Lorenzo Armenteros y  Antonio Fernández-Pro
Lorenzo Armenteros y Antonio Fernández-Pro

La SEMG reclama una Atención Primaria actualizada con nuevas tecnologías y apoyada con el Big Data

Durante el XXVIII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia

Guardar

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) cree que, tras la crisis vivida debido a la pandemia, la cual ha puesto a prueba y evidenciado las carencias del sistema sanitario, es el momento de actualizar la Atención Primaria, enriquecida por los últimos avances tecnológicos en beneficio de los pacientes.

Así lo manifestaron el presidente nacional y responsable del Grupo de Nuevas Tecnologías de esta sociedad científica, el doctor Antonio Fernández-Pro, y el doctor Lorenzo Armenteros, quien es el portavoz de la misma, durante el XXVIII Congreso Nacional de Medicina General y de Familia, que se celebró en la localidad vizcaína de Bilbao.

Big Data

La SEMG apuesta por el uso de la Medicina algorítmica que sirva de apoyo al profesional sanitario a la hora de tomar decisiones de una forma más ágil y certera. Esto se haría a través de la introducción en el sistema de algoritmos de utilidad para la práctica clínica, que sustituirían los tradicionales protocolos de actuación en papel y que, según los síntomas del paciente, guiarían, siempre bajo el criterio del profesional médico, las actuaciones a realizar con el paciente: petición de pruebas y analíticas, tratamiento, derivación al nivel hospitalario, etc.

"Cuando el nivel de conocimiento es tan alto, necesitamos apoyos que agilicen nuestro trabajo y agilicen los diagnósticos, y más teniendo en cuenta el escaso tiempo del que disponemos para atender a nuestros pacientes", argumentó Lorenzo Armenteros. La Medicina algorítmica indicará en cada momento qué hacer y qué no hacer, "pero el médico de Atención Primaria nunca deja de tener el control porque el criterio clínico prevalece. No lo hace la máquina, lo hacen los profesionales con la evidencia de la que se dispone y varían las actuaciones médicas en función de la sintomatología y el grado de afectación", sostuvo.

Wearebles

También, la SEMG cree que se debería implementar en consulta el uso de aplicaciones móviles y otros dispositivos wearables que facilitan el hacer un seguimiento a distancia de los parámetros clínicos de los enfermos. "Esto permitiría, por un lado, tener un mayor control por parte de los sanitarios y, por otro, un mejor autocontrol por parte del propio paciente", continuó Armenteros.

"La supervisión de forma remota de niveles como la tensión, hemoglobina glicosilada, el aumento de peso, el pulso, etc., con mediciones continuas, que obtienen la media y no solo registran momentos puntuales, permiten localizar los picos y situaciones de riesgo, y actuar en consecuencia. Todo esto aporta un mayor valor pronóstico y diagnóstico que va en beneficio del paciente", prosiguió este especialista.

Adecuar el tratamiento según el género

De igual forma, desde la SEMG piden el cambio hacia modelos de tratamientos más personalizados, por ejemplo, en patologías crónicas que no hacen distinciones entre hombres y mujeres, y, sobre todo, sabiendo que la mayoría de los ensayos clínicos incluyeron, en su día, a varones en su muestra.

Por ejemplo, algunos medicamentos que son prescritos en la actualidad incluyen dosis que, en su día, fueron indicadas para hombres de 80 kilogramos de peso, las cuales deberían adecuarse a las características femeninas. El acceso desde las consultas de Atención Primaria a metadatos y Big Data permitiría buscar los perfiles de pacientes similares en las que las dosis de los fármacos sí fueron efectivas, una información muy valiosa, pero que está disponible en muy pocos servicios autonómicos de salud.

En definitiva, cambio de modelo de Atención Primaria, tal y como se conoce, que lleve a tener consultas con mayor capacidad resolutiva, para lo cual hay que dotarlas de más medios diagnósticos, así como consultas más participativas y compartidas, tanto con el nivel hospitalario como con el propio paciente, siempre mediante conexiones seguras que salvaguarden los derechos de los usuarios.