Punto de vista España, a la cola de europa en atención médica al final de la vida

Tirón de orejas a España por su nivel en cuidados paliativos

El Dr. Jacinto Bátiz publica en «Médicos y Pacientes» un análisis de los datos del informe ‘Atlas de Cuidados Paliativos en Europa 2019’ que, por interés, recogemos.

En el reciente Atlas de Cuidados Paliativos Europa 2019, coordinado por la Universidad de Navarra y presentado hace unos días en Madrid por sus autores, muestra unos datos referentes a la situación de los Cuidados Paliativos en España con los que nos dan un toque para que nos pongamos las pilas: nos hemos estancando en los servicios de cuidados paliativos y estamos a la cola de Europa. Tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, al menos de eso presumimos, pero estamos a la cola de Europa en la atención médica al final de la vida. Esto nos tiene que hacer reflexionar.

Los cuidados paliativos representan una sólida respuesta sanitaria al sufrimiento relacionado con el final de la vida de las personas. Demostrada su eficacia y su eficiencia, creemos que se han convertido en un derecho de todos los ciudadanos españoles y en una prestación sanitaria básica.

A la espera de una ley nacional

Durante muchos años, los cuidados paliativos han dependido fundamentalmente de la buena voluntad, de la vocación y del interés de unos cuantos profesionales

Durante muchos años, los cuidados paliativos han dependido fundamentalmente de la buena voluntad, de la vocación y del interés de unos cuantos profesionales pero, según dice la OMS, la voluntad política es un elemento decisivo para garantizar la adecuada atención a las personas al final de la vida. Esperemos que los nuevos parlamentarios asuman la voluntad política para elaborar una Ley Nacional de Cuidados Paliativos, pero dotada de recursos presupuestarios, de lo contrario no servirá para mucho si se publica en el Boletín Oficial del Estado dicha Ley pero sin dotación presupuestaria.

Hay que recordar las consideraciones que la Organización Médica Colegial de España (OMC) señalaba en el Documento publicado por el Observatorio Atención Médica al final de la vida de esta misma institución (Rev Soc Esp Dolor. 2010;17(4):213-215) para el desarrollo de los cuidados paliativos en España:

“El desarrollo de los cuidados paliativos representa una garantía para la correcta atención al final de la vida de las personas”. Durante más de 50 años de historia de esta disciplina sanitaria los cuidados paliativos han demostrado que son la alternativa más eficaz en el tratamiento de los pacientes en fase terminal y de sus familiares. Pero esto exige que este desarrollo sea homogéneo y universal para que no sea el privilegio de unos pocos sino el derecho de todos aquellos que los necesiten.

Es necesario habilitar un sistema específico de selección, capacitación, acreditación y reconocimiento para los médicos y para el resto de profesionales sanitarios que trabajen en los equipos de cuidados paliativos”. Cuando no existe un sistema de selección de personal específico, como es nuestro caso, se está dificultando el desarrollo de los cuidados paliativos en España. Hay que tener en cuenta que la creación de equipos específicos requerirá de un número elevado de profesionales debidamente preparados.

La Medicina Paliativa ha adquirido un rango asistencial y científico suficiente como para ser impartida en todas las facultades de medicina

“Las administraciones educativas y sanitarias han de garantizar la formación de grado en cuidados paliativos en todas las facultades de medicina, así como en las de otras profesiones sanitarias”. Después de más de 50 años, la Medicina Paliativa ha adquirido un rango asistencial y científico suficiente como para ser impartida en todas las facultades de medicina por profesores que puedan acreditar una formación y experiencia clínica suficientes. Las directivas del Espacio Universitario Europeo prevé que los cuidados paliativos sean una asignatura obligatoria. El citado Atlas de Cuidados Paliativos en Europa 2019 evidencia que, en cuanto a la formación en cuidados paliativos de los profesionales, el 50% de las facultades españolas de Medicina y casi el 60% de las de Enfermería han incorporado esta enseñanza de manera obligatoria. Esta realidad nos señala que en nuestro país estamos ante una necesidad de formación que aún queda por cubrir

Eficiencia demostrada

Los cuidados paliativos están demostrando eficiencia ya que de manera muy positiva impactan sobre la calidad de vida del enfermo (alivian sus síntomas, favorecen la buena comunicación y la relación médico-paciente, así como el respeto de sus valores, etc.), apoyan a las familias, complementan al resto de medidas empleadas, influyen sobre los sistemas sanitarios y, además, ahorran costes.

Como señala la OMS en su Recomendación 804, que la voluntad política es un elemento decisivo para garantizar la adecuada atención a las personas al final de la vida. ¿Estamos dispuestos a adelantar algunos puestos en el ranking europeo de Cuidados Paliativos? ¿Mejoraremos nuestros indicadores en la próxima edición del Atlas Europeo? ¿Asumirán nuestros parlamentarios y nuestros gestores sanitarios estos retos? ¡Ojalá! Las 80.000 personas que cada año aún no reciben estos cuidados se lo agradecerán.

Jacinto Bátiz Cantera

Director del Instituto para Cuidar Mejor del Hospital San Juan de Dios de Santurce (Vizcaya). Secretario de la Comisión Central de Deontología de la OMC. Miembro del Observatorio Atención Médica al Final de la Vida de la OMC. Responsable del Grupo de Trabajo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina General y Familia (SEMG).

Deja un comentario