Tecnología e Investigación Según el balance de 2020, de la ONT

El tiempo medio para localizar un donante de médula ósea se reduce a la mitad en la última década

— Madrid 21 Abr, 2021 - 11:24 am

Según el balance de datos de 2020 que ha presentado la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), el tiempo medio para localizar un donante de médula ósea se redujo a la mitad en la última década, ya que en 2020 solo se tardaron 26 días, de media, en localizar al donante de progenitores hematopoyéticos idóneo para cada paciente, mientras que en 2010, se empleaban 48.

A lo largo del pasado año, se realizaron 3.375 trasplantes de progenitores hematopoyéticos (TPH) -o células madre de la sangre-, obtenidos de médula ósea, sangre periférica y sangre de cordón umbilical (SCU). De ellos, 2.049 procedían del propio paciente (trasplantes autólogos), mientras que 1.326 fueron obtenidos de un donante (trasplantes alogénicos). Pese a la Covid-19, en 2020 solo se realizaron 69 trasplantes menos que en 2019, lo que representa un 2 por ciento de reducción.

En los momentos más críticos de la pandemia, especialmente en la primera ola, la Guardia Civil colaboró para que los progenitores hematopoyéticos pudieran llegar a su destino. “Su ayuda en los puestos de entrada y salida de los aeropuertos fue indispensable”, destaca la ONT. Del mismo modo, los equipos de trasplante pudieron retrasar algunos procedimientos gracias a las posibilidades de congelación que tienen estos productos, que pudieron preservarse en condiciones idóneas hasta que el trasplante pudiera realizarse.

España dispone de 64.638 unidades de SCU, un 8 por ciento de las almacenadas en el mundo (799.770), siendo el mayor registro de Europa y el tercero en el mundo, detrás de Estados Unidos y Taiwán. En 2020, se enviaron 115 unidades de SCU para trasplante, 17 para pacientes nacionales y 98 para extranjeros.

Sobre el trasplante alogénico

En los 23 casos de trasplante no familiar que se realizaron en el país, se empleó SCU de donantes de bancos públicos. No obstante, “la actividad de trasplante de SCU se ha ido reduciendo a lo largo del tiempo por el desarrollo de otros tipos de TPH”, matiza la citada organización.

Los datos del pasado año subrayan que la actividad de TPH en España no deja de crecer, con un 33 por ciento de incremento en la última década. El trasplante alogénico aumentó en un 53 por ciento, a expensas del desarrollo del trasplante haploidéntico, y el de donante no emparentado en un 15 por ciento. “Gracias a todas estas opciones de donación, se puede afirmar que, en la actualidad, todos los pacientes que lo necesitan disponen de un donante adecuado”, resalta la ONT.

Al cierre del año, España contaba con 431.703 donantes inscritos en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO). Gracias a ellos, y a pesar de la pandemia, 220 donaciones fueron efectivas en 2020, frente a 221 en 2019. A lo largo de 2020, se incorporaron 30.631 nuevos donantes al registro. La media de edad de los donantes inscritos es de 33 años y la de los donantes incorporados en 2020, de 29. El 53 por ciento de los donantes disponibles es menor de 40 años.

De acuerdo con el balance de dicha institución, en 2020, se activaron 920 nuevas búsquedas de donante no emparentado para pacientes españoles. Se localizaron 1.460 donantes compatibles para 786 pacientes, lo que supone casi dos donantes por paciente.