La EMA y la Red de Evaluación de Tecnología Sanitaria publican su plan de trabajo conjunto

para los próximos tres años

Guardar

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Red Europea para la Evaluación de Tecnología Sanitaria (EUnetHTA) han publicado su plan de trabajo conjunto 2017-2020, en el que señalan las áreas de colaboración claves para estas dos organizaciones durante los próximos tres años.

Guido Rasi Guido Rasi

Dicha cooperación entre ambas entidades, que comenzó en el año 2010, tiene por objetivo aprovechar las sinergias existentes entre la evaluación regulatoria y la de la tecnología sanitaria, a lo largo del ciclo vital de un medicamento, respetando sus diferentes competencias.

El objetivo general, según detalla la EMA, es mejorar la eficiencia y la calidad de los procesos y garantizar la comprensión mutua y el diálogo sobre las necesidades de evidencia científica, a efectos de facilitar un mejor acceso a los medicamentos para los pacientes en la Unión Europea (UE).

"Los reguladores e instituciones de evaluación de tecnología sanitaria tienen diferentes responsabilidades en lo relativo a a los medicamentos", señala el director Ejecutivo de la Agencia, Guido Rasi. "Lo que nos une es el objetivo común de llevar al mercado fármacos de alta calidad que se dirijan a las necesidades no cubiertas de millones de pacientes en la UE", añade.
Sinergias
"Trabajando juntas, la EMA y la EUnetHTA ayudan a los desarrolladores de medicamentos a mejorar la investigación clínica y volverse más eficientes a la hora de generar la evidencia necesaria para la toma de decisiones", declara Guido Rasi.

Por su parte, el director de la Red, Wim Goettsch, señala que "este trabajo muestra un gran compromiso por ambas partes para hallar sinergias claras en sus actividades". "Creo que hay un sentimiento común de que estas actividades son esenciales para hacer nuestros procesos más transparentes, eficientes y oportunos para los pacientes, fabricantes y otros grupos de interés clave".

Entre los objetivos incluidos en el recién publicado plan de trabajo se incluyen aspectos como el diálogo y asesoramiento científico a desarrolladores de medicamentos a través de la plataforma de consultas conjunta de la EMA y la EUnetHTA, puesta en marcha el pasado julio; el intercambio de información acerca de la entrada en el mercado de nuevos medicamentos; y la generación de datos con carácter posterior a la autorización de comercialización.

Por otra parte, ambos organismos colaborarán también a la hora de explorar cómo los organismos reguladores y de evaluación tecnológica aplican los conceptos de necesidad médica no satisfecha e innovación terapéutica en busca de posibles sinergias.