ciberesp
ciberesp

Los niños prematuros tienen mayor riesgo de presentar dificultades cognitivas y motoras

Según investigadores del IRYCIS y el CIBERESP

Guardar

Los investigadores Javier Zamora y David Arroyo, ambos miembros de la Unidad de Bioestadística Clínica del Hospital Universitario Ramón y Cajal (IRYCIS) de Madrid y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), han participado en un estudio colaborativo internacional en el que se analizan los riesgos asociados con la prematuridad del recién nacido en diferentes evaluaciones cognitivas a corto y largo plazo.

Según los datos recogidos en esta investigación, publicada en la revista especializada British Journal of Obstetrics and Gynaecology (BJOG), se debe hacer una llamada de atención a los proveedores de asistencia sanitaria, y a los responsables de políticas sanitaria y educativas, para que se considere que la prematuridad de los niños puede afectar a su desarrollo futuro y que estos problemas persisten durante los años escolares.

Los datos consultados por el IRYCIS y el CIBERESP estiman que cada año nacen unos 15 millones de niños prematuros en todo el mundo y cerca de 35.000 sólo en España. Entre las complicaciones más graves que pueden sufrir los menores a corto plazo, se incluyen los problemas respiratorios, las infecciones y la hemorragia cerebral. Además, a largo plazo, estos niños tienen un mayor riesgo de padecer trastornos cognitivos, motores y de comportamiento.

Para Javier Zamora, "estos resultados ponen de relieve la necesidad crucial de que padres, cuidadores y docentes reconozcan la necesidad de apoyo en aspectos sociales, académicos y de comportamiento en las edades de la escuela Primaria y Secundaria para los niños nacidos pretérmino, ya que el desarrollo general del niño depende del apoyo brindado para maximizar su potencial".
Finalización de la gestación
Por su parte, la ginecóloga del Hospital Universitario Ramón y Cajal, la doctora Irene Pelayo, explica que en determinadas ocasiones, sí existe alguna condición materna o fetal que justifique que los ginecólogos se vean obligados a terminar precozmente el embarazo".

En este contexto, esta facultativa añade que "este estudio se constata cómo el momento de la finalización de la gestación puede influir en el neurodesarrollo posterior del niño a corto, medio y largo plazo". Por tanto, en estos casos, subraya, "se deberá sopesar minuciosamente los beneficios de inducir el parto antes del término frente a un posible efecto adverso materno-fetal intraútero".