La vacuna rusa contra la Covid-19 es eficaz casi al 92%, también en mayores de 60, según The Lancet

En realción con un análisis provisional de datos del ensayo en Fase III

Guardar

Sputnik-muestra-eficacia-tercera-clinicos_1419168198_16183802_1200x675 (1)
Sputnik-muestra-eficacia-tercera-clinicos_1419168198_16183802_1200x675 (1)
Un análisis provisional de los datos del ensayo en Fase III de la vacuna rusa contra la Covid-19 (Sputnik V), publicado en la revista The Lancet, muestra que un régimen de dos dosis ofrece una eficacia del 91,6 por ciento contra la enfermedad sintomática; una protección que en mayores de 60 años es muy parecida y se eleva al 91,8 por ciento.

Estos resultados preliminares se basan en el análisis de los datos de casi 20.000 participantes, de los cuales tres cuartas partes recibieron la vacuna y una cuarta parte, un placebo. Este ensayo incluyó a 2.144 participantes mayores de 60 años y la eficacia de la vacuna fue del 91,8 por ciento en este grupo: la misma fue bien tolerada y los datos de seguridad de 1.369 de estos adultos mayores revelaron que los efectos adversos más comunes fueron los síntomas gripales y la reacción local.

Estos coinciden con la mayoría de los efectos adversos notificados en los otros grupos, que, en general, fueron también leves; los graves (los que requirieron ingreso hospitalario) fueron escasos tanto en el grupo de placebo (0,4%) como en el de la vacuna (0,2%).

Ninguno, dicen los autores, se considera asociado a la vacunación; se notificaron cuatro muertes en este ensayo, ninguna de las cuales se cree relacionada con la vacuna. En un comentario asociado a esta investigación, Ian Jones, que es miembro de la británica Universidad de Reading, y Polly Roy, que forma parte de la también británica London School of Hygiene & Tropical Medicine (que no participaron en este estudio), afirman que "el desarrollo de la vacuna Sputnik V ha sido criticado por una premura impropia, atajos o falta de transparencia", pero el resultado que aquí se presenta "es claro y se demuestra el principio científico de la vacunación".
Efecto protector a los 16 o 18 días
La Gam-COVID-Vac o Sputnik V es una vacuna de dos partes que incluye dos vectores de adenovirus -rAd26-S y rAd5-S- que fueron modificados para expresar la proteína S del SARS-CoV-2. Los adenovirus también están debilitados para que no puedan replicarse en las células humanas y no puedan causar la enfermedad. Esta técnica se utilizó anteriormente y su seguridad se confirmó en varios estudios clínicos, recuerda The Lancet en una nota.

Como parte de sus análisis secundarios, los autores exploraron la eficacia contra la Covid-19 moderada o grave. A los 21 días de la primera dosis, no hubo ningún caso de la Covid-19 moderado o grave en el grupo de la vacuna y 20 casos en el grupo del placebo, lo que equivale a una eficacia del 100 por cien contra la Covid-19 moderada o grave.

Aunque este estudio no se diseñó para evaluar la eficacia de un régimen de dosis única, los resultados apuntan a la aparición temprana de un efecto parcialmente protector entre los 16 y 18 días después de la inmunización con una dosis única; el equipo recibió recientemente la aprobación para investigar la eficacia de una única dosis.

Los autores pone de manifiesto, además, la necesidad de realizar más investigaciones para estudiar la vacuna en adolescentes y niños y en embarazadas. Este ensayo está en curso y pretende incluir a un total de 40.000 participantes.

La vacuna rusa fue autorizada, además de en Rusia, en otros 14 países, entre ellos Hungría, Argelia, Serbia, Argentina, Bolivia, Venezuela, Paraguay, Turkmenistán, Bielorrusia, Kazajistán, Emiratos Árabes Unidos e Irán. Y se interesaron por ella República Checa, México y Sri Lanka.