Pfizer organiza un congreso sobre la aplicación de las nuevas tecnologías en la Reumatología

Se habló de los potenciales usos de la Realidad Virtual y la tecnología 'wereable'

Guardar

Mejorar la monitorización pasiva y activa de los pacientes, asistir a formaciones a distancia, conectar con otros profesionales y analizar la evolución de un paciente sin necesidad de examinarle de forma presencial, reduciendo el número de consultas, han sido algunas de las aplicaciones que las nuevas tecnologías podrían tener en el campo de la Reumatología y que la farmacéutica Pfizer destacó en el Congreso de la Sociedad Española de Reumatología, celebrado en Sevilla.

Logo Pfizer -Marzo 2015Los reumatólogos pudieron conocer el potencial uso que podrían tener en un futuro innovaciones tecnológicas como la Realidad Virtual (RV) en 3D o la tecnología 'wearable', que todavía se encuentran en fases muy incipientes de investigación. Estos talleres, organizados por Pfizer para la promoción de la investigación y la innovación en Reumatología, pretenden" impulsar el conocimiento de las aportaciones que pueden suponer las nuevas herramientas al servicio de los especialistas reumatólogos y del paciente", según afirmaron desde la compañía.

"La tecnología también puede influir en la mejora del tratamiento de estos pacientes y en su calidad de vida. Todo lo que mejore la accesibilidad a la información generada durante la consulta médica ayudará, sin duda, a realizar mejores diagnósticos y a establecer los mejores tratamientos, con mayor eficiencia, lo que a su vez redunda en mejoras de calidad de vida para el paciente que podrá adoptar un papel más activo en el conocimiento y control de su enfermedad", señaló el doctor Miguel Ángel Belmonte Serrano, jefe Sección Reumatología, Hospital General de Castellón y responsable de Tecnologías de la Sociedad Española de Reumatología.

Los últimos avances que se están aplicando en Tecnologías de la Información (TIC) en Reumatología están centrados en el desarrollo de aplicaciones específicas basadas en smartphones o multiplataforma, así como el uso de la conectividad, que permiten las redes sociales y la computación en la nube (cloud computing).