La OMS ofrece orientación sobre equipos de radioterapia para combatir el cáncer

Con la publicación de una nueva guía técnica

Guardar

oms
oms
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que sus nuevas orientaciones, y del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), sobre la adquisición de equipos de radioterapia podrían mejorar el acceso a esta opción de tratamiento del cáncer que "salva vidas" y que todavía falta en muchas partes del mundo.

La nueva guía técnica tiene como objetivo garantizar que la selección de equipos de radioterapia sea apropiada para los contextos del país y de las instalaciones de salud, que el tratamiento se administre de manera segura, que se mantenga la calidad y que los servicios sean sostenibles.

Esta publicación está dirigida a físicos médicos, ingenieros biomédicos y clínicos, oncólogos radioterapeutas, oncólogos y cualquier otra persona con la responsabilidad de fabricar, planificar, seleccionar, adquirir, regular, instalar o utilizar equipos de radioterapia. Así, se desarrolló como parte de la colaboración en curso entre la OMS y el OIEA para fomentar la seguridad y la calidad en el uso médico de la tecnología de las radiaciones.

Más del 50 por ciento de los pacientes con cáncer requieren radioterapia y se usa con frecuencia para tratar los tipos más comunes, como el de mama, cervical, colorrectal y de pulmón. Sin embargo, la OMS indica que "el acceso a la radioterapia es inadecuado, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos".
Disponibilidad en países de África
"Los datos del OIEA muestran que alrededor de un tercio de los países todavía no tienen radioterapia disponible, de los cuales, 28 están en África", señala la directora de la División de Salud Humana del OIEA, May Abdel-Wahab. "Muchos de ellos se beneficiarían de un mayor acceso a los servicios de radioterapia. La clave es adaptar las soluciones de Oncología radioterápica a la situación sobre el terreno, respaldadas por una infraestructura de seguridad adecuada", puntualiza.

Los tipos de equipos de radioterapia cubiertos por esta guía incluyen máquinas de radioterapia de haz externo (tanto Cobalt-60 como aceleradores lineales), dispositivos de braquiterapia que aplican fuentes de radiación directamente a los tumores y dispositivos de imágenes complementarios como simuladores de tomografía computarizada (TC) o convencional, así como otras herramientas esenciales para un funcionamiento seguro y control de calidad. Dependiendo del tipo de máquina de radioterapia, la necesidad de infraestructura y profesionales especializados, así como de garantía de calidad y mantenimiento, puede variar.

"Si bien las interrupciones de los equipos de radioterapia son anteriores a la Covid-19", expone el director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS, el doctor Bente Mikkelsen, "se han agravado durante la pandemia debido a fallas en las cadenas de suministro mundiales y barreras a la libre circulación de personal técnico personal de servicio. Cualquier mejora que reduzca las interrupciones puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de los pacientes cuyos tumores continúan creciendo mientras esperan el tratamiento".