Derecho Sanitario en referencia a los beneficios generales y no específicos

El TJUE se pronuncia sobre el carácter supuestamente engañoso de un complemento alimenticio

— Madrid 5 Feb, 2020 - 5:08 pm

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado una sentencia, en respuesta a una petición de decisión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo de lo Civil y Penal de Alemania, en el marco de un litigio sobre la referencia a los beneficios generales y no específicos «a propósito del carácter supuestamente engañoso del envase de un complemento alimenticio», señala el propio órgano judicial.

Este conflicto se dio entre las compañías farmacéuticas Dr. Willmar Schwabe y Queisser Pharma. Esta última comercializa un complemento alimenticio denominado Doppelherz, que en la cara frontal de su envase contiene la declaración siguiente, controvertida en el litigio principal: «vitaminas B y zinc para el cerebro, los nervios, la concentración y la memoria». En la cara posterior figuran otras indicaciones relativas a los beneficios del complemento.

Dr. Willmar Schwabe solicitó ante la justicia alemana «que se condenara a Queisser Pharma, so pena de multa coercitiva, a suspender la promoción del complemento alimenticio mientras en la cara frontal de su envase figurara la declaración controvertida en el litigio principal», indica el TJUE.

En este sentido, este tribunal establece en su sentencia que, según el Reglamento europeo n.º 1924/2006, «el requisito que establece de que toda referencia a beneficios generales y no específicos de un nutriente o alimento deba ir acompañada de una declaración de propiedades saludables específica incluida en las listas contempladas en los artículos 13 o 14 de dicho Reglamento no se satisface cuando el envase de un complemento alimenticio contiene, en su cara frontal, una referencia a los beneficios generales y no específicos para la salud de un nutriente o alimento, mientras que la declaración de beneficios saludables específica destinada a acompañarla solo aparece en la cara posterior de ese envase y no hay una remisión explícita, como un asterisco, entre ambas».

Fundamentarse en pruebas científicas

Asimismo, la normativa europea debe interpretarse en el sentido de que «las referencias a los beneficios generales y no específicos de un nutriente o un alimento para la buena salud general o el bienestar relativo a la salud deben fundamentarse en pruebas científicas con arreglo a los artículos 5, apartado 1, letra a), y 6, apartado 1, de dicho Reglamento. Bastará al efecto con que tales referencias vayan acompañadas de declaraciones de propiedades saludables específicas incluidas en las listas contempladas en los artículos 13 o 14 del citado Reglamento», añade este órgano judicial.

Deja un comentario