las fracturas de extremo proximal de húmero son lesiones graves con una alta morbilidad y cuya prevalencia es cada vez mayor. Estiman que en año 2050 será la fractura por fragilidad más frecuente por lo que su tratamiento y la prevención secundaria son fundamentales. Por ello se aconseja, al objeto de prevenirlas y reducir su incidencia, diagnosticarlas precozmente en relación a un buen control terapéutico de la osteoporosis.

Deja un comentario