La anemia persistente aumenta un 62% el riesgo de muerte en pacientes con insuficiencia cardiaca

Según un estudio del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol

Guardar

Un equipo de profesionales sanitarios del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol, de la localidad barcelonesa de Badalona, ha llevado a cabo un estudio de investigación por el que concluye que la anemia persistente "aumenta un 62 por ciento el riesgo de mortalidad en pacientes con insuficiencia cardiaca".

logo-vector-sociedad-espanola-de-cardiologiaSegún expone este trabajo, publicado en la Revista Española de Cardiología (REC), que pertenece a la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la anemia "es una comorbilidad frecuente en los pacientes con insuficiencia cardiaca, que puede llegar a afectar hasta al 50 por ciento de los casos". "Su impacto en el pronóstico del paciente es muy negativo", subraya.

"Se ha descrito hasta el doble de riesgo de mortalidad por cualquier causa, relacionado linealmente con los niveles bajos de hemoglobina", continúa el estudio, que añade que, no obstante, "actualmente, no se conocía si los cambios en el estado anémico a lo largo del tiempo influyen también en el pronóstico".
Trabajo con 1.173 pacientes
En este contexto, los profesionales del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol incluyeron en su trabajo a 1.173 pacientes consecutivos, "a los que se determinó la hemoglobina en la primera visita y a los seis meses". "Definimos la anemia como hemoglobina en los varones y en las mujeres, y clasificamos a los pacientes dependiendo del tipo de anemia", sostiene su autor principal, el doctor Carles Díez-López.

"Hasta el 47 por ciento de una cohorte de pacientes con insuficiencia cardiaca de la vida real presentan anemia según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y de ellos una quinta parte normalizan las cifras de hemoglobina en los primeros meses de seguimiento", prosigue el miembro de este centro sanitario catalán, que añade que "otro quinto de los pacientes no anémicos presenta anemia en la evolución, y hasta un tercio permanecerán anémicos en la evolución".

Por último, Carles Díez-López pone de manifiesto el hecho de que "la anemia en sí misma es un indicador del estado del paciente desde el punto de vista de la insuficiencia cardiaca". "En el estudio, el 24 por ciento de los pacientes resolvieron la anemia al recibir los tratamientos para la insuficiencia cardiaca", concluye.