Derecho Sanitario Según el Abogado General del TJUE

No es necesario evaluar un mínimo de ofertas para garantizar la competencia real en una licitación

— Madrid 26 Jun, 2018 - 4:27 pm

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Maciej Szpuner, ha considerado en sus conclusiones prejudiciales que la Directiva 2014/24/UE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre contratación pública no se opone a que una empresa adjudicataria del sector público del País Vasco, Musikene, esté obligada a obtener en la fase final de un proceso de licitación un número de ofertas suficientes para garantizar la “competencia real”.

Musikene es una fundación del sector público del País Vasco que organizó un procedimiento abierto para adjudicar un contrato de suministro, cuyo valor superaba el umbral que obliga al poder adjudicador a aplicar las disposiciones que transpone la Directiva 2014/24 al derecho español. En los pliegos de la licitación, se describen dos fases, una técnica y otra económica, en las que se podrá atribuir hasta un máximo de 50 puntos en cada parte.

Además, en otro de los pliegos se estableció un umbral mínimo de puntuación, que debe obtenerse en la fase técnica para poder pasar a la económica. La sociedad Montte interpuso ante el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales del País Vasco un recurso para impugnar el pliego de la licitación sobre el umbral mínimo.

Aclarar la norma nacional

Tras no llegar a un acuerdo, el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales del País Vasco se dirigió al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para aclarar si la normativa nacional faculta al poder adjudicador para articular en dos fases la evaluación de las ofertas y si en la fase final de la licitación se tiene que evaluar un número mínimo de ofertas determinado.

Finalmente, el Abogado General señala en sus conclusiones que la empresa adjudicataria está autorizada a establecer en los pliegos, que rigen una licitación mediante un procedimiento abierto, una evaluación de las ofertas por fases sucesivas. También concluye que no es obligatorio que en la fase final se evalúen unas ofertas suficientes para garantizar la competencia real.

Deja un comentario