Rioja Salud.IMG_0416
Rioja Salud.IMG_0416

La Rioja comienza la instalación de un acelerador lineal para diagnosticar y tratar el cáncer

Gracias a un acuerdo con la Fundación Amancio Ortega

Guardar

Los trabajos de instalación del primer acelerador lineal que el sistema público de salud de La Rioja incorporará para el diagnóstico y tratamiento del cáncer han comenzado este viernes, 20 de abril, y se prevé que el aparato esté operativo en tres meses.

Según la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Rioja, cerca de 1.600 pacientes podrán ser tratados cada año gracias a la incorporación de estos dos nuevos equipos de última generación. Está previsto que la instalación se prolongue durante las próximas semanas y que el nuevo acelerador esté operativo en un plazo máximo de tres meses. Estos dos nuevos aceleradores son fruto de un acuerdo firmado entre el Ejecutivo regional y la Fundación Amancio Ortega.

Por otra parte, las obras de instalación del segundo acelerador comenzarán a finales de verano y el nuevo equipo quedará emplazado en la Unidad de Oncología Radioterápica a finales de año, terminando el proceso de incorporación de los equipos. Los dos nuevos aceleradores lineales realizarán diagnósticos "más precisos y tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración", según la Consejería del Ejecutivo regional.

En este sentido, los nuevos equipos permitirán realizar procedimientos localizados, como la cirugía y la radioterapia, en detrimento de tratamientos sistémicos, como la quimioterapia. Más de 5.000 pacientes son atendidos cada año en la Unidad de Oncología Radioterápica y, de ellos, 1.600 reciben tratamiento con aceleradores. Además, los nuevos equipos van a permitir tratar a pacientes procedentes de País Vasco, Navarra y Castilla y León, debido a los convenios suscritos por sus respectivas comunidades autónomas con la Administración riojana.