Un informe de la OMS revela que las bebidas demasiado calientes pueden causar cáncer de esófago

realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC)

Guardar

Un informe, realizado por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha determinado que consumir bebidas por encima de los 65 grados -algo poco habitual en los países europeos- aumenta el riesgo de padecer cáncer de esófago.

oms_zikaEl informe del estudio, publicado en la revista The Lancet Oncology, señala que el grupo de trabajo no encontró evidencias científicas de que beber café pueda ser cancerígeno; sin embargo, a través de estudios elaborados en China, Irán, Turquía y Suramérica, donde el té y el mate se beben muy calientes -alrededor de los 70 grados-, sí que encontraron signos de que el riesgo de sufrir cáncer esofágico aumentaba conforme aumenta también la temperatura de la bebida.

"Los resultados demuestran que consumir bebidas demasiado calientes es una causa probable del cáncer de esófago y que es la temperatura, más que la bebida en sí misma, la causa principal", afirma el director del IARC, Christopher Wild. El director informó igualmente de que se habían realizado estudios con animales, en los que el consumo de agua demasiado caliente también provocaba que aumentara el riesgo de este tipo de cáncer.

"Fumar y beber alcohol son las principales causas del cáncer de esófago", explica Wild, que añade que la mayoría de pacientes con este tipo de cáncer se encuentran en Asia, Suramérica y el este de África, donde tradicionalmente las bebidas se toman excesivamente calientes. Este tipo de cáncer es uno de los ocho tipos más comunes, y una de las causas más frecuentes de muerte por la enfermedad, con alrededor de 400.000 muertes registradas en el año 2012 -el 5 por ciento del total de los fallecidos por cáncer-. La IARC indica que no está claro cuántas de estas muertes y de estas enfermedades están causadas por el consumo de bebidas demasiado calientes.

La agencia de la OMS recalca que no se encontraron evidencias, en el repaso de más de mil estudios sobre esta cuestión, de que el hecho de beber café aumente el riesgo de cáncer, igual que no hay evidencia de que esto ocurra con el consumo de mate. Según la IARC, estas pruebas se realizaron para 20 tipos diferentes de cáncer y en ninguno se extrajeron conclusiones determinantes.