EY
EY

La inflamación intestinal supone unos coste anual de 1.083 millones de euros en España

SEGÚN UN Informe de EY sobre la enfermedad

Guardar

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) ha ganado relevancia en los últimos años, dado el incremento en el número de casos, principalmente entre adultos jóvenes y el alto impacto social y económico que genera, además la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn, principales formas de la EII, generan un coste económico en España que asciende a 1.083 millones de euros anuales, según un informe de Ernst & Young (EY).

Así lo refleja el estudio 'Enfermedad Inflamatoria Intestinal: situación actual y retos asistenciales', elaborado por EY con la colaboración del Grupo Español de Trabajo de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU), el Grupo Enfermero de Trabajo en EII (GETEII) y la Confederación de Asociaciones de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de España (ACCU España).

El informe pone de manifiesto también que en los países europeos el diagnóstico de estas enfermedades, que se inicia en atención primaria y se confirma en la atención especializada, es en muchos casos tardío: el 28 por ciento de los pacientes tardan entre uno y cinco años en ser diagnosticados y en casi el 20% de los casos el periodo se alarga más de cinco años.

El social líder de Ciencias de la Salud de EY en el Mediterráneo y líder global de Reembolso y Acceso a Mercado de la Firma, Silvia Ondategui-Parra, señala que “la complejidad de estas patologías hace necesaria una atención en la que intervengan diferentes profesionales y en la que se haga un seguimiento continuo del paciente para reducir el riesgo de complicaciones”".
Retos y acciones de mejora
El estudio identifica los principales retos actuales y las acciones necesarias para mejorar la atención al paciente con EII e incrementar la eficiencia. Entre ellas, se encuentran promover el desarrollo de unidades especializadas que presten una atención integral y multidisciplinar y que incorporen a su vez servicios complementarios como la atención nutricional y emocional, muy relevantes, según los expertos, para mejorar los resultados y la calidad de vida del paciente.

Por otro lado, teniendo en cuenta el perfil joven de los pacientes, desde la Junta Gallega señalan que "se debe seguir impulsando la introducción en el proceso asistencial de herramientas TIC que faciliten el seguimiento del paciente, la predicción de brotes y mejoren la adherencia al tratamiento, punto clave dado que, como se recoge en el estudio, 1 de cada 3 pacientes abandona el tratamiento por decisión propia".