La Fundación Tecnología y Salud hace balance de su actividad y destaca su Proyecto Flebitis Zero

Presenta su 'Memoria Anual 2015'

Guardar

fundacion_tecnologia_salud
fundacion_tecnologia_salud
La Fundación Tecnología y Salud, entidad promovida por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN), ha hecho pública su 'Memoria Anual 2015', a través de la cual hace balance de su actividad durante el último año y destaca algunas acciones como el 'Proyecto Flebitis Zero'.

Según expone la mencionada organización, el citado documento, que "refuerza el compromiso de transparencia con los grupos de interés y permite evaluar su evolución en el tiempo", recoge las distintas acciones desarrolladas. A través de las mismas "se pretende poner en valor la Tecnología Sanitaria y los beneficios que aporta para mejorar la calidad del sistema y garantizar su sostenibilidad y mejora continua", explica.

"La Fundación ha continuado avanzando en el desarrollo de un plan estratégico para la educación en salud con el objetivo de sensibilizar a pacientes, profesionales, Administración y población en general sobre el papel clave que juega la tecnología en materias como la prevención, el diagnóstico precoz, la adherencia al tratamiento y la gestión, además de en la atención adecuada de la enfermedad", continúa la misma.
Comunicación precisa, transparente y responsable
A juicio del presidente de la Fundación Tecnología y Salud, José Luis Gómez, el documento referido sirve para "una comunicación precisa, transparente y responsable". "En línea con uno de sus fines, como es la promoción del uso adecuado de las tecnologías sanitarias y el desarrollo de metodologías para mejorar la seguridad de profesionales y pacientes, ha iniciado su participación en el 'Proyecto Flebitis Zero', liderado por la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH), que ha sido incluido por el Ministerio de Sanidad en su estrategia 2015-2020", insiste la organización.

"El objetivo de este proyecto es reducir la incidencia de inflamaciones en las venas derivadas de la inserción de catéteres, un efecto adverso de la atención sanitaria ligada a la terapia intravenosa que, en ocasiones, deriva en alta mortalidad y morbilidad", prosigue la Fundación, que añade que también participó "como experto en la puesta en marcha del Plan Estratégico para reducir la resistencia a los antibióticos, liderado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS)".

En este contexto, la Fundación Tecnología y Salud recuerda que publicó el 'Plan de Lucha contra las Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria (IRAS)', mediante el cual FENIN propone "la utilización racional de los recursos, minimizando estas infecciones y mejorando la calidad de los servicios sanitarios, que permita obtener mejores resultados de salud".
Plan de Lucha contra las Infecciones Relacionadas con la Asistencia Sanitaria
"El Plan está dirigido a todos los agentes relacionados con la prevención, control y gestión de las IRAS, así como a los pacientes afectados por ellas y al conjunto de los ciudadanos en general", declara la Fundación, que señala que en el proceso de transformación de la realidad social y sanitaria que se atraviesa, "el papel que ejercen los pacientes debe tener mayor relevancia, ya que de este modo mejorará su implicación y responsabilidad en la mejora y cuidado de su salud".

En este sentido, la Fundación Tecnología y Salud indica que se desarrolló la primera edición del 'Encuentro de la Fundación con los pacientes', "una cita en la que se puso de manifiesto la importancia e impacto de la participación del paciente en la toma de decisiones sobre su tratamiento". Además, elaboró el decálogo 'El reto es el Paciente', "en el que se recogen propuestas fundamentales como son su formación, su responsabilidad en el cumplimiento y adherencia al tratamiento, y su conocimiento sobre lo qué es y aporta la Tecnología Sanitaria, y de este modo poder acercarse a uno objetivo clave: situar al paciente en el centro del sistema".

"El principal reto de futuro es trabajar junto con los profesionales sanitarios, la Administración y los pacientes para diseñar y desarrollar un nuevo modelo de atención sanitaria que tenga en cuenta las nuevas necesidades de una sociedad cada vez más envejecida y las nuevas herramientas que ofrece la Tecnología Sanitaria aportando calidad, seguridad y eficiencia en los procesos asistenciales, permitiendo su evolución y mejora continua", concluye la secretaria del Patronato de la Fundación, Margarita Alfonsel.