imagen-foro-debate-big-data
imagen-foro-debate-big-data

La Fundación Pfizer celebra su XIII Foro de Debate Social con un análisis sobre Big Data en Salud

Bajo el título de ‘Privacidad y Seguridad. Oportunidades y Riesgos del Big Data en Salud’

Guardar

Para analizar en profundidad los beneficios y riesgos que supone el Big Data en Salud y obtener un conocimiento adecuado sobre cómo salvaguardar la privacidad de los usuarios y aportarles mayor seguridad, la Fundación Pfizer ha celebrado su XIII Foro de Debate Social: ‘Privacidad y Seguridad. Oportunidades y Riesgos del Big Data en Salud’.

La patrona de la Fundación Pfizer, Concha Serrano, destacó que "con foros como este, queremos ayudar a que se comprenda el funcionamiento de la tecnología aplicada a la salud. Desde la Fundación Pfizer creemos en la evolución de la medicina gracias al desarrollo tecnológico. Las tecnologías actuales aceleran y transforman el conocimiento sobre el ser humano y todo lo relacionado con el amplio campo de la clínica".

Según se apuntó en el debate, la tecnología digital ha logrado crear un nuevo entorno en el que se pueden desarrollar ideas y proyectos nuevos y diferentes a lo que conocíamos hasta ahora, es decir, "se ha creado un nuevo mundo digital", indicó el profesor, abogado y consultor de estrategia digital, Borja Adsuara.

Adsuara afirma, además, que "el desafío más importante es conciliar el libre flujo de datos, sin el que no puede funcionar el mundo digital, con el respeto de la privacidad y la protección de datos. Tiene que quedar claro que lo que realmente hay que proteger es la identidad de las personas, no todos los datos en sí mismos. Así pues, el reto está en una disociación, anonimización, pseudonimización o agregación suficientemente seguras".

De igual manera, el encuentro sirvió para que los profesionales debatieran sobre la adecuación de las leyes a estos nuevos tiempos de uso del Big Data. "Si bien es cierto que la tecnología va siempre por delante de las leyes, estas tienen que aportar seguridad jurídica donde no llega la seguridad tecnológica. Las leyes no pueden evitar que se produzcan violaciones de la privacidad de los pacientes (de sus datos), pero sí puede "protegerles" obligando a adoptar medidas diligentes de seguridad tecnológica, procedimientos seguros de disociación o anonimización de los datos e indicando el responsable y la sanción para el caso de que dichas vulneraciones se produzcan", argumentó Borja Adsuara.