Derecho Sanitario fabricados por la antigua empresa Poly Implant Prothèses

El Tribunal Europeo permite limitar a Francia la indemnización por los implantes mamarios defectuosos

— Madrid 11 Jun, 2020 - 5:35 pm

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha emitido una decisión prejudicial en el marco del litigio por la implantación de prótesis mamarias defectuosas fabricadas por la ya extinta compañía Poly Implant Prothèses (PIP), de Francia, en la que valida que la indemnización por estos implantes se limite a las personas afectadas en Francia, y no en otros países de la Unión Europea (UE).

Fue un tribunal de Alemania el que envió la petición de decisión prejudicial al TJUE, al preguntarse si el artículo 18 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), sobre la prohibición de toda discriminación por razón de la nacionalidad, prohíbe que la entidad aseguradora alegue que “el límite de la cobertura del seguro se alcanzó al cubrir siniestros ocurridos en Francia metropolitana o en los departamentos y territorios franceses de ultramar”.

Una mujer de nacionalidad alemana, que en 2006 se sometió a una operación para la colocación de las prótesis, llevó ante los tribunales a la empresa TÜV Rheinland, encargada de realizar las inspecciones de los implantes mamarios de PIP, y a la compañía de seguros Allianz, con la que la fabricante francesa tenía un contrato de seguro que cubría su responsabilidad civil por la fabricación de tales productos. Este contrato contenía una cláusula que limitaba el ámbito territorial de la cobertura del seguro a los daños producidos en Francia metropolitana o en los departamentos y territorios franceses de ultramar.

Según la respuesta judicial, “el artículo 18 TFUE debe interpretarse en el sentido de que no es aplicable a una cláusula, establecida en un contrato celebrado entre una entidad aseguradora y un fabricante de productos sanitarios, que limita el ámbito territorial de la cobertura del seguro de responsabilidad civil derivada de tales productos a los daños ocasionados en el territorio de un único Estado miembro, por cuanto tal situación no está comprendida, en el estado actual del Derecho de la Unión, dentro de su ámbito de aplicación”.

Antecedentes del hecho

Entre 1997 y 2010, TÜV Rheinland llevó a cabo diversas inspecciones del sistema de calidad establecido para el diseño, la fabricación y el control final de los implantes mamarios que producía PIP, asegurada por Allianz. En 2010, la Agencia Francesa de Seguridad de los Productos Sanitarios constató, a raíz de una inspección, que los implantes mamarios estaban rellenos de silicona industrial no autorizada.

La fabricante fue declarada en concurso de acreedores en 2010 y liquidada en 2011, mientras que, en 2013, su director general fue condenado por un órgano jurisdiccional francés a cuatro años de prisión por fabricación y distribución de productos peligrosos para la salud. La demandante se sometió a la operación de colocación en 2006 para, seis años después, tener que someterse a una nueva intervención con el fin de reemplazar los implantes.

Por estos motivos, la afectada presentó una demanda de indemnización por daños y perjuicios dirigida conjunta y solidariamente contra el médico que le colocó los implantes mamarios defectuosos y contra TÜV Rheinland y Allianz.