El mirador visión crítica de la actuación oficial frente a la pandemia

Transparencia y comunicación en tiempos de covid19. Sin ética, ni ciencia, ni confianza pública.

Juan Gervás

La información oficial frente a la pandemia de Covid19, que llega a aceptarse sin crítica alguna por más que se desconozca hasta las actas de las decisiones, provoca reflexiones como las que, en esta ocasión, se lleva a cabo en este trabajo en el que se contrasta los planteamientos oficiales con los datos científicos existentes. Todo un mundo de contradicciones.

Sin ética

Según el Hasting Center, de Nueva York (Estados Unidos), con la pandemia covid19 la ética está en caída libre, en un precipicio sin fondo https://www.thehastingscenter.org/covid-19-and-the-global-ethics-freefall/

Un año después así sigue la ética, cayendo en medio del vacío que conllevan el desconcierto y el pánico de las autoridades y sus expertos, y de profesionales, pacientes y poblaciones.

Vamos de ola en ola, de confinamiento en confinamiento, de disminución de libertades a mayor disminución de libertades sin que se dé cuenta de errores (“accountability”) en la respuesta ni de mayor análisis que culpar a la población por sus conductas “irresponsables”. Todo se carga en el “lado azul” de las medidas posibles http://saludineroap.blogspot.com/2020/12/contra-los-danos-de-la-pandemia-covid19.html

Sin ciencia

También la ciencia está en caída libre como ha demostrado el comportamiento irracional en el acompañamiento y tratamiento de los pacientes.

Por ejemplo, el uso casi sistemático de hidroxicloroquina con azitromicina, que probablemente incrementó la mortalidad de los pacientes. También la muerte en solitario en las Unidades de Cuidados Intensivos, una práctica cruel y brutalmente innecesaria en general https://bjgpopen.org/content/4/2/bjgpopen20X101094
https://www.clinicalmicrobiologyandinfection.com/article/S1198-743X(20)30505-X/fulltext
https://www.enfermeria21.com/diario-dicen/gabriel-heras-el-libro-muestra-lo-que-hemos-vivido-las-uci-es-un-homenaje-para-la-memoria-historica-de-todos-nosotros-y-para-que-la-gente-conozca-funcionan/

Sin transparencia

En España ha sido y sigue siendo llamativa la falta de transparencia y, así, carecemos de acceso a los informes de los expertos y a las actas de las reuniones en que se han ido decidiendo y se deciden las estrategias

En España ha sido y sigue siendo llamativa la falta de transparencia y, así, carecemos de acceso a los informes de los expertos y a las actas de las reuniones en que se han ido decidiendo y se deciden las estrategias.

La transparencia es clave pues, sin transparencia, brillan la corrupción y el despilfarro y se obscurece la confianza pública. Sin confianza pública es imposible dar la respuesta precisa a un problema de la envergadura de la pandemia covid19 https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S016885102030107X

Sin participación popular

En la pandemia en España también ha faltado y falta la participación popular. Todo es tipo ilustrado, “para el pueblo pero sin el pueblo”, infantilizando a la población y manejándola mediante el miedo culpabilizador y las promesas excesivas.

Recuerda en mucho a lo que se hizo en la pandemia de la “gripe española”, de hace un siglo, en que el tratamiento informativo tuvo un lenguaje biomilitar (una batalla entre los humanos y los gérmenes) y el foco recayó sobre expertos y figuras de autoridad, casi exclusivamente varones blancos. Entonces [y ahora] «Los médicos estaban avergonzados», «Fue un fracaso estrepitoso de la medicina moderna» https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/la-espintrnica-imita-al-cerebro-819/la-pandemia-que-olvidamos-19361

Como ejemplo del foco centrado en expertos y autoridades, los grupos prioritarios para la vacunación que se han definido de arriba abajo por más que “el público debería participar en los debates sobre los riesgos y los beneficios de las vacunas, sobre quién debe vacunarse antes y por qué. Varios grupos de expertos han deliberado y escrito sobre estas cuestiones, pero la gente debe poder valorar sus argumentos y opinar” https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/la-espintrnica-imita-al-cerebro-819/vacunas-anti-covid-19-incertidumbres-y-transparencia-19347

Sin prudencia

Se tolera el pensamiento mágico de las autoridades y su expertos que pueden llegar a recomendar que en las hojas informativas sobre la vacunación covid19 se haga constar, contra nuestra ignorancia actual, que “La administración de dos dosis de vacuna reducirá la probabilidad de enfermar, de desarrollar enfermedad grave y de morir”. Así mismo, que la vacunación disminuye la transmisión del virus y produce inmunidad de rebaño: “La vacunación supone, según la evidencia científica actual, una actuación sanitaria beneficiente tanto para la persona que la recibe como para la sociedad en su conjunto” https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/covid19/docs/COVID-19_Actualizacion1_EstrategiaVacunacion.pdf

