GEICAM ofrece datos de palbociclib en mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama metastásico

Aplicado con terapia hormonal

Guardar

El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) ha participado en el estudio en Fase III PALOMA-2, el cual estuvo protagonizado por el principio activo palbociclib y su aplicación con la terapia hormonal letrozol en mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama metastásico, cuyos datos fueron presentados recientemente.

geicamSegún expone este grupo de profesionales sanitarios centrado en el estudio de la mencionada enfermedad oncológica, los resultados del trabajo de investigación, que fueron publicados en la revista especializada The New England Journal of Medicine, muestran que la citada combinación terapéutica consigue "por primera vez" que las mujeres en la situación descrita "vivan más de dos años sin progresión".

"La combinación de palbociclib y letrozol incrementa la supervivencia libre de progresión en más de 10 meses en comparación con letrozol más placebo", continúa GEICAM, que añade que, "concretamente, un total de 21 hospitales españoles miembros de GEICAM ha probado este esquema terapéutico en 57 pacientes". "Hasta ahora ningún tratamiento había logrado una mediana de supervivencia libre de progresión superior a dos años en este tipo de pacientes", explica su presidente y segundo autor de este trabajo, el doctor Miguel Martín.

En este sentido, el máximo representante del grupo declara que "los resultados del PALOMA-2 confirman los resultados del ensayo en Fase II PALOMA-1, y demuestran que la combinación de dos medicamentos administrados por vía oral, palbociclib y letrozol, aporta un importante beneficio clínico en mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama avanzado o metastásico RE+/HER2-".

"Con esta investigación ahora ya contamos con resultados consistentes aportados por tres ensayos aleatorizados que demuestran que añadir palbociclib a una terapia endocrina prolonga significativamente la supervivencia libre de progresión en comparación con la terapia endocrina sola", prosigue Miguel Martín, que agrega que la misma "ha cumplido su objetivo primario".