La Fundación de Investigación de Valencia crea una aplicación para la estimulación en Alzheimer

El 21 de septiembre se celebra el Día Mundial de esta enfermedad

Guardar

fisabio
fisabio
La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha anunciado que un investigador de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO) desarrolló recientemente una aplicación informática para la estimulación funcional y cognitiva de pacientes con Alzheimer.

app_alzheimerCon motivo de la celebración este lunes, 21 de septiembre, del Día Mundial de esta enfermedad, la cartera sanitaria del Gobierno de esta comunidad autónoma, que informa de que los doctores que lideraron este grupo de investigación fueron José Manuel Moltó, Jorge Santonja, Manuel Llorca y Jordi Linares, manifiesta que esta herramienta tecnológica se indica para dispositivos móviles y tabletas, aunque actualmente "se encuentra en fase de desarrollo de prototipo".

"Contribuirá a la mejora de la estimulación funcional y cognitiva de los pacientes con Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas", continúa la Administración sanitaria del Ejecutivo valenciano, que añade que "pretende recrear de manera virtual el día a día del paciente, centrándose en aspectos clave como el autocuidado, las tareas domésticas, la compra o la alimentación".

El objetivo es "ayudar en la rehabilitación funcional del paciente en la ejecución de estas actividades", prosigue la Consejería de Sanidad regional, al tiempo que informa de que esta aplicación "propone una serie de ejercicios con un grado de dificultad adecuado a su nivel cognitivo, utilizando un formato de videojuego y aprovechando imágenes, audios y músicas personalizados para cada paciente".

A juicio de Moltó, "es importante que los pacientes trabajen funciones sencillas como caminar, peinarse, vestirse o guardar una camisa en el armario", ya que a través de estas actividades funcionales "ejercitarán indirectamente destrezas como el cálculo, el lenguaje y la memoria". La meta es ayudar "a que el paciente mantenga durante el máximo tiempo posible su capacidad para resolver problemas cotidianos", concluye.