El resultado es una política de vacunación casi sin excepciones, ni siquiera las más elementales y generales, como evitar su uso en ancianos frágiles. Ello ha conllevado a posteriori una llamada de atención en Noruega a la vista de la mortalidad asociada a la vacuna que se ha llegado a emplear en pacientes terminales. Lo mismo ha sucedido en Alemania, donde se ha llegado a vacunar a pacientes gravemente enfermos, con las correspondientes muertes asociadas https://www.bmj.com/content/372/bmj.n149   https://www.n-tv.de/panorama/Institut-prueft-zehn-Todesfaelle-nach-Impfung-article22292066.html

¿Por qué no ser más sencillos, prudentes y científicos y renunciar a chantajes emocionales (“la vacuna salva vidas”, “me vacuno por mí y por los demás”, etc) y dar la información que tenemos sin paternalismos?

Hoy por hoy las vacunas covid19 no han demostrado disminuir la transmisión del SARS-CoV-2 ni producir inmunidad de rebaño “The unknowns of how the vaccine affects transmission makes the possibility of achieving herd immunity through vaccination uncertain” https://www.thelancet.com/journals/lanmic/article/PIIS2666-5247(20)30226-3/fulltext

Se contraviene la ética y se la despeña por ese barranco de la pandemia cuando ni siquiera se siguen las normas mínimas del consentimiento informado al advertir a los ancianos de que carecemos de datos para tener idea de su uso en mayores de 75 años

Por ejemplo, se contraviene la ética y se la despeña por ese barranco de la pandemia cuando ni siquiera se siguen las normas mínimas del consentimiento informado al advertir a los ancianos de que carecemos de datos para tener idea de su uso en mayores de 75 años. “Lleve el tiempo que lleve, los ancianos deben ser informados acerca de las incertidumbres”, como bien resalta la revista Prescrire: “Elderly patients: limited data, many uncertainties. These points should be explained, taking whatever time is necessary, including to those who may have trouble taking in and understanding this information. It is important to give the persons concerned sufficient time to think it over before making a decision one way or the other”  https://english.prescrire.org/en/81/168/60584/0/NewsDetails.aspx

Cabe recordar el grave daño a la ética y a valores como dignidad, equidad y libertad, de las coacciones más o menos sutiles para la vacunación, bien respecto a la exigencia en el trabajo, bien en otras ocasiones “para hacer vida normal” respecto, por ejemplo, a asistencia a conciertos, conferencias, congresos, para viajar, etc. Los “pasaportes de vacunación” empiezan a resultar populares, pese a su falta de fundamento científico y ético. La coerción puede ser más o menos “blanda”, pero sigue siendo brutal, como por ejemplo el anuncio en Los Ángeles (Estados Unidos) de la exigencia de la vacunación infantil para asistir a clase, “una vez contemos con una vacuna adecuada” https://covid19siap.wordpress.com/los-pasaportes-inmunologicos-de-vacunacion-libre-de-virus-carecen-de-ciencia-y-de-etica/   https://www.20minutos.es/noticia/4545538/0/oms-rechaza-pasaporte-vacunados-covid-19-viajar/  https://www.usnews.com/news/education-news/articles/2021-01-12/la-schools-chief-kids-must-get-coronavirus-vaccine-to-return

Sin posibilidad de discrepar

Cualquier crítica o iniciativa no-oficial se trata de “negacionismo” y se atribuye a pensamiento de extrema derecha y conspiranoico. La única forma de evitar el anatema y la lapidación es diciendo a todo que sí, por más que sea absurdo

Cualquier crítica o iniciativa no-oficial se trata de “negacionismo” y se atribuye a pensamiento de extrema derecha y conspiranoico. La única forma de evitar el anatema y la lapidación es diciendo a todo que sí, por más que sea absurdo.
Por ejemplo, decir que sí a la imposición del uso permanente de la mascarilla (barbijo, cubreboca) incluso en el exterior cuando no hay problemas de aglomeración ni hacinamiento y se puede mantener distancia de dos metros. Su imposición coercitiva refleja pura superstición; en la Antigüedad se degollaban carneros ante las pestes, ahora se implanta esta barbarie salubrista sin fundamento y sin ética que restringe innecesariamente la libertad personal https://www.gacetasanitaria.org/es-face-masks-in-general-healthy-avance-S0213911120301990
https://www.who.int/publications/i/item/advice-on-the-use-of-masks-in-the-community-during-home-care-and-in-healthcare-settings-in-the-context-of-the-novel-coronavirus-(2019-ncov)-outbreak
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0013935120315000

Sin entender estadística

Nos gobiernan a base de notas de prensa, bien culpabilizando a la población, bien prometiendo resultados imposibles. Todo con tal de no dar cuentas de los errores y fracasos en la gestión de la pandemia, yendo de ola en ola y sin control alguno.

Por ejemplo, fue absurda la presentación triunfal de los primeros resultados de una vacuna covid siendo engañoso el dato de “eficacia del 90%”. Esconde un número altísimo de pacientes a vacunar para evitar la enfermedad leve, sin datos de enfermedad grave, ni de hospitalizaciones, ingresos cuidados intensivos y muertes.

