Juan Abarca
Juan Abarca

Malestar del IDIS por la dualidad de la historia clínica

Defiende la historia clínica única frente al Plan de Acción del Consejo Interterritorial

Guardar

El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), entidad constituida por la mayoría de las empresas sanitarias de titularidad privada de España presidido por Juan Abarca, ha manifestado su malestar por la reforma planteada para la mejora de la atención a través de una historia clínica única al advertir que el acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, en el Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria, no tiene en cuenta, al parecer, los datos recogidos por los servicios privados de salud.

El pronunciamiento de la Fundación IDIS se produce en relación con el Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria para el 2022 y el 2023 aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y, más en concreto, con el ámbito de actuación previsto para la digitalización de los datos que contempla dicho plan.

En relación con tal planteamiento, la Fundación IDIS manifiesta que el sector sanitario privado atiende hoy a 11 millones de personas (contando con losmutualistas): si se desprecian esos datos para la estrategia de digitalización, se está dejando fuera del sistema a más del 20% de la población española, creándose de inicio un sesgo que conllevará arrastrar las ineficiencias que hoy tenemos y a las que es clave hacer frente para una mejora de la atención real.

Compartir datos de salud

Asimismo señala que los beneficios de la implantación de sistemas de información, a través de los cuales se puedan compartir los datos de salud de los ciudadanos -siempre con su autorización y respetando la privacidad de los mismos-, son obvios para una atención de más calidad, evitando duplicidades y facilitando el tránsito del paciente por el sistema sanitario; esto se traduce en una continuidad asistencial entre sistemas, sobre la que entiende el IDIS que debería apoyarse cualquier estrategia de mejora en adelante.

Además, añade, una historia clínica interoperable solo existirá con la armonización de todos los datos de los pacientes. Y esos datos provienen no únicamente de los centros de atención sanitaria pública, sino de los servicios de atención sanitaria privada, de los centros de atención socio-sanitaria públicos y privados o de las propias farmacias, agentes todos ellos a tener en cuenta puesto que son parte de la infraestructura de salud en nuestro país.

Finalmente, la Fundación IDIS recuerda que ha defendido desde su nacimiento el aprovechamiento de los recursos -y ese es uno de los beneficios de que los sistemas sean interoperables- viene trabajando en un proyecto en los últimos dos años para la disponibilidad de un sistema de historia clínica única dentro del propio sector, que será realidad en el año 2022. Solo sumando esfuerzos y multiplicando voluntades podrá hacerse frente a la creciente demanda asistencial en un entorno cambiante y poco favorable.

En definitiva, desde la Fundación IDIS se considera esencial una actuación para la consecución de una historia clínica única puesto que el paciente es único, pero es injustificable que se excluya de los planes previstos a los servicios sanitarios privados. La complejidad del propio sistema, por la diversidad de infraestructuras tanto del sistema sanitario como socio-sanitario (atención primaria, especializada, hospitales, residencias y farmacias) obliga a hacer un esfuerzo de integración de todos los recursos como fórmula para garantizar el funcionamiento de una historia digital única, cuyo impacto sería muy beneficioso tanto en la mejora de la atención al paciente como en la necesaria eficiencia del sistema. Es necesario apostar, de una vez por todas, por una continuidad asistencial basada en criterios de interoperabilidad de los servicios sanitarios y sociosanitarios teniendo en cuenta a todos los agentes implicados puesto que Sanidad somos todos.