presentacion_logos_REDCAVA12
presentacion_logos_REDCAVA12

Reducen el colesterol un 27% planificando los tratamientos hipolipemiantes

Mediante un software de ayuda en la toma de decisiones

Guardar



Investigadores de la Red de Investigación Cardiovascular, RIC, han conseguido que cuando se utiliza el sistema HTE-DLP, a la hora de planificar el tratamiento hipolipemiante por parte de médicos expertos en riesgo cardiovascular, un 27,5 % más de pacientes alcancen los objetivos marcados por la Sociedad Española de Arteriosclerosis -colesterol LDL menor de 70 mg/dL- en sólo ocho semanas tras iniciar el tratamiento. Además, el 77,7% de los pacientes en los que se prescribió tratamiento hipolipemiante con ayuda del sistema HTE-DLP lograron un colesterol C-LDL menor de 100 mg/dl.

Por cada 1 mmol/l (39 mg/dl) que se reduce en los niveles de C-LDL, disminuyen un 21% los eventos coronarios. La reducción de esos niveles de C-LDL, a pesar de la eficacia de los fármacos para el control de los niveles de colesterol, choca con un serio inconveniente: planificar correctamente desde su inicio el tratamiento por objetivos.

Sólo un 13% de los pacientes que inician tratamiento hipolipemiante alcanzan los objetivos marcados -estudio Reality-, y sólo un 3% de los pacientes de muy alto riesgo cardiovascular alcanzan los objetivos terapéuticos lipídicos recomendados por la Sociedad Europea de Arteriosclerósis (estudio DARIOS).
Ayuda en la toma de decisiones 
Para aumentar la efectividad, investigadores de la Red de Investigación Cardiovascular, RIC, han desarrollado y validado un sistema de ayuda en la toma de decisiones del tratamiento  hipolipemiante (sistema HTE-DLP). Los resultados del que ha sido el primer estudio europeo en esta materia, acaban de ser publicados en la revista oficial de la Sociedad Europea de Arteriosclerosis.

El estudio comparaba la prescripción de hipolipemiantes por parte de expertos en riesgo vascular, en pacientes de alto riesgo vascular con y sin la utilización del sistema HTE-DLP a la hora de planificar sus tratamientos. Un meta-análisis -(Main C et al, 2010)- concluía que sólo un 60% de las nuevas tecnologías suponen realmente una mejora en la práctica clínica habitual.
Gasto farmacéutico
El coste económico por cada mg/dl de C-LDL descendido usando el sistema HTE-DLP  fue de 0,89 euros/día, frente a 1,10 euros/día cuando no se utilizaba HTE-DLP, es decir, se redujo un 19%. Este hecho tendría un impacto importante en el gasto farmacéutico, ya que el gasto anual a nivel nacional sólo en estatinas supone unos 43 millones de euros. Además, el 86% de los médicos aceptaron la primera recomendación de tratamiento que les proponía el sistema HTE-DLP, siendo esta primera recomendación un genérico, EFG, en el  86,1% de los casos.
El sistema HTE-DLP
Tras conseguir que médicos e informáticos hablasen y entendiesen el mismo lenguaje, para poder transformar la incertidumbre de las decisiones clínicas y las evidencias científicas más excelentes al lenguaje lógico-matemático, el resultado fue un sistema informático que reproduce la toma de decisiones que debería realizar un lipidólogo experto a la hora de prescribir un tratamiento hipolipemiante, y que ofrece ayuda al médico para personalizar cada tratamiento en función de objetivos, de la situación clínica, y del resto de medicación que esté tomando cada paciente.

Este software constituye el primer Sistema Informatizado de Ayuda en la Toma de Decisiones Clínicas o Computerized Decision Support Systems, CDSS), específico para tratamientos hipolipemiantes desarrollado a nivel nacional y patentado; ha sido desarrollado por Fernando Fernández de Bobadilla y Alberto Zamora y validado por los investigadores de la RIC, doctores Alberto Zamora, del H. de Blanes-Girona, y Roberto Elosua, del Insitituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona.

En el estudio de validación de HTE-DLP ha participado el Grupo TransLab de la U. de Girona, la Corporació de Salut del Maresme i la Selva y la  Red de Unidades de Lípidos de Cataluña. El proyecto está incluido en la plataforma de Innovación, TicSalut, del Departamento de Salud del Gobierno Catalán.
Hábitos saludables
Si el paciente estaba previamente tomando tratamiento hipolipemiante, el programa empieza calculando el C-LDL basal previo al inicio de tratamiento. Después compara una a una todas las opciones terapéuticas disponibles en el mercado, primero con criterios de eficacia y seguridad, y luego, a igualdad de estos criterios, las ordena con criterios de coste-eficiencia, todo ello en décimas de segundo.

El sistema HTE-DLP permite, además, realizar al paciente una encuesta sobre hábitos saludables. Todos los criterios incluidos en HTE-DLP están parametrizados, lo que hace posible su actualización en red de forma automática y abre la posibilidad en un futuro de incorporar nuevos criterios de selección y de orden, como por ejemplo, predictores de efectos adversos o predictores genéticos de respuesta al tratamiento.