En su crítica mensual sobre estadística sin ciencia, Gerd Gigerenzer, del Harding Center for Risk Literacy (Instituto Max Plank, Alemania) destacó como lo peor de noviembre (2020) la frase de la comunicación de prensa de Pfizer-BioNTech “La vacuna covid19 es 90% efectiva”, una frase que se utiliza como propaganda, a sabiendas de que se entenderá mal [Unstatistik des Monats Der Impfstoff ist „zu 90 Prozent wirksam“] https://www.rwi-essen.de/unstatistik/109/

Síntesis

La pandemia covid19 demuestra la capacidad de infectar de un virus y la debilidad de una sociedad enferma que pretende dar respuesta a la tragedia sin ética, sin tolerancia y sin transparencia. Hay que cambiar.

NOTA

El pasado 3 de diciembre de 2020 se celebró un seminario virtual sobre “Transparencia y comunicación” dentro de la actividad general acerca de “Salud Pública y Covid”.

Dicha actividad se celebró en la Fundación Grífols en colaboración con el Grupo de Ética de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) y la Cátedra de Bioética Uvic-UCC.

Moderó el seminario Andreu Segura (SESPAS) con la colaboración de Andrea Burón y con las ponencias de Gema Revuelta (médica y directora del Studies Center on Science, Communication and Society de la UPF) y Beatriz Gallardo (Secretaria Autonómica de Prospectiva y Comunicación de la Generalitat Valenciana) https://www.fundaciogrifols.org/es/web/fundacio/-/transparencia-i-comunicacio-video

Fui invitado como panelista y miembro del Grupo de Ética de SESPAS, sine pecunia, y esta es la síntesis ampliada de mi comentario (que refleja mi propia y libre opinión y no la de ninguna de las instituciones ni personas citadas).

Como guía, Andreu Segura escribió un texto en el que pidió que nos centráramos en valorar “la importancia de la comunicación de las noticias, de los datos y de la información y del conocimiento desde la perspectiva de la autoridad política que ostenta la legitimidad para tomar decisiones en nuestro nombre y de los medios de comunicación social acerca de las dimensiones más relevantes, en su opinión, sobre los efectos atribuibles al papel que han jugado y que siguen jugando por un lado las autoridades sanitarias y, por otro, los medios de comunicación social, particularmente respecto de la percepción de la magnitud de la pandemia, de su importancia “objetiva” y, sobre todo, de las consecuencias a la hora de asumir, respetar o padecer las medidas preventivas adoptadas”.

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; <a

6 Comentarios

  1. Manel Serrat says:

    Como siempre, claro y conciso. No es necesario decir más.

  2. Marian says:

    Un fuerte aplauso, Juan, por estas excelentes declaraciones que reflejan con el más puro rigor, todas estas llagas que tenemos en nuestra sociedad. Un fuerte abrazo y gracias por esta valentía.
    Hoy día decir la verdad es un acto de heroicidad

  3. Josefina says:

    Como medico jubilado estoy de acuerdo. I siento un profundo malestar cuando veo como tragan los medicos activos i como se gestiona la salud. Desde los colegios de medicos gracias a todos los activistas por pkantar cara

  4. Cristóbal says:

    Si realmente queremos pasar de las quejas a las soluciones, EL TRATAMIENTO ES LA COGESTIÓN: la integración en la dirección (según su ámbito territorial) tanto de la Administración, profesionales y trabajadores, así como de la ciudadanía (parecido a las mesas electorales, jurado, etc.) y ésta, la que la paga y la que la utiliza, con mayor ponderación. Si no, pasada la pandemia, los mercenarios del neoliberalismo volverán a las andadas y a ir desmantelando la sanidad (para impulsar su privatización, un proceso de ámbito general en el que llevan más de 50 años) con la consiguiente degradación a todos los niveles ( profesional, laboral, sanitario, ciudadano, etc.), menos a uno …

  5. Margarita says:

    Gracias Juan por tu gran aportación a la ciencia y a la medicina en general.
    Yo personalmente te agradezco lo mucho que me enseñaste hace años en el centro de salud de General Moscardó, donde estuve trabajando contigo temporalmente, sustituyendo a una médico embarazada.
    Y sigo aprendiendo contigo lo importante que es ser critico y no creer todo lo que publican en revistas de alto impacto o cuentan determinados especialistas que son convencidos o manipulador por las farmacéuticas.
    De nuevo gracias. Un beso
    Margarita Villar. Médico de Familia. Las Matas

  6. Juanpa says:

    Respecto al tratamiento sistemático con Hidroxicloroquina y Azitromicina estoy completamente de acuerdo, dado que, en lugar de aplicarlo lo antes posible en régimen ambulatorio (siguiendo al virólogo Didier Raoult o al Dr Zelenko), lo han aplicado en enfermos hospitalizados.