Gesida cuestiona la biopsia hepática para el pronóstico a largo plazo de VIH y VHC

En el Congreso sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas

Guardar

13 logogesida
13 logogesida


Una investigación del grupo de estudios de SIDA de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, SEIMC, y la Fundación para la Investigación y Prevención del Sida en España, FIPSE, pone en cuestión los resultados de la biopsia hepática como prueba de referencia en el pronóstico a largo plazo de los pacientes coinfectados por VIH y VHC.

El trabajo fue presentado como comunicación en el Congreso sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas, CROI, -el encuentro científico más importante del mundo en investigaciones y avances contra el SIDA-, celebrado recientemente en Boston, y que ha reunido a más de 4.000 investigadores y facultativos clínicos de todo el mundo. El estudio, liderado por el Dr. Juan Berenguer y en el que han participado especialistas de seis hospitales españolas y de GeSIDA, ha obtenido resultados muy relevantes en relación con la fiabilidad de las pruebas utilizadas para pronosticar a largo plazo las complicaciones de la hepatitis C en pacientes coinfectados por VIH y VHC.
La biopsia hepática
La hepatitis C continúa siendo la principal comorbilidad de los pacientes infectados por el VIH en nuestro medio. Hasta la fecha, la biopsia hepática ha sido la prueba de referencia para valorar la fibrosis hepática y establecer un pronóstico en pacientes con hepatitis C.

La biopsia hepática, sin embargo es un procedimiento invasivo, caro y no exento de complicaciones, por lo que en los últimos años se ha investigado mucho para desarrollar pruebas no invasivas, para valorar el estadio de fibrosis hepática como la elastografía de transición y diferentes índices elaborados a partir de pruebas de laboratorio habituales.

Aunque tanto la elastografía como los índices no invasivos han mostrado gran fiabilidad diagnóstica, y de hecho han reemplazado a la biopsia hepática en muchos centros para valorar la fibrosis en pacientes con hepatitis C, existe muy poca información sobre la capacidad pronóstica de estas técnicas no invasivas.
Hallazgos de la investigación e implicaciones
Todos los estudios estadísticos demostraron que el índice FIB-4 tenía una capacidad para predecir el pronóstico significativamente superior a la de la biopsia hepática. Según los autores, la explicación más plausible para explicar la mejor capacidad pronóstica del FIB4 que la de la biopsia hepática, reside en que esta última permite evaluar la estructura hepática pero no la función hepática. Sin embargo, el índice FIB-4 permite valorar la función hepática y esto, el último término, supone una ventaja a la hora de establecer un pronóstico

Los resultados de estudio cuestionan el papel de la biopsia hepática como prueba de referencia para establecer un pronóstico a largo plazo en los pacientes coinfectados por VIH y VHC. Para este fin es más fiable el índice FIB-4 que ha sido elaborado específicamente para este grupo de población y que resulta muy sencillo de calcular a partir de unos pocos datos clínicos y de laboratorio