Un medidor de glucosa que muestre el progreso en el control, clave para la motivación

Encuesta realizada por LifeScan (Johnson & Johnson)

Guardar

Un medidor de glucosa que muestre al paciente que está progresando en el control de la diabetes, es clave para su motivación, según una encuesta realizada por LifeScan (Johnson & Johnson) a un total de 3.962 profesionales sanitarios de todo el territorio español, entre endocrinólogos y médicos de atención primaria, enfermería y auxiliares de enfermería.

El 95 por ciento de los consultados opina que un medidor de glucosa que refuerce en positivo y directamente al paciente cuando sus resultados sean los esperados, le puede motivar e involucrar más en su educación diabetológica y, consecuentemente, en un mejor control de su enfermedad. Además, el 97 por ciento cree que los pacientes con diabetes controlan mejor su enfermedad cuando son conscientes de que están obteniendo los resultados esperados. Estos datos evidencian la necesidad de sistemas de autoanálisis que vayan encaminados a cumplir con un objetivo, el de la motivación, que continúa siendo un reto para los profesionales que se dedican al manejo de esta enfermedad.

Esta encuesta resalta que los sistemas para el autoanálisis de la glucosa en sangre deben seguir evolucionando para, no sólo dar simplemente un resultado, sino también ayudar en la educación y la motivación del paciente, reforzando en positivo cada vez que estos alcancen un buen control de sus niveles de glucosa. La motivación del paciente con diabetes por parte de los profesionales sanitarios resulta fundamental en el abordaje de la enfermedad, ya que sin una participación activa del propio paciente es difícil alcanzar los objetivos glucémicos y minimizar riesgos, especialmente las hipoglucemias. Además la motivación favorece la adherencia al tratamiento y ésta, un mejor resultado terapéutico.

El 64 por ciento de los consultados cree que las herramientas que incluyen actualmente los medidores de glucosa no ayudan realmente al paciente con diabetes a involucrarse personalmente en el control de su enfermedad. El 33 por ciento del total de encuestados considera que los glucómetros que actualmente existen en el mercado, ayudan a que los pacientes se impliquen en el control de sus niveles de glucosa en sangre. Si nos focalizamos en los resultados obtenidos en Atención Especializada, este porcentaje aumenta al 52 por ciento.

El 85 por ciento de los participantes pertenece a atención primaria y el 15 por ciento a atención especializada. Esto es debido a que en España, los médicos de atención primaria son los que se encargan del control de la diabetes de manera general.