Oximesa refuerza instalaciones de gases medicinales de hospitales de Madrid para el Covid-19

Por ser una de las regiones más afectadas por la pandemia

Guardar

Sin título
Sin título
La compañía Nippon Gases Oximesa ha comunicado que reforzó las instalaciones de gases medicinales en varios de centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid para atender a pacientes del nuevo coronavirus (Covid-19) durante los próximos días.

Siendo esta comunidad autónoma, hasta la fecha, la más afectada, "las labores de instalación y suministro de depósitos criogénicos, canalizados y tomas de administración de oxígeno medicinal se han ido sucediendo en diferentes escenarios", detalla dicha entidad.

Así, el pasado 5 de abril, Oximesa señala que finalizaron "los trabajos en la instalación provisional, ejecutada por la Unidad Militar de Emergencias (UME), dentro del recinto del Hospital Universitario Gregorio Marañón, donde quedaron listos para su utilización puntos de administración de oxígeno para afrontar el incremento de demanda del centro hospitalario".

Siguiendo el dimensionado de la instalación, en función del diseño del espacio y cumpliendo con la legislación vigente, Oximesa indica que "realizó en un tiempo récord la instalación de dos depósitos criogénicos portátiles para afrontar el suministro de oxígeno medicinal".
En centros de Fuelabrada y Leganés
De forma paralela, dicha compañía explica que llevó a cabo "la instalación para el suministro de oxígeno medicinal en el Hospital de Campaña de Fuenlabrada, dentro del centro sanitario de esta localidad, permitiendo ampliar el abastecimiento de oxígeno medicinal a más camas destinadas a la atención de pacientes no críticos".

Esta instalación proporciona el gas medicinal, mediante el empleo de dos depósitos criogénicos portátiles, forma de suministro validada previamente tanto por personal del centro hospitalario como del servicio de ingeniería de la multinacional japonesa.

Asimismo Oximesa concreta que efectuó las obras necesarias para habilitar un hospital de campaña en el Polideportivo Carlos Sastre de Leganés, a escasos 300 metros del Hospital Universitario Severo Ochoa. En estas instalaciones, puestas a disposición por el consistorio de la localidad, instaló un tanque criogénico de 5.000 litros junto con sus evaporadores, así como canalización y puntos de suministro de oxígeno para 120 camas.