Política y Sociedad Entrevista con la vocal de la SEME

Mercedes Campoy: Un 58% de los tratamientos estéticos lo realiza personal no cualificado

Con motivo del aumento de los casos de intrusismo detectados en la realización de tratamientos de Medicina Estética, Acta Sanitaria ha conversado con la vocal de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), la doctora Mercedes Campoy, que asegura en esta entrevista que aproximadamente un 58 por ciento de estos tratamientos que deberían ser aplicados por médicos está siendo realizado por personal no cualificado.

Acta Sanitaria (AS).- El intrusismo profesional es cada vez más frecuente en el ámbito sanitario. ¿Cómo afecta a la Medicina Estética, en concreto?

Mercedes Campoy (MC).- La Medicina Estética es una de las áreas médicas más afectadas por el intrusismo. De hecho, hemos detectado un aumento del intrusismo en nuestra práctica diaria. Según estimaciones elaboradas por la SEME, un 28 por ciento de los tratamientos médico estéticos se realizan en centros de estética, 16 por ciento en peluquerías y otro 14 por ciento los realizan esteticistas autónomos. Es decir, que aproximadamente un 58 por ciento de todos los tratamientos que deberían ser aplicados por médicos está siendo realizado por personal no cualificado. Además, hay otros espacios que no tenemos bien identificados, donde también se realizan tratamientos médico estéticos sin autorización, como gimnasios, herboristerías o, incluso, farmacias.

(AS).- ¿Cuáles son los casos de intrusismo más habituales que se encuentran en este sector?

(MC).- Lo cierto es que casi todos los tratamientos médico estéticos se ven afectados por el intrusismo. Desde la Sociedad Española de Medicina Estética hemos dotado de herramientas a la lucha contra el intrusismo en Medicina Estética, así que tenemos un buen termómetro de la situación. Es bastante habitual que pongan en nuestro conocimiento casos en los que tratamientos a base de toxina botulínica, rellenos dérmicos, hilos tensores e incluso láser para la eliminación de manchas o tatuajes son aplicados por personas ajenas a la Medicina.

“Casi todos los tratamientos médico estéticos se ven afectados por el intrusismo”

(AS).- ¿Cuáles son los peligros de estas prácticas?

(MC).- Los peligros son diversos y pueden suponer consecuencias con diferentes grados de gravedad. Si una persona no capacitada profesionalmente realiza un acto médico quiere decir que no sabe diagnosticar, ni decidir qué tratamiento es el más adecuado, ni cómo aplicarlo y, en el caso de que surgiese alguna complicación, cómo resolverla. Imagínese que un paciente acude a consulta para eliminar una mancha en la piel. Como médicos estéticos debemos abrir una historia clínica, observar y analizar dicha mancha para saber exactamente su origen y, teniendo estos dos elementos en cuenta –historia clínica y diagnóstico-, debemos proponer el tratamiento más apropiado.

Si este mismo paciente se pusiese en manos de un profesional no médico, sin formación específica en Medicina Estética, lo más probable es que se pasase por alto que esta mancha –por muy pequeña que fuere- se tratase, en realidad, de una lesión maligna de la piel, por ejemplo, con el riesgo que eso supondría para la vida del paciente… Este es solo un ejemplo de lo que implica el intrusismo. Por ello, el diagnóstico solo puede hacerlo un médico capacitado.

(AS).- ¿Cómo puede detectarse? 

(MC).- Realmente la Medicina Estética está bien regulada. Por eso, lo que debe saber cualquier persona que desee someterse a un tratamiento médico estético es que debe acudir a un Centro o Clínica Médico Estética, que esté autorizada por el Ministerio de Sanidad, y que cuente, por lo tanto, con profesionales cualificados.

“El diagnóstico solo puede hacerlo un médico capacitado”

En las páginas web de las Consejerías de Sanidad pueden asegurarse de ello, ya que ofrece a los usuarios una base de datos de todos los centros registrados. También pueden hacerlo poniéndose en contacto con alguna de las sociedades que representa al colectivo médico estético, como la SEME, por ejemplo. De hecho, en nuestra web pueden encontrar más información sobre los distintos tratamientos que son específicamente médicos y datos de contacto de muchos de los centros autorizados.

(AS).- ¿Qué consejos ofrecería a la población para que sepa cuándo está ante un caso de intrusismo?

(MC).- Es muy complicado que un paciente sepa identificar, en todos los casos, que se encuentra ante una situación de intrusismo. Por eso, la mejor forma de asegurar su salud es que acuda a un centro médico estético. Dicho esto, por supuesto, si detecta algún caso de intrusismo evidente –tratamientos como los mencionados (toxina botulínica, rellenos dérmicos…) que son aplicados en gimnasios, peluquerías o, incluso, en sus domicilios- pueden denunciarlo por las vías ordinarios ante las Consejerías de Sanidad y a través de las comisarias o, incluso, ponerlo en conocimiento de instituciones como la nuestra.

(AS).- Una vez detectado, ¿cuáles deberían ser los pasos a seguir por los afectados?

(MC).- Lo primero, no ponerse jamás en sus manos. Algunos pacientes podrían confiar en las buenas intenciones e, incluso, recomendaciones de terceros y asumir el riesgo de ponerse en manos de una persona no cualificada. Es muy importante que sepan que pueden poner en riesgo seriamente su salud. En el caso de duda, como decíamos, pueden realizar una consulta a los colegios médicos, por ejemplo. Y, por supuesto, la mejor opción sería interponer la correspondiente denuncia ante la Consejería de Sanidad y las autoridades.

(AS).- Recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ratificó la suspensión cautelar de la resolución sobre cuidados corpo-estéticos y de la prevención del envejecimiento, por considerarla “una invasión de competencias exclusivas” por parte de Enfermería. ¿Qué opinión tiene la SEME sobre ello?

(MC).- Las resoluciones que hasta la fecha se han obtenidos por parte del Tribunal han sido claras y no solo afirman que supondría una invasión de las competencias, sino que han puesto de manifiesto que la importancia de esta cuestión radica en que lo contrario podría suponer un atentado contra un derecho que es fundamental, el de la salud de los pacientes.

“El trabajo de los médicos y de los enfermeros es siempre un tándem”

Por supuesto, el trabajo de los médicos y de los enfermeros es siempre un tándem y no podemos sino poner en valor sus funciones y su profesionalidad, pues si la Medicina española goza de una excelente imagen en todo el mundo se debe a todos los profesionales que nos dedicamos a ella con la máxima seriedad. Por supuesto, el colectivo de Enfermería es una pieza esencial. Sin embargo, no podemos perder de vista que lo que realmente importa, y por lo que la SEME lucha, es ofrecer una Medicina Estética de calidad, siempre buscando el beneficio de los pacientes.

Deja un comentario