La continuidad asistencial en Atención Primaria reduce los ingresos hospitalarios en un 9%

Según un estudio

Guardar

primaria_bmj
primaria_bmj
Un estudio publicado en la revista especializada 'The British Medical Journal (BMJ)' muestra que la continuidad asistencial en Atención Primaria reduce los ingresos hospitalarios en un 8,96 por ciento, mientras que los de alta continuidad de la atención en el primer nivel asistencial experimentaron un 12,49 por ciento menos.

Este trabajo de investigación, que cifra la alta continuidad asistencial en "más de 18 visitas durante el periodo del estudio", señala que los "hallazgos" obtenidos "sugieren que existe una oportunidad para mejorar la atención en Atención Primaria y reducir los ingresos hospitalarios entre los pacientes que más utilizan los servicios sanitarios".

"El motivo hay que hallarlo en el hecho de que cuando los pacientes solicitan una atención más continua, sus médicos podrían ser capaces de comprender mejor sus necesidades de salud dentro de las citas de tiempo limitado y, por lo tanto, proporcionar una atención más ajustada a las necesidades del paciente", continúa el estudio, que añade que "la continuidad de la atención también podría promover una relación más eficaz y de confianza entre pacientes y médicos".
Ganancia en adherencia
A juicio de los autores de este trabajo, "ayudar a una mejor comprensión de los problemas de salud y una mayor adherencia al curso del tratamiento prescrito" serían otras de las ventajas. "Estos beneficios se percibirían mayormente en aquellos pacientes que necesiten visitar al médico general con frecuencia", explican.

"Los ingresos en urgencias por estas patologías supusieron un gasto total de 1.420 millones de libras en Inglaterra en el periodo entre 2009 y 2010", prosigue la investigación, que agrega que "se ha centrado la atención principalmente en mejorar el acceso a la Atención Primaria, pero esto podría tener el efecto no deseado de reducir la continuidad de la atención".

Según el estudio, "la continuidad de la atención está disminuyendo en Inglaterra y su relación con los ingresos hospitalarios no está clara". No obstante, insiste en que "el cuidado continuo podría promover una relación más eficaz y de mayor confianza entre los pacientes y los médicos, lo que conduce a una mejor comprensión de los problemas de salud y una atención más adecuada".