La Pediatría demanda que la práctica clínica incorpore la investigación en el uso diario

Según los asistentes a una jornada de Amife y AEP

Guardar

in-ped4
in-ped4
En la jornada 'Enamorados de la investigación Pediátrica', organizada por las asociaciones de Medicina de la Industria Farmacéutica (Amife) y la Española de Pediatría (AEP), con la colaboración del Hospital Universitario de La Paz de Madrid, el jefe de Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica de este mismo centro, el doctor Antonio Pérez, ha destacado que “la Pediatría, en este momento, demanda que la práctica clínica incorpore la investigación como una herramienta de uso diario porque los retos a los que nos enfrentamos en enfermedades de mal pronóstico, como el cáncer en los niños y otras enfermedades raras, necesitan que la investigación sea algo rutinario y no excepcional".

En concreto, este especialista añadió que "hay un momento de inflexión en el tratamiento del cáncer en general y del cáncer infantil en particular y aparecen nuevos tratamientos, como la inmunoterapia, donde las propias células del paciente se convierten en medicamento. Si entendemos cómo funcionan y cómo reconocen a las células tumorales y sus mecanismos de control, podemos modificarlas para darles ventajas fisiológicas que las potencien para que puedan controlar la enfermedad”.

Por su parte, la jefa de la Unidad de Investigación Clínica del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, la doctora Joana Claverol, comentó que “ya han pasado más de 10 años desde el importante cambio de regulación de la investigación pediátrica en Europa, en 2007. Este Reglamento ha obligado a los fabricantes a investigar y desarrollar medicamentos para responder a las necesidades terapéuticas específicas de los niños. Hay más indicaciones, nuevas fórmulas farmacéuticas y nuevos medicamentos para enfermedades donde antes no había ninguno, pero no es suficiente”.

En esta línea, dicha investigadora resaltó que “todavía hay muchas enfermedades sin ninguna opción, huérfanas. En la Oncología Pediátrica, por ejemplo, estamos con tratamientos de hace más de 20 años. La innovación aún no ha llegado a la Oncología Pediátrica y se están utilizando tratamientos de adultos muy agresivos que dejan secuelas”.
Por debajo de la investigación en adultos
"En los últimos 80 años, el cáncer infantil ha pasado de ser una enfermedad incurable, a empezar a curar a muchos niños combinando quimioterápicos, la cirugía y la radioterapia. Actualmente, hemos alcanzado un techo terapéutico alrededor del 76 por ciento en nuestro medio, ya que curamos más niños de los que mueren, pero no curamos a todos”, destacó Antonio Pérez, quien impartió la ponencia 'Innovando: Investigación con Terapias avanzadas (CART-S) en cáncer infantil'.

La presidenta de la AEP, la doctora María José Mellado, subrayó que “aunque se ha avanzado mucho, en investigación pediátrica seguimos estando muy por debajo de la investigación que se realiza en adultos, por lo que uno de los objetivos es transmitir a los responsables que se cree un marco específico que impulse y financie, de forma independiente, esta investigación”.