Merck ve en el Big Data una "gran esperanza" para los modelos predictivos de respuesta ovárica

En el marco de la jornada ‘Diálogos en Reproducción’

Guardar

La compañía farmacéutica Merck ha celebrado en Barcelona la jornada 'Diálogos en Reproducción', en la que se abordó el uso del Big Data en la predicción de la respuesta ovárica, "uno de los caballos de batalla en el terreno de la fertilidad" y que, según la empresa, supone una "gran esperanza" en este ámbito, ya que "permitirá obtener algoritmos útiles para la mayoría de mujeres", si bien "cada paciente es diferente, y este método aún debe demostrar totalmente su validez".

merckSegún indican desde el laboratorio, para predecir la respuesta ovárica hasta el momento se han empleado marcadores individuales como la edad, la hormona estimulante del folículo (FSH), el recuento de folículos antrales y el volumen ovárico, así como algoritmos predictivos a partir de la combinación de los marcadores individuales.

Sin embargo, "ninguna de las dos opciones (marcadores individuales y modelos predictivos) ha demostrado una eficiencia completa", según lamenta el moderador de la jornada y médico adjunto del Programa de Reproducción Asistida del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau-Fundación Puigvert de Barcelona, el doctor Pere Parés.

En este sentido, este facultativo señaló como posible alternativa para mejorar la capacidad predictiva de la respuesta ovárica al Big Data. "Actualmente, aplicado en otros campos, podría ser el futuro en este aspecto, si bien hay que ser prudentes, ya que aún debe demostrar totalmente su validez", pronosticó. Asimismo, indicó que, gracias al Big Data, "se podrán obtener algoritmos útiles para la mayoría de mujeres, aunque cada paciente es diferente".
'Freeze all' y preservación de la fertilidad en pacientes oncológicas
El uso del Big Data en la predicción de la respuesta ovárica, precisó Pere Parés, partirá de la información albergada en registros automatizados sobre aspectos clínicos de la práctica diaria en el terreno de la reproducción asistida -datos genéticos, físicos, ambientales, etc.- lo que permitirá analizar los datos de millones de pacientes de forma conjunta, con el objetivo de obtener "algoritmos con patrones más predictivos para la aplicación de una medicina más personalizada".

Por otra parte, en el transcurso de la jornada organizada por Merck, se abordó otra de las tendencias en reproducción asistida, el 'freeze-all', técnica de fecundación in vitro en la que "se congelan todos los embriones obtenidos y se transfieren en un ciclo posterior al de la obtención de los óvulos", según Parés, que indicó que, aunque "parece que la tasa de implantación es más alta mediante 'freeze-all'", por el momento "no hay estudios concluyentes" de que sea mejor que la transferencia en fresco.

Asimismo, se trató la detección de anomalías cromosómicas en los embriones mediante screening genético preimplantacional (PGS), especialmente en los casos de riesgo alto de aneuploidía (mujeres con abortos recurrentes o fallos de implantación repetitivos, y/o edad avanzada), ya que "al aplicar el PGS en los embriones de FIV se logran mejores tasas de implantación, menos casos de abortos y, en definitiva, hay más probabilidades de obtener un bebé sano", en palabras de este profesional sanitario.

Finalmente, Parés resaltó que la mejora de las técnicas también contribuye a la preservación de la fertilidad en mujeres con cáncer. "Antes de que a la paciente oncológica se le administre la quimioterapia, podemos hacer una estimulación ovárica rápida, sin necesidad de retrasar el tratamiento oncológico, obteniendo una cantidad importante de ovocitos que le permita ser madre en el futuro", explicó.