25 Dr. Steegmann
25 Dr. Steegmann

Hematólogos españoles lideran un proyecto para prevenir efectos adversos en leucemia mieloide

En el tratamiento de la leucemia mieloide crónica

Guardar

Hematólogos del Grupo Español de Leucemia Mieloide Crónica (GELMC) se han puesto al frente de un proyecto pionero dirigido a la prevención de efectos adversos, en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica (LMC); tras quince años de experiencia, un panel de especialistas de la European Leukemia Net (ELN), con una importante representación española, elaboró el primer documento de recomendaciones sobre su gestión y prevención, documento ahora publicado en el último número de la revista Leukemia.

Doctor Juan Luis Steegmann Olmedillas

Este documento de consenso describe la cinética de aparición de dichos efectos adversos –con el fin de que el hematólogo esté vigilante- y aporta consejos sobre cómo evitarlos y tratarlos. En palabras del presidente del GELMC, de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), doctor Juan Luis Steegmann Olmedillas, “el tremendo éxito que han tenido los inhibidores de tirosina cinasa (ITC) en el tratamiento de la leucemia mieloide crónica (LMC) nos ha colmado de satisfacción respecto a su eficacia”.
Compromiso con la Epidemiología
En general, añade este especialista, los efectos adversos de los ITC “suceden precozmente, y la mayoría son fácilmente controlables o reversibles”. Sin embargo, prosigue, “casi un tercio de ellos se cronifica y no es desdeñable el peso final que pueden tener sobre la calidad de vida del paciente. Sólo una minoría se consideran graves”.

El doctor Steegmann lidera este proyecto que alberga una importante participación española. El GELMC, afirma, “no sólo busca aumentar la eficacia de los tratamientos con vistas a curar la LMC, sino que también está comprometido con la Epidemiología, tal y como demuestran nuestros trabajos en los registros poblacionales, y con la seguridad, algo que se refleja en la reciente publicación sobre manejo de riesgos cardiovasculares y en la puesta en marcha de un nuevo registro sobre efectos adversos”.